Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Andrés Zarzuelo escriba una noticia?

Misterios del Universo: Las Pezuñas del Diablo

05/12/2010 23:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta historia ocurrió el 8 de febrero de 1855, en el condado de Devon en Inglaterra. Ese día, los habitantes de varios pequeños pueblos de esta provincia descubrieron con estupefacción extraños rastros en la nieve de origen aparentemente inexplicable. Ese fue el inicio de uno de los misterios más originales y extraños que se han producido en Gran Bretaña, una tierra que sin embargo ya era reputada por sus apariciones, sus fenómenos extraordinarios, sus fantasmas... que parecen tener una predilección por esta isla.

La mañana del 8 de febrero de 1855, los habitantes de varios pueblos de Devon, tuvieron la sorpresa de ver en la nieve numerosos rastros parecidos a las pezuñas. Estos rastros fueron descubiertos en 18 pueblos en un radio de 180 kilómetros.

La hipótesis de que fuera un animal que se hubiera escapado fue excluida rápidamente porque, por una parte, estando en pleno invierno todas las bestias se encontraban encerradas en los establos y por otra parte, ningún granjero de los alrededores había señalado la desaparición de algún animal de su granja.

Explicación aún menos plausible ya que numerosos habitantes salieron, en grupo y armados, a investigar todas las granjas de la zona en cuestión, para tener la confirmación de los propios granjeros.

No ha sido un animal...

 

El misterio se hace aun más grande cuando un cierto número de hechos extraños relativos a estos rastros atestiguan que ningún animal con los cascos hendidos habría podido dejar tales rastros y recorrer una superficie tan grande, ¡180 Km. en una sola noche!

¡Además, las huellas estaban alineadas en línea recta, como si la criatura se desplazase con una sola pata o caminando a saltos con un solo pie! Estas huellas se repetían a intervalos regulares, lo que sería difícil para un animal. Además, no había rastro de proyección de la nieve alrededor de las huellas, como si la nieve se hubiese fundido en contacto con una fuente de calor.

Algo aún más curioso, el ritmo de la criatura parecía mantenerse regular, cualquiera que fuese el terreno. ¡Esta se desplazaba en línea recta sin preocuparse por el terreno ni por los obstáculos encontrados! ¡De modo que, las huellas se encontraban tanto en los caminos llanos, como sobre los carros de heno, las paredes de las viviendas, los tejados de las granjas o de los establos! Las rastros atravesaban un estuario cruzándose en todos los sentidos como si la criatura buscase algo.

¿Serían estas las pezuñas el Diablo?

Ninguna hipótesis plausible se sostenía. Ya hemos hablado de la de un animal extraviado o escapado, que fue abandonada rápidamente. La de un hombre solo, no tenía tampoco sentido a la vista de las características y de los hechos observados, especialmente la distancia recorrida en una noche y la rareza del recorrido y la altura de algunos obstáculos franqueados.

Rápidamente se llegó a pensar en una criatura desconocida, es decir, en el Diablo o en un demonio ya que las huellas eran de unas pezuñas. El asunto era mucho más extraño si se tiene en cuenta que a pesar de la distancia recorrida, sobre todo en el centro de lugares habitados, nadie había visto nada ni oído ningún ruido. ¡Lo que habría sido el caso si un hombre, o un animal, se hubiese divertido caminando sobre las paredes y los tejados de las casas!

¿Un objeto volador no identificado?

Además, en la época, no existía ningún ingenio, ya sea volante o no, capaz de recorrer tales distancias en tan poco tiempo, y encima sin hacer ruido y de noche.

Acababa justo de ser inventado el globo de aire caliente en 1852. Sus motores eran extremadamente ruidosos, su autonomía de vuelo era muy restringida y nadie habría corrido el riesgo de utilizarlo, y mucho menos en plena campaña, en la más completa oscuridad.

¡A pesar de las numerosas tentativas de una explicación, tanto en los meses que siguieron como después, hasta nuestra época, nadie ha conseguido todavía resolver este misterio!

 


Sobre esta noticia

Autor:
Andrés Zarzuelo (881 noticias)
Fuente:
andreszpoliticaycultura.blogspot.com
Visitas:
403
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.