×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

AscohastalanauseaMiembro desde: 11/12/12

Ascohastalanausea
10
Posición en el Ranking
1
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    263.008
  • Publicadas
    228
  • Puntos
    72
Veces compartidas
665
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 11º
Recientes
  • 11º
Visitas a noticias
Hace 5d

... que el que no quiere ver u oír”. Las quejas y lamentos de muchos sectores de actividad en Cataluña, que ya nadan en los barros de pasadas aguas independentistas, apenas conmueve a los españoles o a la UE

Guerra anunciada no mata soldado; palos con gusto no duelen; etc. El refranero que recoge la sabiduría de la experiencia antepasada es, en este asunto, inagotable, pero es verdad que no hay peor ciego o sordo que aquel que no quiere ver u oír. Desde hace unos meses, llueven informaciones por todas partes acerca de las consecuencias económico-sociales que el llamado “prucés catalán“ ha deparado en la mayoría de sectores de actividad catalanes. El paro crece, las nuevas contrataciones caen, el turismo busca otros destinos, a los viejitos del Imserso ni se les espera, los hoteles echan el cierre hasta el verano, los trasatlánticos que navegan por el mediterráneo ya recalan en Valencia y Baleares, el aeropuerto del Prat está en horas bajas, los taxistas se pasean vacíos, el ritmo de alquiler y compraventa de inmuebles registra caídas épicas, la fuga de depósitos ante el temor de un corralito es irreversible, la hostelería y restauración rebajan precios y ni con esas, muchas tiendas de moda, complementos y souvenirs liquidan por cierre, las empresas españolas huyen en estampida -dicen que hasta que las aguas amainen- las multinacionales se fueron para no volver, la Agencia Europea del Medicamento anidó en Amsterdam, la apertura de nuevas empresas e inversiones se estancó, como se frenó el gasto público autonómico,  etc. etc. y mientras, Puigdemont, en un triple salto de auténtico dislate, publicita desde Bruselas, por si algún país no lo tuviera claro, que la Catalaluña de hoy es el país de nunca jamás o el de irás y no volverás y que, ahora Europa, les roba, asi sea libertad y democracia. Se conduele de haberse pegado un tiro en el pie pero, lejos del arrepentimiento o la autocrítica, repite alto y claro que lo volverá a hacer si resulta elegido Presidente el próximo 21-D. 

Sin embargo las lamentaciones de pymes, patronal, sindicatos y catalanes en general, hace tiempo ya que no conmueven en lo más mínimo a los españoles, que hasta se alegran y, en lo posible, redoblan su rechazo a comprar productos catalanes. Más aún, las encuestan vaticinan un acercamiento de Ciudadanos al PP en intención de voto en unas hipotéticas generales, o lo que es lo mismo, más España y menos paños calientes. Los únicos que aún inspiran lástima, aunque ya se descuentan como daños colaterales, serían los catalanes amordazados que se sienten también españoles y que, lejos de abstenerse, votaron formaciones constitucionalistas.

Sus lamentos ya no conmueven ni a España ni a la UE. Palos con gusto no duelen

La primera reflexión que tienen que hacer todos esos catalanes que hoy gimotean y se lamentan, es que por estadística pura, en cada negocio, empresa, comercio, hotel y actividad que hoy sufre la recesión económico-independentista en Cataluña, casi la mitad son independentistas. La mitad de los propietarios o socios, la mitad de los ejecutivos, la mitad de los autónomos, la mitad de los obreros, empleados o dependientes. Si es necesario un ajuste en la cesta de la compra, un expediente de regulación de empleo, una rebaja salarial, o el cese parcial o total de alguna división o departamento de una empresa o negocio, o incluso su cierre, la culpa es, como mínimo, de la mitad de los propios afectados. En otras palabras, la mitad tiene lo que ellos mismos se buscaron y solo cabe apiadarse de la otra mitad y para eso, siempre y que estos no se hubieran quedado en casa en las últimas elecciones autonómicas, es decir, que no formen parte del pelotón de los abstencionistas. 

Independentistas y abstencionistas por igual tienen la responsabilidad indirecta de la grave crisis que hoy se padece en Cataluña en términos exclusivamente económicos. Ellos apostaron por la impostada fantasía de sus líderes, a los que, como adeptos fieles y creyentes, auparon al frente de las instituciones para su demolición. Son los únicos responsables del estrepitoso fracaso de aquella aventura. La fractura a nivel social y convivencial, ni se puede medir, ni quizá se corregirá ya nunca. El 21-D es la ocasión única y propicia de elegir otro rumbo o de ahondar en el error de tropezar dos veces en la misma piedra. Las encuestas ya anticipan un empate técnico que es lo mismo que decir una composición parlamentaria que conduce a una Cataluña ingobernable, salvo pactos oscuros de trastienda. Es su libertad y responsabilidad pero, si se equivocan al votar, como vaticinan las encuestas, no esperen en el futuro conmover ni a España ni a la UE. Están avisados.

El 21-D es la ocasión de corregir el rumbo o de ahondar en el error

AscoHastaLaNáusea

Más recientes de Ascohastalanausea

La Cagada

La Cagada

No se conoce en el mundo animal la existencia hasta la fecha de ningún caso de una manada, formada solo por machos, que se haya organizado, agrupado o concertado para conseguir el acceso carnal a una hembra. Aquello fue una tremenda cagada 06/12/2017

Queridos Reyes Magos

Queridos Reyes Magos

En lugar de acomodar la ley a la realidad, el Ministro Montoro se empecina en lo contrario y acaba haciendo el ridículo, como lo hacía la SGAE cuando pretendía cobrar a los novios porque el día de la boda sonaban “los pajaritos“ 02/12/2017

Internet me mima

Internet me mima

Mi hija, bien puedo decir, que cuando se encierra sola en su habitación con el móvil o el ordenador, está más acompañada que nunca. ¿Que madre puede competir con Internet, la madre de todas las madres? La súper madre de 24h/365 días 26/11/2017

100 horas con Castro

100 horas con Castro

Triste ejemplo, el de un juez que quería ser camionero, de lo que nunca debió ocurrir. Una instrucción, la del Caso Nóos, excepcional y con lupa, anecdótica en el quehacer cotidiano de los tribunales. Una instrucción, injusta por desigual, entonces y, hoy, unas apostillas, de auténtico bocachancla 19/11/2017

Éramos felices

... Y no lo sabíamos. Los independentistas alardean de ser como mínimo dos millones luego, en una primera aproximación, si votara el resto, ganarían las formaciones españolistas o independentistas. El problema es la altísima abstención y la baja movilización de estos 08/11/2017

Mostrando: 1-5 de 229