Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Entrefiletenoticias escriba una noticia?

Nicolas Occhiato y Forencia Vigna van en serio. Nota Pronto

15/04/2016 20:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un sueño, como el de tantos chicos, era ser futbolista. No se le dio. Sinembargo, cuando su vida se perflaba común y corriente, Nicolás Occhiato (23) se convirtió en uno de los ídolos de Combate (Canal 9). Y en el programa no sólo conoció la fama, sino que también encontró el amor de la mano de Flor Vigna (21), con quien está de novio hace más de un año.

-¿Cómo llegaste al reality?

-Fue muy loco. Cuando terminé el colegio empecé a hacer algunos laburos como modelo y a trabajar como extra. Hasta que un día mis viejos, Antonio y María Angeles, se cansaron y tuve que sentar cabeza. Entonces me anoté en la Facultad de Derecho. Y simultáneamente entré a trabajar en la parte de legales de un bingo como para ir to-mando experiencia. Pero un día estaba haciendo un trabajo práctico y justo vi una publicidad de Combate en Canal 9, en la que convocaban participantes para la próxima generación. Y como tenía la computadora prendida, mandé un mail con mis fotos. A los diez minutos me llamó un productor.

-¿Diez minutos?

-Sí. Justo le había entrado mi mail y se estaba por ir a comer con el equipo, así que me llamó y me dijo si podía acercarme al casting al día siguiente. Tuve que mentir en el trabajo para poder ir y cuando llegué y vi que todos los pibes sabían acrobacia, me quise escapar...

-¿Vos no sos deportista?

-Yo jugué al fútbol toda mi vida, pero nada más. De hecho, cuando me pidieron que me describiera en dos palabras, dije: "Futbolista frustrado". Ahí se empezaron a reír todos y me dieron una pe-lotita de tenis para que hiciera jueguitos. Y se ve que les caí bien, porque quedé en el programa.

-Detengámonos un momento en lo de futbolista frustrado...

-Soy de Ramos Mejía e hice todas las inferiores en Racing hasta los 16 años. Pero a esa edad me empezó a ir muy mal en el colegio. La alternativa era irme a la pensión del club y estudiar ahí. Pero mis viejos no me dejaron. Por eso tuve que dejar. Igual me fui a entrenar a Almirante Brown, que me quedaba más cerca de casa. Pero cuando me di cuenta de que tenía que empezar a pelearla de abajo de nuevo me frustré y dejé.

-¿Eras bueno con la pelota?

-Jugaba de enganche, de 10. No podría decirte si era bueno, pero me gustaba mucho.

-¿Y no hubo reproches para tus padres?

-Fue muy duro en su momento. Pero los entiendo, porque ellos priorizaron mis estudios y hoy se los agradezco. Igual lo tengo a mi hermano Agustín, de 18, que está jugando en las inferiores de Almirante Brown y ya tuvo jugó un par de veces en la reserva.

-¿A él si lo apoyan tus padres?

-El está apañado por mí. A mis viejos sigue sin gustarles el fútbol, pero después de mi experiencia yo les insisto para que lo dejen jugar. Además, según me cuenta mi mamá, desde que nació que yo le estoy tirando pelotas para que patee... Es que yo no tuve infancia: en lugar de mirar dibujitos miraba canales deportivos. Y a mi hermano lo incentivé para que hiciera lo mismo.

-Esos padres que se opusieron al fútbol, ¿no pusieron ningún reparo cuando en-traste a Combate?

-A la semana de hacer el casting, me llama-ron para avisarme que había quedado y tuve que hacerme una serie de estudios. Durante un mes mentí en el trabajo para poder hacér-melos. Hasta que me dijeron que tenía que arrancar el lunes siguiente. Entonces hablé con mi jefe, que me dio una licencia sin goce de sueldo; y después fui y se lo dije a mis viejos sin saber cómo se lo iban a tomar. Pero teniendo en cuenta lo que me había pa-sado con el fútbol lo que me dijeron fue: "Si es lo que vos querés, hacelo". Entonces dejé la facu y entré al programa.

-Estás a un paso de la consagración: en una demostración de amor, Flor pidió quedar afuera del certamen para dejarte seguir a vos...

-Todavía no caigo. Ese fue el acto de amor más grande que recibí en mi vida. Es increíble lo que me ama ella y lo que la amo yo. Yo prefería irme porque sentía que era ella la que se merecía quedar. Hasta último mo-mento ni se me cruzó la posibilidad de que ella se fuera. Así que cuando me di cuenta de lo que había pasado me volví loco. Y ahora estoy tratando de aprender a vivir en Combate sin Flor.

-¿Cómo lo tomaron los fans?

-Los de ella por suerte me están apoyando mucho, porque saben que lo que Flor quiere es que yo llegue a la Final. Los míos tanbién me bancan. Y los de la pareja están mal porque sienten que se separó la dupla televisiva, aunque nosotros vamos a seguir haciendo videos en nuestra cuenta de Youtube.

-¿Y qué pasa en la vida real?

-Estamos aprendiendo a no estar todo el tiempo juntos. Ahora no nos vemos durante el día, a la noche tenemos un montón de co-sas para charlar.

-¿Cuánto tiempo llevan juntos?

-Un año, más o menos. O un poquito más,

es difícil de?nir la fecha...

-¿Te costó encararla? Porque ella ya te-nía un nombre fuerte cuando vos entras-te al programa...

-No. Si me gusta alguien, no me importa nada. Pero ella es muy obsesiva con el pro-grama. Hubo un primer intento fallido. Pero

en la ?nal de la tercera generación nos di

-mos cuenta de que nos queríamos en serio. Nos sorprendieron con una cámara dándo-nos un beso en un pasillo y así nació todo.

-¿Flor te gustaba desde el primer día?

-Siempre me pareció muy linda. Lo que pasa es que al principio ella estaba en el equipo verde, así que no teníamos mucho trato. Pero cuando pasó al rojo, pude cono-cerla como persona y me cautivó.

-¿Qué te enamora de ella?

-Su personalidad y su manera de encarar la vida. Flor disfruta de cada momento y de las pequeñas cosas. Yo antes no era así, pero ella me está enseñando a vivir de una ma-nera más simple y a luchar por mis sueños. Con su premio quiso armar una fundación en lugar de comprarse un auto. Esa es Flor. Y por eso la amo tanto.

-¿Con ella conociste el amor?

-Yo había tenido una relación anterior y Flor también. Pero ella es el amor de mi vida. Y le agradezco al destino, que me hizo entrar a Combate para encontrarla.

-¿Y por qué no hablan de convivencia todavía?

-Lo hemos hablando para un futuro no tan lejano... Igual, aunque cada uno vive con o su familia, cinco días a la semana dormimos juntos.

-A Flor le gusta la actuación y el baile. ¿Qué te gustaría hacer a vos cuando termines Combate?

-Quisiera orientarme para el lado de la comunicación, así que ahora estoy estudiando periodismo en TEA. Mi idea sería, algún día, poder llegar a conducir un programa de televisión.

Artículos Relacionados:

Sobre esta noticia

Autor:
Entrefiletenoticias (2486 noticias)
Fuente:
entrefiletenoticias.com
Visitas:
880
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.