Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sajara escriba una noticia?

El mundial de fútbol no me interesa

11/05/2014 20:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

PARTE I URUGUAY, ES EL PRIMER CAMPEÓN. --- Si quienes propiciaron la organización de Campeonatos Mundiales de Fútbol, fueron generosos en sus ideas: difundir el juego inventado por los ingleses. Lo que no sabían que en la Federación Internacional (FIFA), se iban a entronizar personajes nefastos como el brasileño Joao Havelange, el déspota argentino Julio Humberto Grondona y el suizo Joseph Blatter, quienes hicieron verdaderos negociados del balompié, nunca claros, siempre oscuros, respondiendo a los intereses propios y de los sponsors. Salvo en los primeros años, siempre la FIFA encumbró dirigentes provenientes de países donde la corrupción y la coima, son alimentos diarios, de sus políticos y funcionarios. La idea de organizar un campeonato del mundo de fútbol surgió desde que se fundó la Federación Internacional de Fútbol Asociación FIFA, el 21 de mayo de 1904 en París, con el fin de desarrollar este deporte. Con el impulso de Robert Guerin surgió la posibilidad de realizar en 1906 un torneo internacional en Suiza, pero finalmente la propuesta fracasó. Dos años después, en la IV Olimpiada en Londres se declaró al fútbol como deporte olímpico oficial. El primer torneo sería ganado por el Reino Unido, seguido por Dinamarca y Países Bajos. En 1914 la FIFA reconocería al torneo olímpico como un "campeonato mundial de fútbol para amateurs" y decidió hacerse responsable del desarrollo de dicho evento. Tras la Primera Guerra Mundial y ya con el impulso del francés JULES RIMET como presidente de la FIFA se realizaría el primer torneo intercontinental en los Juegos Olímpicos de Amberes 1920, donde participaron trece equipos europeos junto al seleccionado de Egipto. En los Juegos Olímpicos de París 1924 se integraron los equipos sudamericanos. En dicho evento URUGUAY se coronaría campeón y luego mantendría la medalla de oro en Ámsterdam 1928. En el congreso de la FIFA celebrado en Barcelona el 18 de mayo de 1929 se sentaron las bases y se firmaron las actas (bajo la presidencia del Rey Alfonso XIII) de lo que sería el PRIMER Campeonato del Mundo de Fútbol. Lo siguiente era diseñar el trofeo que se entregaría como premio al ganador del torneo. La vida de este trofeo, siempre envuelto en un halo de misterio, fue tan gloriosa como rocambolesca. El propio Jules Rimet estableció que solo habría un trofeo, que conservaría el equipo vencedor los cuatro años siguientes a su triunfo y lo entregaría antes del comienzo del siguiente campeonato, quedándoselo en propiedad a perpetuidad la selección que lograra hacerse con los laureles en tres ocasiones. Originalmente llamado Victoria, pero por lo general conocido simplemente como la Copa del Mundo, fue renombrado oficialmente en 1946 para honrar a Jules Rimet. Diseñado por Abel Lafleur y hecho de plata esterlina chapada en oro con una base azul de lapislázuli, medía treinta y cinco cm. de altura y pesaba tres kilos ochocientos. Se componía de una copa octagonal, sostenida por una figura alada representando a Niké, la diosa griega de la victoria. El Trofeo fue llevado a Uruguay a bordo del Conte Verde, el mismo barco que llevó a tierras sudamericanas a Jules Rimet y a los equipos de Francia, Rumania y Bélgica que participarían en el torneo ese año. Durante la Segunda Guerra Mundial, el trofeo fue conservado por el campeón de 1938, Italia. Ottorino Barassi, el vicepresidente italiano de la FIFA y presidente de la Federación Italiana de Fútbol, retiró el trofeo en secreto de un banco en Roma y lo escondió en una caja de zapatos debajo de su cama para impedir que los nazis se apoderaran de él. El 20 de marzo de 1966, cuatro meses antes del inicio de la Copa Mundial de Fútbol de 1966 en Inglaterra, el trofeo fue robado durante una exhibición pública en el Salón Central de Westminster. El trofeo fue encontrado sólo siete días después, envuelto en un periódico semienterrado en un jardín Londres, por un perro llamado Pickles. Como medida de seguridad, la FIFA fabricó en secreto una réplica del trofeo para ser usada en las celebraciones posteriores, réplica que después fue comprada por la propia FIFA en una subasta en 1997. El alto precio de compra, varias veces el precio reserva, llevó a especulaciones de que el trofeo subastado no era una réplica, sino el genuino. Después de la subasta, la FIFA la puso en exhibición en el Museo Nacional de Fútbol en Preston, Inglaterra. BRASIL ganó el torneo por tercera vez en 1970, adquiriendo el derecho de conservar el trofeo real a perpetuidad, como había sido estipulado por Jules Rimet en 1930 (y se diseñó el trofeo actual para el campeonato de 1974). No obstante, la copa fue robada de nuevo el 19 de diciembre de 1983, durante una exhibición en la sede de la Confederación Brasileña de Fútbol en Río de Janeiro. El trofeo nunca fue recuperado. La Confederación encargó la fabricación de una réplica en 1984. La decisión de llevar a cabo en Uruguay EL PRIMER CAMPEONATO, fue en virtud de haber salido campeón de los JJOO 1924 y 1928. --- Los charrúas contaron con el fuerte apoyo del dirigente argentino Adrián Beccar Varela. No hubo eliminatorias... se programó por invitación. Los equipos europeos "boicotearon" el mundial. La mayoría de las grandes potencias no fueron (Italia, Inglaterra, Alemania). Solo viajaron: Francia, a pedido insistente de Jules Rimet, aunque viajó sin sus principales figuras. Rumania se presentó con un plantel conformado por trabajadores de una petrolera. Bélgica vino a desgano porque el vicepresidente de la FIFA era belga y tenía que chuparle las medias a Rimet. El conjunto yugoslavo vino en un barco a vapor que no tenia espacio para estirar las piernas. Era un barco de correos.....Llegaron todos en malas condiciones físicas. Argentina, Uruguay, Chile, Brasil, Paraguay, Perú, Bolivia (el número más alto en la historia de los mundiales...casi una copa América. Del continente americano vinieron México y Estados Unidos (muchos eran escoceses.) No se sabe si hubo bolas frías y calientes, lo cierto que a Argentina (principal rival de Uruguay) lo pusieron en el único grupo de cuatro (solo clasificaba 1 de cada a semifinales) A Uruguay lo pusieron con los obreros rumanos y Perú. * JUEGO LIMPIO. En grupo 1: Argentina le habían cargado al mejor europeo (Francia), México y Chile. De todos modos la escuadra argentina se vio favorecida porque a los galos le hicieron jugar dos partidos en cuarenta y ocho horas En ese partido los argentinos lesionaron a varios franceses (sin expulsados).Ganó 1 a 0 porque el ÁRBITRO BRASILEÑO le cortó un mano a mano a un delantero francés terminando el partido en el minuto treinta y nueve!!!! También fue favorecido Argentina en el partido contra México. El árbitro boliviano cobro varios penales dudosos. Ganó la albiceleste 6 a 3. En la definición del grupo Argentina no necesitó de la ayuda del árbitro para vencer a Chile 3 a1 y se clasifico a semifinales. * En el grupo 2: A Brasil le habían puesto el fácil Bolivia y los cansados Yugoslavos. Pero la verdeamarella perdió el primer partido ante los europeos y quedó sin chance-al ser un grupo de 3 equipos y Bolivia ser goleado por ambos. UN FINAL MAFIOSO. La gran rivalidad entre Argentina y Uruguay, que ya había vivido capítulos anteriores como el de la final de los JJ.OO. de 1928, se multiplicó por mil. Una lluvia de piedras recibió a la Argentina en el Centenario que no será olvidada en muchos años. Pero la albiceleste no estaba sola. Barcos fletados por los equipos de los jugadores (ya se pagaba a los barras), hizo que treinta mil aficionados cruzaran el charco. El árbitro del encuentro, el belga John Langenus, obligó a la FIFA a contratar una escolta personal que le protegiera por si las cosas se torcían. Dicen que incluso pidió un seguro de vida como requisito indispensable para pitar el partido decisivo. La Celeste venció por cuatro a dos a un seleccionado que horas antes del encuentro había sido amenazado por un par de mafiosos italianos, enviados por el Duce, Benito Mussolini. En un momento el equipo pensó en no presentarse, pero finalmente privó la cordura. Mussolini, como todo dictador quería darle a su pueblo circo...y organizar un Mundial le venía como anillo al dedo. Si ganaba la Argentina el certamen siguiente pasaba a Buenos Aires. El que sufrió la mayor amenaza mafiosa fue el defensor de San Lorenzo de Almagro, Luis Monti, a quien Mussolini iba a incorporar a la escuadra azzurra. Y no sería el único: los otros argentinos que jugaron para Italia en el Mundial de 1934 fueron: Raimundo Orsi, Enrique Guaita y Demaría. 1934 EL MUNDIAL DEL 'DUCE' Benito Mussolini deseaba fervorosamente que el segundo Campeonato del Mundo se celebrara en Italia; quería resarcirse tras no lograr organizar el Mundial de 1930, que fue a parar a manos de Uruguay. El segundo, y más importante, utilizar un evento de dimensiones y repercusión mundial para ensalzar las virtudes del régimen fascista que lideraba. Dos años después, Adolf Hitler emplearía con el mismo objetivo los JJ.OO. de Berlín -aunque la superioridad de la "raza aria" que preconizaba quedó en entredicho tras la actuación del afroamericano Jesse Owens. Para conseguir su objetivo, el dictador empleó todos los recursos de los que disponía. Giorgio Vaccaro, general del régimen de Mussolini y presidente de la Federación Italiana, se convirtió en el brazo ejecutor del Duce. Él defendió ante la FIFA la candidatura italiana, al tiempo que presionó a Suecia, el otro país que se había postulado como organizador, para que desistiera en su empeño. En 1932, Suecia cedió a las presiones y allanó el camino para que el país transalpino albergara el segundo Mundial de Fútbol. Al Duce sólo le quedaba encargarse de que Italia fuera la campeona del torneo. Por primera vez se determinó que toda la competición se disputaría en formato de eliminatorias a partido único, con prórroga de treinta minutos y repetición del encuentro en caso de empate. En Italia 1934 tenían que participar un total de dieciséis equipos, pero la FIFA se vio desbordada, recibiendo hasta treinta y dos peticiones. Es por ello que se organizó una fase clasificatoria por regiones, que estuvo salpicada de numerosas polémicas. Veinte países europeos pugnaron en el reparto de doce plazas. La ausencia más notable entre las naciones del Viejo Continente fue la de Inglaterra, que seguía dando la espalda al campeonato indignada por no haber organizado ninguna de las dos ediciones. Esta fue la composición de los grupos (en negrita, los equipos clasificados.) EN SUDAMÉRICA, cuatro equipos compitieron por dos puestos. Uruguay, molesta por el boicot sufrido cuatro años antes, declinó la invitación a participar en las eliminatorias, al igual que Bolivia y Paraguay. Argentina y Brasil se mostraron poco dispuestos a participar en las mismas, y las plazas fueron entregadas a Chile y Perú, sus respectivos rivales. Presiones desde Italia obligaron a las dos grandes potencias a reconsiderar su posición sobre la idea de jugar el Mundial. Cuando ambas cedieron se descalificó a Chile y Perú por no presentarse a los partidos de las eliminatorias, cuando en realidad la situación había sido justamente la inversa. Finalmente por presiones Argentina y Brasil viajaron con equipos amateurs que fueron rápidamente eliminados. De NORTEAMERICA se escogería a un único representante. El sistema fue el siguiente. Haití y Cuba se enfrentaron en una eliminatoria a tres partidos. El vencedor -Cuba- jugó a su vez con México. Tras tres enfrentamientos, México eliminó a Cuba y afrontó el partido final con EEUU. Este choque hubo de disputarse en Italia, tres días antes del inicio del Mundial, por la negativa de ambos países a jugar como visitantes. EEUU ganó por 4-2 y se quedó con la plaza. Egipto completó el grupo de dieciséis participantes, tras superar en una eliminatoria previa a Palestina. El gran partido de cuartos de final enfrentó en el estadio Giuseppe Berta de Florencia, ante cuarenta y tres mil espectadores, a Italia y España. La selección española era más poderosa que la anfitriona, pese a que esta se había reforzado con cuatros jugadores argentinos y un brasileño. Ante la permisividad del árbitro, el belga Baert -que tras el Mundial sería sancionado a perpetuidad por su irregular actuación-, los italianos se emplearon con violencia sobre el campo. Sin embargo, el partido finalizó con empate a un gol, y hubo de repetirse al día siguiente. Hasta siete bajas se contaron en las filas españolas: las dos más importantes, las del delantero Isidoro Lángara (jugó en San Lorenzo de Almagro), y del fabuloso arquero, Ricardo Zamora (exReal Madrid), conocido como el "Divino" a quien le rompieron dos costillas el día anterior en un lance del juego. El segundo encuentro fue arbitrado por el suizo Mercet, que de nuevo cometió errores de bulto que favorecieron al combinado italiano, . Los ibéricos terminaron con otros cuatro nuevos lesionados. Con nuevas polémicas se jugaron las semifinales donde los checoeslovacos vencieron a los alemanes e Italia hizo lo propio con Austria. ---- La final fue una demostración de la prepotencia italiana, donde la consigna era ganar y ganar. Ganó el anfitrión por dos a uno. Mussolini no quedó satisfecho. Algunos jugadores argentinos decidieron tomarse el buque, hasta que al Duce se le pasara la bronca. ---- Yo conocí personalmente a Raimundo Mumo Orsi, crack surgido en Independiente de Avellaneda. Yo vivía en Mendoza, cuando él dirigía a Independiente Rivadavia, equipo del que me hice fan. Fue autor de uno de los goles de Italia en la final de 1934. ---- Mussolini era hincha de la LAZIO, por eso se lo considera el club más racista de Italia. FRANCIA 1938- SE PENSÓ QUE SERÍA EL ÚLTIMO. * Según la rotación que el propio Jules Rimet había propuesto desde el principio. Todos los números favorecían a ARGENTINA. * Pero Rimet viendo lo que se avecinaba (La SGM), boicoteó el Mundial a la Argentina otorgándose la competencia a su país: FRANCIA. Esto hizo que la mayoría de los equipos americanos volvieran a boicotear un mundial: México, Colombia, Uruguay, entre otros. Sin embargo, Brasil no se adhirió al boicot porque quería organizar el Mundial del 42'. Iba tener que esperar hasta 1950. * Dos europeos directos, diez europeos de eliminatorias y tres equipos de otros continentes que se clasifican sin jugar * En las eliminatorias sesenta y nueve estaba anotados y clasificaban catorce. Por primera vez el local y campeón clasificaban automáticamente).Por el boicot americano y problemas bélicos de algunos países (Japón, Chile, España, etc.) Sólo participaron veintiséis equipos separados en grupos clasificatorias... (algunos medios raros: europeos vs asiáticos o africanos.) * La CONCACAF: También todos boicotearon la competencia a excepción de CUBA. * Las Indias Orientales (una colonia holandesa asiática), fue designada a dedo. * EUROPA/ASIA/AFRICA: había veintiún europeos, un africano (Egipto) y asiático (Palestina.) Austria anexada por la Alemania nazi, se le quitó el lugar y se lo dieron a Inglaterra que se negó a participar (se olía la pólvora de la guerra). Hubo un equipo menos. El crack checo, del equipo austriaco de origen hebreo, MATÍAS SINDELAR, se negó a jugar por Alemania. No se sabe si se suicidó o fue asesinado. Lo cierto que apareció muerto en su departamento de Viena junto a su pareja. * En octavos de final Brasil se impuso en un emocionante partido a Polonia, En cuartos, enfrentó Checoslovaquia. El encuentro, jugado en Burdeos, se convirtió en una batalla campal. Varios jugadores checos quedaron lesionados. Fue empate y en la repetición Brasil ganó dos a uno. En semifinales, Brasil se enfrentó a Italia. Estuvo la presunción de que los cariocas regalaron el encuentro: perdieron dos a uno. Y Hungría superó a Suiza. Italia se coronó bicampeón después de batir a los húngaros cuatro a dos. Años más tarde, el portero húngaro Szabó, declaró: "Nunca en mi vida me sentí más feliz después de un partido. Con los cuatro goles que me hicieron, le salvé la vida a once seres humanos. Me contaron antes de empezar el partido los italianos habían recibido un telegrama de Mussolini que decía: Vencer o morir." ---La Vida es una Fotocopia y el Fútbol, nada puede ser distinto.


Sobre esta noticia

Autor:
Sajara (292 noticias)
Fuente:
elrincondelosimpios.blogspot.com
Visitas:
56
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.