×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    175.457
  • Publicadas
    99
  • Puntos
    0
Veces compartidas
75
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
17/02/2015

Qué es la impulsividad infantil

La impulsividad es un rasgo de la forma de actuar de los niños, que no siempre hay que otorgarle una connotación negativa. Pero hoy en día la impulsividad en muchos niños se manifiesta de forma muy intensa y excesivamente, llegando a alterar en muchas ocasiones la dinámica familiar habitual. La impulsividad, además, puede manifestarse en niños cada vez más pequeños, aunque esto puede achacarse en parte al estilo de vida moderno y estresante al que nos hemos acostumbrado a vivir, y, por otro lado, a la falta de recursos o herramientas educativas por parte de los padres, para poder controlar este tipo de manifestaciones conductuales de sus hijos. Por eso muchas veces intentan recurrir a la ayuda de un profesional ante este tipo de situaciones..

En ocasiones, la impulsividad viene acompañada de hiperactividad y déficit de atención en lo que llamamos TDAH, pero esto no ocurre en el 100 % de los casos. Sea el origen que sea, la impulsividad puede ocasionar trastornos en la vida del niño y de los que lo rodean, y es ahí donde vamos a intentar arrojar algo de luz.

Qué características puede tener un niño impulsivo

Algunas de las características se pueden presentar a edades tempranas, sobre los 3-4 años de edad. Ahora bien, el hecho de que tenga varias de estas características no indica ineludiblemente que el niño tenga un problema irresoluble de impulsividad. Las características pueden ser:

  • En los más peques pueden aparecer las típicas rabietas.
  • Tiene casi siempre baja tolerancia a la frustración.
  • Dificultades para aguardar el turno en los juegos o hacer filas para esperar.
  • Tiene mal perder, que puede manifestarlo de diversas formas.
  • Es impaciente ante las preguntas, contesta antes de acabar la pregunta.
  • Primero lleva a cabo las acciones y luego las piensa.
  • Puede manifestar desobediencia y negativismo.
  • El niño sabe que tiene un problema de impulsividad pero no logra controlarlo.

image

Imagen: Impulsividad infantil de Shutterstock

Los padres y la impulsividad infantil

Vamos a ver ahora algunas formas de contribuir al control de esta impulsividad en los niños.

1. El niño debe aprender que los actos tienen consecuencias, a pesar de que sea un problema de control de sus impulsos.

2. Es adecuado mantener la calma todo lo posible, e l no mantenerla dificulta y empeora la situación, no la mejora. Es mejor no entrar en discusiones o razonamientos en esos momentos con él, será mejor razonar después del episodio.

3. El niño tiene un problema de control de su nivel de activación, no se lo inventa, y esto es algo que los padres deben tener bien claro, puede deberse en parte incluso a influencias genéticas. Esto tampoco indica que debamos permitirles todo, pero debemos entenderlo para poder ayudar mejor a nuestro hijo. Tampoco debemos permitirle todo para terminar con estos momentos de impulsividad, ya que si con ello obtiene lo que quiere, entonces se repetirán con mayor frecuencia por su parte.

4. Conviene explicarles porqué les ocurren estos episodios de conducta impulsiva.

5. En los más pequeños (hasta los 4-6 años) lo mejor es ignorar, es decir, retirar la atención de lo que están haciendo, siempre que las circunstancias lo permitan. Una vez terminado el episodio, y explicado previamente, habrá que aplicar las consecuencias de lo que ha hecho. Pero no basta con saber establecer límites o castigar, no solo hay que hacer de "poli malo", deberemos completar el trabajo con muestras de vinculación afectiva como leerles cuentos, efectuar ejercicios de relajación por la noche antes de dormir, etc, no como premio, sino para mejorar el vínculo con ellos. Una vez calmados, será un buen momento de razonar con ellos sobre lo que ha ocurrido, que lo intenten explicar y luego explicárselo nosotros.

6. En el momento que haya identificado las emociones y sensaciones previas, se pueden aplicar distintas técnicas para controlar esta impulsividad, y habrá que probar hasta dar con la más efectiva para cada niño.

Hay estrategias muy simples que consisten en enseñarle a que cuando note la activación intente respirar varias veces profundamente al tiempo que se da interiormente autoinstrucciones (para, contrólate, tranquilo...)

7. También se puede utilizar la técnica del semáforo. Es una estrategia que consiste en alertar a los demás cuando el niño comienza a activarse, cartulina verde si está tranquilo, amarilla si comienza a activarse y roja si ya no puede controlarlo.

Lo importante aquí es trabajar en la identificación de las sensaciones previas a las conductas impulsivas y fomentar en el niño su reconocimiento como paso previo a la incorporación de recursos de autocontrol.

9. Las técnicas de relajación serán unas grandes aliadas. Habrás que utilizar las distintas técnicas en función de la situaciones y de las edades. Las técnicas de relajación basadas en el control de la respiración y las que se basan en la relajación muscular del cuerpo yendo en un orden de unas zonas a otras, suelen funcionar bastante bien.

Tratamiento de la Impulsividad Cuando esta impulsividad va a mayores y la familia y el menor son incapaces de controlarlo, además de que está alterando la dinámica familiar habitual, es hora de acudir a un especialista en psicología clínica infantil, que os pueda orientar, y que pueda evaluar al menor para ver si realmente necesita de una atención y tratamiento, cuáles son las medidas que deben adoptarse, cuál es la duración del tratamiento, y descartar otros posibles diagnósticos como el TDAH. Muchas veces los padres y la familia tienen sus reticencias a acudir a un psicólogo, pero puede ser la opción más inteligente y eficaz cuando las estrategias puestas en marcha desde la familia no han dado resultado.

The post La impulsividad infantil y cómo controlarla appeared first on Psicología para todos/Superdotados/Psicología infantil/Depresión.

Más visitadas de Adlgt

Deporte en los niños, la mejor terapia preventiva

Deporte en los niños, la mejor terapia preventiva

Hoy voy a hablaros de los beneficios que el deporte puede aportar a los más peques de la casa 18/04/2017

Guía de atención temprana para niños de 0 a 3 años

Guía de atención temprana para niños de 0 a 3 años

Hoy os dejo un nuevo recurso gratuito, una Guía de Atención Temprana para niños y niñas entre 0 y 3 años, que ha sido elaborado por el Equipo de Atención Temprana de la Rioja 27/10/2012

10 Claves para entenderte con tu hijo adolescente

10 Claves para entenderte con tu hijo adolescente

La adolescencia es una etapa complicada en la que se producen muchos cambios físicos, motivacionales, sociales, y un comportamiento adolescente típico. Esto suele desembocar en muchos problemas y conflictos entre los padres y el adolescente 26/09/2012

La masturbación en niños de edad preeescolar

La masturbación en niños de edad preeescolar

De acuerdo con la corriente psicológica cognitivo-conductual, se define la masturbación como el autoejercicio de la función sexual, que lleva implícito el estímulo sexual y la respuesta sexual 31/10/2012

Padres esclavos de sus hijos

Padres esclavos de sus hijos

En el difícil arte de la educación, no hay ganadores ni ganados, hay hijos educados e hijos maleducados. Pero por desgracia también hay padres esclavos de sus hijos. Todos sabemos que educar es una tarea cansada y que requiere esfuerzo y muchas dosis de paciencia 13/09/2012

Mostrando: 1-5 de 98