Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Los padres de Nadia serán juzgados por un delito de estafa para el que usaron a su hija

3
- +
13/11/2017 21:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

S. G.

image

Un auto dictado este martes por el juez de instrucción número 1 de la Seu d'Urgell (Lleida) da por finalizada la investigación del caso Nadia y deja a sus padres, Fernando Blanco y Margarita Garau, a un paso del banquillo al encontrar indicios de que ambos cometieron un delito de estafa agravada. Las defensas tendrán que presentar ahora los posibles recursos contra esta decisión.

Según explica el juez en su auto, los padres de la menor "habrían estado dedicándose de forma conjunta a orquestar una estafa, sirviéndose para ello, de su hija de 11 años".

Los acusados acudieron en multitud de ocasiones a diferentes programas de televisión, concedieron entrevistas a periódicos y "llegaron a emplear" a su hija en actos benéficos con público en directo, añade el auto del magistrado.

El juez estima que la estafa que atribuye a los progenitores de la niña alcanza los 1, 1 millones de euros, que recaudaron en donativos que solicitaban para sufragar gastos de curación de la enfermedad rara que presuntamente sufría la menor.

La decisión del juzgado llega tan solo 24 horas después de que la Audiencia Provincial de Lleida decidiera el sobreseimiento de la causa por pornografía infantil y exhibicionismo instada por este mismo juzgado al no quedar "mínimamente justificado" que cometieran estos delitos.

Las claves del caso Nadia

Una niña enferma: Nadia Nerea es la víctima en torno a la que gira esta presunta estafa. La menor, de 12 años, sufre presuntamente una enfermedad rara vinculada al envejecimiento prematuro. Solo expertos extranjeros muy afamados podían luchar por su vida, pero esto exigía, según la familia, amplios desembolsos de dinero para poder viajar a estos países y logar que estos profesionales admitieran tratar a la pequeña. Su padre llegó a inventar un relato asegurando haber viajado a las cuevas de un Afganistán en guerra buscando a un médico para su hija.

Asociación Nadia Nerea para la Tricodistrofia: Con la enfermedad de su hija por bandera, Fernando Blanco asistió a jornadas benéficas, talleres, programas de radio y televisión en los que, ni corto ni perezoso, no dudó en solicitar donativos para poder tratarla porque, según explicaba, Nadia tenía los días contados. Luego, cuando los Mossos d'Esquadra iniciaron su investigación tuvo que admitir que algunas partes del relato estaban "exageradas". Los gastos médicos reales de la menor que se han podido acreditar ascienden a 4.000 euros.

La recaudación: En este punto, el juez llega a la conclusión, gracias a la investigación llevada a cabo por los Mossos, de que los padres de Nadia habrían recaudado 1.111.317 euros en donativos a través de cuentas bancarias. En la actualidad, en la cuenta de la asociación quedan 313.748 euros. Y otros 5.645 euros en una cuenta conjunta a nombre de la menor y su madre.

Más sobre

¿Dónde está el dinero?: El juez tiene claro que se ha realizado "una clara utilización de las mismas [aportaciones donadas] para costear la vida de los investigados", ya que se han constatado gastos en supermercados, tiendas de electrónica o grandes centros comerciales, entre otros. La pareja llevaba un alto tren de vida, según amigos y vecinos, y residía en una vivienda de lujo.

El padre, reincidente: La investigación del caso reveló que el padre de Nadia, Fernando Blanco, no era nuevo en lo que a engaños y estafas se refiere. De hecho, cuando nació la niña, en 2005, Blanco cumplía condena por apropiación indebida y por dos delitos de estafa. Fue condenado a 8 meses de prisión por quedarse con el dinero de la empresa en la que trabajaba, cerca de 2.500 euros. Otras informaciones elevaban la segunda estafa a los 120.00 euros y establecían una condena por estos hechos de 4 años. Creó una trama de albaranes y pagarés falsos para engañar a la distribuidora de Coca-Cola, para la que trabajaba en Menorca.

Mentiras extremas: La voz de alarma surge a raíz de un artículo publicado por un diario nacional que levanta sospechas. En él, el padre cuenta lo del viaje a Afganistán; lo de sus esfuerzos por reunir a un equipo de expertos en Houston y, además, le da un toque lacrimógeno al afirmar que él mismo sufre un cáncer terminal que ha renunciado a tratarse para no perder ni un día en la búsqueda de recursos para su hija.

¿Existe la enfermedad?: Lo referente al presunto envejecimiento prematuro que padece la menor se dirimirá en el jucio. El juez ha solicitado informes clínicos de la pequeña e incluso pruebas de ADN. Se sabe que la pediatra del ambulatorio local que trataba a la menor jamás tuvo acceso a los presuntos diagnósticos clínicos que confirmaban su tricotiodistrofia.

Pérdida de la tutela: Una de las primeras consecuencias de esta estafa recayó sobre la propia Nadia, que fue enviada a vivir con una tía materna por decisión judicial. Los padres perdieron la patria potestad. Fernando acabó en prisión provisional y la madre, Margarita, quedó en libertad pero solo ha podido ver a su hija los fines de semana, para lo que ha tenido que viajar a Mallorca, donde está la niña.

Abusar de la sensibilidad ajena: Al caso Nadia le siguió en el tiempo el de Paco Sanz, un hombre valenciano que estafó a 8.000 personas para llevar un alto nivel de vida. Llegó a recaudar 250.000 euros explotándose su rara enfermedad, el síndrome de Cowden, que según decía le había producido 2.000 tumores. Desde marzo de este año está en prisión provisional.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (6786 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
32
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.