Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lic. María Victoria Medina. Investigadora escriba una noticia?

Migrantes Venezolanos huyendo del COVID-19

14/05/2020 13:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con la llegada de la pandemia a esta región de las Américas, las medidas de confinamiento ordenadas por los Estados Nación han impedido trabajar a muchos migrantes ocupados en el sector informal de la economía

De acuerdo a declaraciones de la representante de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para la zona, Daniela Rovina: “Dependen de ingresos que son muy mínimos, del sector informal, o tienen trabajos precarios y temporales y carecen de protección social, licencia por enfermedad remunerada, no tienen cobertura social”, razón por la cual “ha aumentado el número de venezolanos que se han quedado sin hogar por los desahucios y cierre de albergues…lo que impacta negativamente en la percepción pública de los migrantes y refugiados”.

Es decir, los que ya eran invisibles para el sistema, ahora vendrán a representar una grave molestia. No obstante, enfatiza que esa plataforma de la ONU intenta “desarrollar mensajes de integración, de empatía y de tolerancia. El coronavirus no conoce de nacionalidades ni de países de origen, no discrimina a nadie, nos puede pasar a todos”, agregó.

Como Nación hemos desarrollado reflejos y capacidades ante adversidades en estas últimas 2 décadas, por más recetas cocinadas desde la CIA, que nos han hecho probar: calentamientos de calle, golpe de Estado, magnicidio, golpe suave, guerra psicológica, títeres autoproclamados con aura de poder-¿cuyo gobierno será en el inframundo?-, y un etcétera, que a estas horas continúa siendo pendiente inquietante sobre la mesa del blondo gobernante de los EEUU, pero sigue incólume nuestra soberanía y este pueblo resistiendo heroico.

Con la llegada del azote mundial proporcionado por un virus, mi Nación no la ha tenido fácil, pues pesa una sanción injusta e ilegal bajo la impronta yanqui, y un sistema de salud que, aunque haya ha tenido logros, como la Misión Barrio Adentro y los Centros de Diagnóstico Integral, que han presentado retrocesos en los últimos años, se mantienen en funcionamiento y serán claves en el escenario de esta atención sanitaria; a esto le sigue la caída de los precios del petróleo, recrudecido jaque al que se le une el bloqueo económico, sin embargo, podemos afirmar, que también la combatiremos con máxima eficiencia, pues tenemos una gran ventaja, la alianza geopolítica legado de Hugo Chávez, con Cuba y China, los dos países con mayor despliegue médico mundial desde el inicio de la pandemia, y que nos están colaborando con asistencia médica, equipos y suministros pertinentes.

Todas estas circunstancias propiciaron la cuarentena social parcial y luego total por el Estado venezolano, desde la hora 0, el 13 de marzo cuando se suscitaron los primeros   2 contagios, siendo uno de los primeros en las Américas en dictar la medida de aislamiento, casi en simultáneo con Italia, España, luego Francia, y, pocos días después, Argentina. Siendo la razón impoluta por la que se ha podido contener en intensidad esta curva, que ha seguido aplanada con un total de 9 fallecidos y 197 contagios para el 15 de abril.

Debido a esta decisión del Presidente Maduro, Venezuela ha sido ubicada como el país, que mejor ha combatido el Covid-19, puesto que “la tasa de recuperados es la más alta de la región con un 53%, por encima de Colombia, que solo alcanza el 7% y Brasil con un 0.8%”, de acuerdo a datos aportados por el Ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, quien además alegó, que las anteriores cifras se sustentan por el número de pruebas que realiza a la población, resaltando que en Venezuela, tanto las pruebas como el tratamiento contra el coronavirus son gratuitos, "las pruebas realizadas por millón de habitantes ubica a Venezuela primero con 6.045, por encima de Chile con 4.020, Perú con 2.116, Ecuador 1.284, Colombia 783 y Brasil 305 pruebas".

Otra distinción que ha sido plausible e inédita en esta contienda vírica mundial, ha sido la aplicación de encuesta para medir sintomatología del COVID-19, destinada a los 19.348.591 usuarios del sistema Patria, de los cuales 18.073.797 respondieron y arrojó que 139.645 presentaron síntomas asociados y para el 12ABR se habrían visitado 134.380 personas.

Contrario a la determinación radical asociada al aislamiento, recomendada incluso por la OMS, el resto de los países vecinos y de más allá, prolongaron la medida, aún cuando la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, había solicitado la intervención de la OMS, para coordinar con Colombia una serie de medidas para contener la propagación del coronavirus: “Atendiendo instrucciones del presidente Nicolás Maduro hemos solicitado la intervención de la Organización Mundial de la Salud para que intervenga en la ineludible coordinación entre el gobierno de Colombia y Venezuela derivada de la situación sanitaria en Cúcuta por el Covid-19”.

“Hemos activado los canales diplomáticos correspondientes con el sistema ONU para establecer las coordinaciones sanitarias debidas que posibiliten los controles requeridos para el combate de esta pandemia global. Exigimos responsabilidad al señor Iván Duque”, habría agregado en un mensaje publicado en sus redes sociales.

A pesar de ello, el mandatario colombiano habría omitido la petición, cerró de manera unilateral todos los pasos fronterizos con Venezuela y Ecuador el 14 de marzo y respondió, que toda coordinación ante la pandemia se realizará a través de la OMS, nunca mediante canales directos entre Caracas y Bogotá, ya que el habitante temporal de la casa de Nariño se niega a reconocer a Nicolás Maduro como presidente constitucional electo por un pueblo soberano. Colombia declaró el aislamiento preventivo obligatorio el 23 de marzo cuando sumaba 158 contagios, a la fecha, (15ABR) llega a 3.105 casos, fallecidos 131 y recuperados más de 400.

Con esperanzas y sueños buscan en su Patria, sobrevivir en torno a la pandemia

Finalmente, lo que la política no pudo hacer lo va terminar haciendo este virus, es decir, el Estado colombiano no pudo negar que en función del manejo y administración del brote en la zona de frontera, se tuvieron que generar canales de diálogo que no se habían planteados ni por dinámica consular ni por relación bilateral, siendo mediadora la Organización Panamericana de la Salud (OPS) entre las dos defensorías del Pueblo de estas naciones, que han coordinado flujos de indicadores epidemiológicos desde entonces, junto con los entes de salud respectivos.

A principios del mes de abril, el Ejecutivo Nacional, a través de su sistema migratorio, anunció que estará en capacidad de recibir a más de 15 mil connacionales, migrantes en Colombia, Ecuador y Perú, que deseen retornar a la patria, luego del rechazo de los gobiernos de estas naciones y la inasistencia social que conllevó al desalojo de las residencias que habitaban, así como el despido injustificado de sus empleos, garantizándoles protección social sin distingos políticos, sin embargo, una vez ingresen al país deberán cumplir la cuarentena preventiva en las zonas dispuestas para ello.

A consecuencia de ello, desde el 12 de abril, por la región zuliana han ingresado 1 mil venezolanos y más de 6 mil por la frontera colombiana con Táchira, contando con todas las atenciones necesarias, incluso, en esta zona, con la ubicación de un laboratorio móvil de bioanálisis, que procesa la prueba de descarte in situ, sin necesidad de envío a la capital venezolana, lo cual acortará el tiempo de detección.

Mientras tanto, desde EEUU, se han podido repatriar a 113 connacionales, que por la indolencia del gobernante de allá, no permitió el ingreso de CONVIASA a su nación, por tanto, tuvieron que movilizarse hasta Toluca (México) desde donde pudieron ser trasladados el 10ABR, siendo abordados con prueba rápidas de despistaje y, una vez, en suelo patrio, fueron sometidos a los protocolos de bioseguridad respectivos, estando todos en condición favorable de salud.

Por otro lado, en Ecuador, es tal la gravedad de la pandemia, que en los próximos meses las autoridades estiman que habrán muerto entre 2.500 a 3.500 personas, constituyéndose en el segundo país con más casos después de Brasil y el que tiene la cifra más alta de muertes por millón en Suramérica, resultando perturbadoras las imágenes de muertos frente a casas o tirados en las calles de Guayaquil, que dieron la vuelta al mundo, demostrando la incapacidad del gobierno para atender a tiempo la magnitud de la crisis sanitaria.

 “Guayaquil ya no tiene lugar para enfermos ni para muertos”, estas fueron las contundentes palabras de la alcaldesa, Cynthia Viteri, después de que la pandemia hubo proliferado en la ciudad costera, y que a la fecha, mediados de abril, toda la nación posea 7.858 contagios y 388 muertes. Ecuador fue el tercer país de Latinoamérica en reportar un caso positivo, el pasado 29 de febrero, antes que otros países más grandes y poblados como Argentina o su vecino Colombia.

Por nuestra parte, el Presidente venezolano ofreció el apoyo científico-técnico para batallar contra el virus y se solidarizó con el pueblo ecuatoriano, igualmente, instó a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP), a unir esfuerzos para socorrer al pueblo ecuatoriano.

En Perú, en tan solo 1 día (15ABR), murieron 254 personas infectadas, siendo 11.475 los casos positivos a la fecha. El paciente 0 fue declarado el 6 de marzo y no fue hasta el día 15, que se declara el estado de emergencia junto a la cuarentena nacional por 1 mes. En este país, la gran mayoría de venezolanos están expuestos al trabajo informal de las calles, por ende, con la cuarentena resultan ahora doblemente vulnerables ante la carestía del sustento diario y la limitación para el pago de alquiler, razón por la que también han comenzado a echarlos. De acuerdo a datos de ACNUR Perú, se estima que cerca de 200.000 personas venezolanas se encuentran con necesidades alimentarias en todo el país.

Seguirán llegando más hermanos al territorio venezolano, a los cuales les esperamos. No salieron para buscar refugio, pues ya está descrito que no existen las razones que la jurisprudencia internacional sopesa para refrendar esta condición. Su salida ha sido forzada por medidas de ahogo, viles e injustas, que han mellado la prueba a la resistencia y mermado la esperanza, pero esta Nación, libre y soberana, los espera, y como lo diría el Padre Bolívar: “Echemos el miedo a la espalda y salvemos la Patria. La unidad lo hace todo y, por lo mismo, debemos conservar este precioso principio”.

 

MSc Lic. María Medina

Investigadora Académica. Periodista. Locutora

 


Sobre esta noticia

Autor:
Lic. María Victoria Medina. Investigadora (4 noticias)
Visitas:
3287
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.