×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

CulturaMiembro desde: 13/05/09

Cultura
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    3.416.150
  • Publicadas
    17.131
  • Puntos
    0
Veces compartidas
468
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
04/12/2009

Yaxkin Melchy inaugura una sensibilidad e imaginario no visto en la poesía mexicana reciente y que abre con fuerza y claridad, un puente simbólico con los más destacados escritores latinoamericanos de su generación, afirmó el también poeta Héctor Hernández Montecinos. Este último habló durante la presentación en la Sala Adamo Boari, del Palacio de Bellas Artes, del libro de Melchy, "Los poemas que vi por un telescopio", que obtuvo el Premio Nacional de Poesía Joven Elías Nandino 2009, convocado por el Programa Cultural Tierra Adentro, de Conaculta. El vate, al referirse a los textos reunidos en "Los poemas que vi por un telescopio" (poemario ganador del premio y editado por Tierra Adentro), evocó a bardos de la generación de los 80, como el guatemalteco Wingston González, el boliviano Osdmar Filipovich, el colombiano Alexander Ríos, el peruano Willni Dávalos, la argentina Valeria Meilner y el chileno Camilo Herrera. Destacó de la poesía de Melchy, en la musicalidad de la lengua, un soporte para descargar una voz potente, diáfana, delirante y sobre todo, "anclada en un porvenir espacial escrito desde la primera noche estrellada de la humanidad hasta hoy. "Pues en Los poemas que vi por un telescopio, cada palabra es un cuerpo celeste y cada poema una constelación que cambia de forma como los ojos que la contemplan. Una escritura sin miedo, libre y nómada entre la ternura como gesto político y un inconfundible tono que congrega los altibajos de una época, de una escena, de sí mismo", expresó". Sobre la estructura del libro, comentó que está dividido en tres partes: la primera es IEU Inscripciones, donde el poeta inicia su mirada al cielo y pone los pies en el barro que el mismo contempla, para confrontar su mundo personal con el fracaso y el miedo de una generación. Ella optó por callarse y dormirse en un nicho funerario, en vez de salir a quemar los poemas a las calles llenas de deseo, vida y aventura. "Es más que un manifiesto y menos que una proclama, pues es un llamado de atención y de algún modo, una venganza en contra de la complicidad de la abulia que prefiere la comodidad en vez del desacato", señaló. Acerca de la segunda parte, C Los poemas que vi por un telescopio, el comentarista señaló que ahí Melchy empieza a construir un observatorio que mira hacia sí mismo, hacia una profunda tristeza, hacia una rabia contenida, hacia una soledad que convierte al autor en parte de una constelación que sólo él ve en la propia noche de su vida. "Desde esta posición contempla tanto las composiciones del ADN como las partículas suspendidas de la galaxia, y es en este campo de visibilidad que los textos adquieren una fuerza sobrenatural y una expresividad que conmueve. Andrómeda le dicta poemas, le muestra imágenes, sueños del futuro, del siglo 30, visiones de un sueño colectivo de la humanidad", puntualizó. Sobre la tercera parte, D Los sueños, los viajes, Hernández la calificó como "la aventura visual más intensa", pues se dan en este ciclo tanto poemas como imágenes de estos poemas que recuerdan las escrituras antes de la escritura y que son el secreto de la primera humanidad mirando el cielo. "Son sueños, son constelaciones hablándole al poeta, son flashes de otra dimensión que ni siquiera llegamos a imaginar, es otra lengua, una lengua muerta del futuro", precisó. Desde su punto de vista, Yaxkin Melchy es el poeta joven que más lejos ha llegado en su vuelo poético, "en su caminata social sobre las estrellas que veremos en millones de años. Nunca el cielo había establecido a la mano de un poeta que sin quererlo nos devuelve una esperanza, un sueño, una utopía allá en esas estrellas que somos nosotros mismos vistos desde la muerte". Por su parte, Manuel de Jesús Jiménez, manifestó que la escritura poética es abandonarse en el universo e ir fijando puntos de contacto. Y que la revelación no se da con un peregrinaje o siguiendo a un patrón, sino dejando partes de uno mismo suspendidas en medio del vacío, orbitando entre el caos. "Yaxkin Melchy indica sus constelaciones: las figuras astrales de la poesía. Los poemas que vi por un telescopio se aparta de la visión del descubridor contemplativo que sólo registra los acontecimientos en años luz, puesto que para comprender el universo-poema hay que adentrarnos en la noche y dejarnos poseer por esa totalidad, por los astros de la locura", manifestó. Expresó que es en la dimensión de Yaxkin donde ocurre el Big-Bang y el Big-Crunch en sucesivas vueltas. Es "la sangre de las estrellas" la que corre a la velocidad de la luz por su cuerpo", subrayó. "El universo del autor no es un cosmos con leyes inmutables y exactas, ya que el único universo que vive Melchy es un caos donde está el dios Júpiter roto como un cerillo destrozado", añadió. Jiménez agregó que Meme Rocha aparece en esta poética narrativa, no como un heterónimo, sino como un escritor real: un adelantado que dejó una obra primera. También se trata de un pequeño homenaje a este poeta, por todos nosotros desconocido. Lo cierto es que a través de su obra, Yaxkin se encuentra y lo mira como un ascendente iluminado. "No se da aquí una referencia a cierto prócer de las letras, sino que apenas se trata de un marginado, de quien no se sabe nada en vida. Meme Rocha es su abuelo", adujo. Para concluir, afirmó que Yaxkin Melchy conoce por el caos que hay en su interior: "No tengo dentro de mi mente más que una nebulosa compacta". Sin embargo, se sabe poeta, pequeña jerga que pide a la muerte su autorretrato y un trébol negro. Será la industria fabulosa del Nuevo Mundo lo que lo dejará callado. En un poema Meme Rocha le advirtió: "mañana serás una célula y no podrás decir tu nombre".

Más recientes de Cultura

Empata Estudiantes Tecos 1-1 con diez hombres desde el minuto 21

Estudiantes Tecos vino de atrás para rescatar un empate a una anotación de visita frente a Mérida, que fue incapaz de aprovechar la superioridad que tuvo desde el minuto 21, cuando su rival se quedó con diez elementos, en el estadio Carlos Iturralde Rivero 02/02/2013

Recrea Alejandro Quijano mundo onírico en nueva exposición

Como sueños plasmados en el arte y cuyo conjunto se vuelve un único lenguaje, calificó Alejandro Quijano su exposición "Destello de sueños", que será inaugurada el próximo miércoles en la Galería "José Vasconcelos" de la Universidad Tepantlato, en esta ciudad 02/02/2013

Designan nuevo coordinador del Sistema de Teatros del DF

La Secretaria de Cultura de la Ciudad de México, Lucía García Noriega y Nieto, designó a Ángel Ancona como Coordinador del Sistema de Teatros en sustitución de Lourdes Lecona, quien desempeñaba este cargo desde mayo de 2012 02/02/2013

Proveer de imaginación los museos, el secreto para atraer visitantes

La especialista Leslie Bedford, miembro del Consorcio Internacional de Consultores de Alto Nivel Especializados en Museos (The Museum Group), aseguró hoy aquí que trabajar en el mundo subjetivo es dar imaginación a los museos, a fin de que el público se acerque a las exposiciones 02/02/2013

Se cumplen dos décadas sin el coreógrafo y bailarín Raúl Flores Canelo

A más de dos décadas de su partida, el coreógrafo y bailarín Raúl Flores Canelo, considerado uno de los creadores mexicanos más importantes del siglo XX, ha trascendido las fronteras del espacio y el tiempo, ya que gran parte de su obra recorre diversos escenarios de la República Mexicana de la mano 02/02/2013

Mostrando: 1-5 de 17.130