Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bestard escriba una noticia?

Lo Que Casi Nadie Te Dirá Pero Podría Traerte Una Vida De Bienestar

19
- +
03/06/2020 05:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Apenas abres los ojos por la mañana y ya están presentes. ¿Quiénes? Las PROHIBICIONES. ¿Sabes en realidad cuál es la impronta que tienen en tu vida? Posiblemente nadie te lo ha dicho y es este el motivo del por qué este artículo

Apenas abres los ojos por la mañana y ya están presentes.

Durante el día por muy ajetread@ que estés; te acompañan.

Y cuando te vas a dormir ellas están ahí.

Las has hecho parte inseparable de tu vida y te has acostumbrado tanto a su presencia que no concibes que son las causantes de gran parte de:

 

  • Tu malestar,
  • Tus indecisiones,
  • De los frenos que te impiden propulsarte en la Vida.

¿De quiénes estoy hablando?

De las PROHIBICIONES, ¡desde luego!

¿Sabes en realidad cuál es la impronta que tienen en tu vida?

¿Comprendes hasta qué profundidad ellas limitan tu felicidad?

Posiblemente nadie te lo ha dicho y es este el motivo del por qué este artículo.

No sé si te habrás dado cuenta, pero desde que nacemos nos llenan de prohibiciones.

Se hizo un interesante experimento con niños a los cuales se les colocaron micrófonos ocultos y se descubrió que como promedio estos niños recibían más de 1000 prohibiciones diarias.

Por favor, multiplica eso por días, meses y años y comprobarás lo saturados que vivimos de prohibiciones.

No tienes que estar en ninguna institución o en una cárcel para que pruebes el sabor de las prohibiciones.

Un gran pedagogo ruso de nombre Antón Makarenko lo ilustró brillantemente. Él dijo: “Los padres siguen educando aun cuando no están”

Y es totalmente cierto. Puede ser que ya hayan muerto, o estén lejos de nosotros, pero aquello que cincelaron en nuestras mentes a través de la educación que recibimos, permanece (te recomiendo que escuches esta bella e ilustrativa canción).

Nota que cuando comienzas a disfrutar genuinamente, o eres feliz, la tendencia inconsciente es como a sentirte culpable o no merecedor de tanta felicidad y cuando estás triste, entonces para ti eso está bien.

Nos hemos prohibido hasta la necesidad y el derecho de ser felices.

Sé que es un absurdo reflexionar de esta manera, pero es así como funciona la mente humana. Somos emperadores en este universo y nos comportamos como mendigos.

Mendigamos: afecto, reconocimiento, notoriedad, compañía, seguridad, etc.; y todo por el simple hecho que nos hemos prohibido el deleite de vivir.

El deleite de vivir, de sentir a la vida nos convierte en reyes, nos libera de los deseos incesantes de la mente; pero desde el nacimiento la sociedad ha hecho rodar en nuestra mente una película contraria al goce experiencial de sentir la vida por la vida misma.

¿Qué sería el mundo sin prohibiciones, quizá alguien pueda preguntar?

Es cierto que para vivir en sociedad hacen falta algunas prohibiciones que limiten la libre expresión del egoísmo humano, pero a lo que me estoy refiriendo es a la impronta negativa del exceso de prohibiciones.

Es obvio que no es necesario filosofar sobre esto, solo hay que echar un vistazo a cómo funciona todo en la naturaleza y tendremos la respuesta a esta pregunta.

No hay casi prohibiciones en la naturaleza porque como no prima el ego todos aprenden a coexistir en perfecta armonía.

Mendigamos: afecto, reconocimiento, notoriedad, compañía, seguridad, por el simple hecho que nos hemos prohibido el deleite de vivir

El que prohíbe es el ego miedoso. ¿Y sabes lo primero que te va a prohibir? ¿Sabes a lo que más miedo le tiene el ego?

A que vuelvas a experimentar ese estado de no-mente con el que naciste, ese estado natural y auténtico en el que intuitivamente sabes qué se tiene que hacer en cada momento; ese estado en el que no cargas con culpas ni tienes necesidad de dobleces que te hacen disfuncional por completo.

Comprende que las prohibiciones es la principal barrera que te pones para cambiar, porque te impiden hacer las cosas de una manera distinta, e ir por caminos no trillados.

Por otra parte, a la sociedad le conviene las prohibiciones porque son una fuerte tentación para el funcionamiento de la mente.

Cuando hay prohibiciones es como invitar a la mente a averiguar, a inventar cómo violarlas.

El origen de esto se remonta al jardín del Edén donde se narra que las primeras prohibiciones salieron de la boca del mismo Dios.

Ten presente: Cuando prohíbes atraes aquello que tratas de prohibir, invitas a  hacer lo que no quieres que se haga.

Nadie puede prescindir de no hacer uso de su libertad de elegir. Desgraciadamente, la mayoría de las personas utiliza esa libertad de elegir para prohibir.

Prohibimos y nos prohibimos el derecho:

  • A ser felices;
  • A no tener que mendigar amor y reconocimiento,
  • A no tener miedos,
  • A reír,
  • A probar y equivocarnos,
  • A disfrutar lo que hacemos,
  • A ser auténticos,
  • A decir nuestra verdad.

Por eso te invito a que escudriñes y descubras cuántas prohibiciones tienes en tu archivo mental que te impiden ser feliz en este mismo momento.

Solo hazlo y te sorprenderás.

Y sería muy provechoso si compartes tus experiencias y difundes esta información para que muchos no continúen enjaulados en sus propias prohibiciones.

Para terminar, quisiera regalarte este poema (haciendo la salvedad que no es mío, ni sé quién es el autor porque lo encontré por casualidad en la INTERNET), que refleja brillantemente la impronta de las prohibiciones en nuestras vidas.

PROHIBIDO PROHIBIR

NO SE PUEDE PROHIBIR

NI SE PUEDE NEGAR

EL DERECHO A VIVIR

LA RAZÓN DE SOÑAR

NO SE PUEDE PROHIBIR

NI EL CREER NI EL CREAR

NI LA TIERRA EXCLUIR

NI LA LUNA OCULTAR

NO SE PUEDE PROHIBIR

NI UNA PIZCA DE AMOR

NI SE PUEDE ELUDIR

QUE RETOÑE LA FLOR

NI EL ALMA VIBRAR

NI EL PULSO LATIR

NI LA VIDA EN SU ANDAR

NO SE PUEDEN PROHIBIR

NO SE PUEDE PROHIBIR

LA ELECCIÓN DE PENSAR

NI SE PUEDE IMPEDIR

LA TORMENTA EN EL MAR

NO SE PUEDE PROHIBIR

QUE EN UN VUELO INTERIOR

UN GORRIÓN AL PARTIR

BUSQUE UN CIELO MEJOR

NO SE PUEDE PROHIBIR

UN IMPULSO VITAL

NI LA GOTA DE MIEL

NI EL GRANITO DE SAL

NI LAS GANAS SIN PAR

NI EL DESEO SIN FIN

DE REÍR, DE LLORAR,

NO SE PUEDEN PROHIBIR

NO SE PUEDE PROHIBIR

EL COLOR TORNASOL

DE LA TARDE AL MORIR

EN LA PUESTA DEL SOL

NO SE PUEDE PROHIBIR

EL AFÁN DE CANTAR

NI EL DEBER DE DECIR

LO QUE NO HAY QUE CALLAR

SOLO EL HOMBRE INCAPAZ

DE ENTENDER, DE SENTIR,

HA LOGRADO AL FINAL

SU GRANDEZA PROHIBIR

Y SE NIEGA EL SABOR

Y LA SIMPLE VERDAD

DE VIVIR EL AMOR

Y EN TOTAL LIBERTAD

SI TUVIESE EL PODER

DE PODER DECIDIR

Nos hemos prohibido hasta la necesidad y el derecho de ser felices

DICTARÍA UNA LEY

ES PROHIBIDO; PROHIBIR

MUCHAS GRACIAS.


Sobre esta noticia

Autor:
Bestard (53 noticias)
Visitas:
196
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.