Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ciudad De Mascotas escriba una noticia?

5 peligros para tu gato en navidad

06/12/2016 13:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image 5 peligros para tu gato en navidad

Llegó la época más esperada del año para muchos y con ella un sinfín de elementos que integran los hogares para celebrar esta fiesta: platillos nuevos, luces, música, gente, adornos, plantas, arbolitos de navidad y hasta pesebres en algunas casas... Un montón de cosas que atraen la atención visual de todos en la familia. Y cuando hablamos de todos, también incluimos a tu gato, quien ahora siente que debe explorar cada uno de estos elementos que integran su hogar.

No es mera culpa de su naturaleza absolutamente curiosa. Los adornos navideños fueron creados para ser llamativos, brillantes y atractivos y si ni uno puede resistirse a observar un arbolito e intentar tocar una de sus piezas, imagínate a un felino que su instinto lo llama a prestar atención detenidamente a cada cosa nueva de su alrededor.

Recuerda que los gatos son animales rutinarios, por lo que todo tipo de movimiento inusual en el contexto donde vive puede desencadenar un gran número de consecuencias tanto físicas, por algún accidente, hasta psicológicas, por estrés. Y la navidad en lo absoluto está exenta de ello.

Entonces, antes de llenar tu casa de adornos, comidas, personas y demás cosas propias de la época, considera que estos pueden representar peligros serios para el bienestar de tu gato, desde intoxicaciones, hasta descargas eléctricas, ataques de pánico y, en algunos casos, la muerte. Pero descuida. Tampoco hay que pasar la navidad amargados o cambiar considerablemente las tradiciones. Basta con conocer cuáles son los posibles riesgos para tu gato y cómo prevenir cualquier accidente para que todos pasen una feliz navidad.

Por eso, aquí te presentamos cinco riesgos que atentan contra tu felino en esta feliz, pero peligrosa, época del año:

  1. El árbol de navidad

Si ya has pasado navidades con tu gato, debes saber que el árbol de navidad para ellos es como un juguete gigante increíblemente fabuloso por todas las horas de diversión que les puede dar. Uno, por la gran cantidad de adornos que pueden convertirse en improvisadas presas y dos, porque pueden escabullirse dentro de él o escalarlo.

Y es que si tienes un felino en casa y vas a poner un árbol, no esperes que la suerte te acompañe y él sea indiferente a tu decoración. Ten por seguro que encontrará algo divertido en ella. Ponte en sus patas, ¡es el juguete más impresionante que han visto todo el año! Por eso, el árbol es uno de los mayores peligros para tu mascota durante estas fiestas.

Empecemos con la mera base. Si el árbol es natural, como de abeto, debes tener en cuenta que si tu felino lo mastica, puede causarle intoxicaciones y hasta perforaciones en el tracto digestivo porque sus hojas son afiladas como agujas. O si se caen al suelo, pueden herir sus patas. También habrá que escoger un recipiente de agua que sea completamente inaccesible para él, ya que sus químicos podrían envenenarlo. Eso no significa que un árbol artificial no sea peligroso, pero al menos se reducen la posibilidad de intoxicaciones.

El tamaño de este también puede influir considerablemente. Siempre será más seguro un árbol pequeño, cuya caída no comprometa mucho, que uno muy grande; como de esos que se pueden poner sobre mesas. Su ubicación y estabilidad, por otro lado, también es importante. En lo posible, hay que procurar ponerlo en un lugar donde el gato no tenga herramientas para escalarlo, como muebles, escalones o ventanas para así evitar la tentación de saltar hacia él, y ubicarlo en un cuarto que pueda cerrarse por las noches o en los momentos que no estén en casa para que no esté cerca de él sin supervisión. Así como garantizar su estabilidad con una base resistente.

En la mayoría de los casos si tu gato tumba el árbol, podría no pasarle nada, pero también hay posibilidades de que estos accidentes les provoquen fracturas o golpes importantes.

Si tu gato es pequeño todavía, podrías optar por envolver el tronco del árbol con papel aluminio. Como a ellos no le gusta clavar las uñas en este material, así disminuyes las posibilidades de que lo trepen por allí.

  1. Los adornos

Ya abarcado el tema de todos los peligros que podría acarrear el arbolito de navidad per se , ahora vamos por lo que hace de este elemento algo increíblemente irresistible para tu gato: los adornos.

Debido a su brillo y resplandor, y que además están colgados y algunos titilan y tienen sonidos, tu felino no podrá aguantar sus ganas de explorar en qué consisten estos. El problema es que, gran parte de ellos, están hechos de materiales delicados como el cristal que, de fracturarse, pueden resultar muy peligrosos. Por ejemplo, las esferas de navidad pueden ser muy atractivas para tu mascota, pero de reventarse una podría causarle heridas en sus patas o cuerpo. Ni hablar si llega a tragarse alguna de las astillas.

Los adornos de mesa, como el belén o pesebre, tampoco se salvan de la curiosidad de tu gato. Lo más recomendable sería ponerlos en lugares fuera del alcance de tu mascota y adherirlos en donde están para que se le dificulte el poder moverlos o tumbarlos.

Las cintas y el oropel, por su brillo y forma, también pueden resultar tentadoras para tu felino y sus riesgos son altísimos y graves. Por más que no pueda intoxicarlos, si las ingieren podrían provocar que se genere un cuerpo extraño lineal, perforación intestinal y hasta una peritonitis séptica, que consiste en una infección en su cavidad abdominal. Los cuerpos extraños lineales son habituales cuando el animal traga elementos fibrosos como el hilo o la cinta, porque este se pega a la base de la lengua o del estómago y no es capaz de pasar a través de los intestinos, generando obstrucción y hasta roturas en el tracto digestivo.

Ante esto, si tu mascota ingiere una cinta, acude rápidamente al veterinario y sobre todas las cosas, si ves el hilo colgando de la boca o de su ano, por nada del mundo intentes halarlo ya que podrías generarle aún más daño. El tratamiento en estas situaciones consiste en una cirugía abdominal de emergencia que, desafortunadamente, no garantiza el absoluto bienestar de tu gato.

Así que, antes de vivir una trágica situación, lo mejor será elegir adornos que no le llamen tanto su atención, que sean de materiales como fieltro y papel y de colores mates u opacos. También, en el caso del árbol, ubicar los más llamativos en las zonas más altas de este y fijarlos bien para evitar que se caigan con el movimiento.

Otro punto importante es evitar que el gato esté a tu alrededor cuando estás en el proceso de decorar tu casa. Las cajas con los adornos, más verte sacarlos y ubicarlos por la casa solo generarán en él más curiosidad y ganas de jugar con cada uno.

  1. Plantas y flores

Las decoraciones artificiales no son lo único peligroso durante la navidad. Las flores y plantas de la época, como la poinsettia y los lirios, pueden convertirse en otra pesadilla para ellos y para ti como su dueño. De hecho, el simple contacto con la flor de navidad podría generarle una reacción cutánea a tu mascota.

A comparación de otras plantas, estas no son tan dañinas para los felinos. Sin embargo, las propiedades irritantes de su savia pueden provocarles irritaciones en la piel o en la boca del animal, así como vómitos y diarrea.

Por su parte, los lirios, y todas las flores pertenecientes a la especie Lilium, son altamente tóxicos para los mininos. La ingesta de un solo pétalo podría ser suficiente para provocarles insuficiencia renal, hasta su polen puede ser dañino. Si tienes lirios en tu casa y presumes que tu gato ha tenido contacto con él, debes estar pendiente de los signos propios de la insuficiencia renal: vómitos, disminución del apetito, aumento o escasez de orina y letargo. De tenerlos, acude con rapidez a su veterinario. La mayoría de los casos de los gatos sin tratar tristemente terminan con la muerte.

El muérdago, muy presente como decoración en los Estados Unidos, también es riesgoso para tu mascota. Aunque no es tan tóxico como los lirios, su ingesta causa vómitos y hasta depresión neurológica. Mientras que el acebo, también conocido holly, puede generarles irritación del tracto digestivo y daños en el estómago e intestinos, por los filos de sus hojas, y sus frutos rojos, diarreas y vómitos abundantes.

Debido a sus altos grados de toxicidad y la facilidad que tienen de afectar al gato, lo más recomendable sería ni considerar llevar una de estas plantas a casa. Por ejemplo, si la pones en un sitio lejos de su alcance, igual sería difícil prevenir que, un día, una de sus hojas caiga y tu gato se acerque a ella. Más porque a los felinos domésticos les encanta mordisquear las plantas nuevas que llegan. Cosa que muy bien sabemos los dueños y las desafortunadas plantas que intentamos integrar a nuestro hogar.

  1. Comidas

Muchísimos gatos se cuidan mucho sobre las comidas que ingieren y son hasta específicos con lo que comen. Si bien un alimento puede tener un excelente sabor, si la textura que tiene no les agrada, no dudarán en rechazarla. Por eso te costará pensar que la comida navideña podría representar un peligro para él, pero no te confíes. Igual hay que tener sus previsiones y, además, no todos los gatos son iguales. Hay otros que ni esperan que los desechos lleguen al bote de basura para de una asaltarlo.

Los huesos de pollo o pavo, las espinas de pescado, el chocolate y la cebolla son algunos de los peligrosos alimentos presentes durante estas fiestas. Los huesos y espinas porque su ingesta podría provocarles asfixias o laceraciones y obstrucciones en el sistema digestivo. Lo que llevaría a tu mascota directo a su veterinario y podría requerir hasta costosas y complicadas cirugías.

Los chocolates, postres, nueces y salsas podrían intoxicarlos. El primero, de los alimentos más dañinos para los perros, también es muy perjudicial para los gatos. El cacao contiene teobromina, una sustancia similar a la cafeína que estos animales domésticos no pueden digerir. Si tu felino come chocolate en bajas cantidades, podría presentar vómitos y diarrea. Pero si su ingesta es elevada, podría intoxicarlos y los síntomas pasarían a ser aceleración del ritmo cardíaco, fallos sistémicos, hasta coma y muerte.

Entonces, aunque sea tiempo de comilonas en familia, hay que procurar que la dieta de tu gato se mantenga de forma regular, como el resto del año. Eso incluye que cada habitante de tu casa, o invitado que llegue, se compromete a no darle alimentos a tu mascota, así como asegurarse de que los residuos sean correctamente desechados para que no lo encuentres indagando en la basura.

  1. Los invitados

¿No te ha pasado que si alguien llega a tu hogar, tu gato prefiere no salir? No queremos insinuar que debas celebrar en otra casa o no invitar a nadie a la tuya; pero, si tu gato no está acostumbrado a las visitas, deberás tener presente que estas fiestas podrían desencadenarle muchísimo estrés a tu apreciada mascota.

Recuerda que los felinos domésticos son animales de rutinas y, que alguien desconocido llegue por un tiempo corto a sus vidas y que además altere el ciclo de su vida, podría resultar muy incómodo para él.

Si tu gato es de los que no les gusta recibir visitas, lo más sano y justo para ambos ?para que tu minino esté tranquilo y tú puedas disfrutar de las festividades? es preparar un cuarto o refugio especial para tu gato durante las reuniones. En este lugar, debes facilitarle sus juguetes favoritos, así como comida, agua y cercanía a una caja de arena. La idea es que sea un lugar donde no tenga contacto con las personas desconocidas para él.

En cambio, si es sociable o presto para ello, adviértele a tu visita no presionarlo con intentos de acercamiento o caricias. Tu gato, a su tiempo, se integrará a la reunión y los conocerá. Si deseas incentivarle ese comportamiento, tus amigos o familiares le podrían dar premios (como snacks especiales para él).

Así, con estas previsiones, no solo tú pasarás una feliz navidad. Tu gato también.


Sobre esta noticia

Autor:
Ciudad De Mascotas (429 noticias)
Fuente:
ciudaddemascotas.com
Visitas:
1931
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.