×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

EcoliberalMiembro desde: 10/02/17

Ecoliberal

http://www.miseshispano.org

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    3.868.289
  • Publicadas
    2.028
  • Puntos
    0
Veces compartidas
268
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 5d

image

imageLa semana pasada, hablé de la extraña opinión de Hegel de que la libertad consiste en el servicio al estado, y una columna anterior discutió un problema con el uso de la economía del comportamiento para apoyar el «paternalismo libertario». Richard Thaler y Cass Sunstein, los principales paternalistas libertarios, se meten en dificultades que Hegel les permitiría evitar. Como veremos, sin embargo, si aceptaran la ayuda de Hegel, pagarían un alto precio.

Thaler y Sunstein piensan que medidas como los altos impuestos a los cigarrillos y las restricciones en el tamaño de las latas de refresco no restringen su libertad. No están interfiriendo con lo que quieres hacer. Podrías pensar al principio que están interfiriendo. Quieres fumar, y los altos impuestos hacen que sea más difícil que antes hacerlo. Ahora es más inconveniente beber grandes cantidades de soda, porque tienes que comprar más latas que antes de la prohibición.

Thaler y Sunstein dicen que las apariencias engañan. También quieren tener buena salud. Fumar causa cáncer de pulmón y otras enfermedades, y beber grandes cantidades de refrescos puede llevar a la obesidad, la diabetes y otros problemas de salud. Parte de lo que dicen parece razonable. Probablemente casi ningún fumador o bebedor de refrescos quiere tener mala salud. Las controversias sobre los efectos médicos del consumo de estos productos podemos ignorarlas.

Ahora viene el paso crucial de su argumento, que es una versión más burda del principio que Kant avanzó: «Quien quiera el fin también quiere (en la medida en que la razón tiene una influencia decisiva en sus acciones) los medios indispensables para ello que están bajo su control». Los autores razonan de esta manera: porque no quieres cáncer de pulmón y no fumar es una forma de evitar el cáncer de pulmón, no quieres fumar. Por lo tanto, dificultar el fumar no es obligar a hacer algo que no se quiere hacer.

Hay un problema con este argumento que dejaré de lado. El principio de Kant dice que si eres racional y tienes un cierto fin, también tendrás los «medios indispensables» para ese fin. En otras palabras, si no quieres tener cáncer de pulmón y el fumar siempre te dará cáncer, entonces no fumarás. En ese caso, no fumar sería un medio indispensable para no contraer cáncer, y una persona racional que no quisiera cáncer no fumaría. No sería relevante señalar que evitar el fumar no garantiza que no se vaya a contraer cáncer. Es irrelevante, porque aunque no fumar no es suficiente para evitar el cáncer, es en nuestra suposición una condición necesaria. Si tu fumas, tendrás cáncer, incluso si otras cosas también lo causan.

Pero en el mundo actual, fumar no garantiza que se vaya a contraer cáncer. Muchos fumadores no lo tienen. No puedes invocar el principio de Kant de que es irracional fumar. Es seguro predecir que si fumar garantizara que se va a contraer cáncer, habría muchos menos fumadores de los que hay hoy en día.

Pero este punto, como digo, lo dejaré de lado. Thaler y Sunstein argumentan que si no quieres tener cáncer y eres racional, entonces no fumarás. Pero sí fuma, por lo tanto no es racional. ¿Cómo pueden seguir diciendo que cuando te hacen más difícil fumar no están interfiriendo con tu libertad? Sólo tienen derecho a decir que si fueras racional, no fumarías.

Pueden llegar a su conclusión añadiendo esta premisa: eres (o tienes, no voy a distinguir entre los dos) un yo racional. Con esa premisa añadida, su conclusión es la siguiente. El yo racional no fuma, así que los impuestos más altos no interfieren con la libertad del yo racional. Podrías pensar que esto es obviamente una tontería. Nuestro punto de partida es que sí fumas y eres irracional. ¿Cómo podrían Thaler y Sunstein decir al mismo tiempo que eres racional y no fumas? ¿No es esto una contradicción flagrante?

Las cosas no son tan simples. No están afirmando que eres un yo racional y nada más. Por el contrario, en esta visión tu eres dos yos, uno racional y otro irracional, y esa visión, aunque extraña, no es una contradicción. Así, los altos impuestos interfieren con la libertad de uno de los dos, pero no con la del otro.

Por cierto, hay otra complicación que quiero dejar de lado. (¿No es divertido?) Si aceptamos el principio de Kant y también que eres un yo racional, no se deduce que los impuestos no interfieran con lo que quieres hacer. El principio de Kant dice que alguien que es racional quiere un medio indispensable para lo que quiere. No requiere que no tenga deseos contradictorios. No diría que es irracional querer fumar, mientras no se fume. (Asumimos aquí que el fin de evitar el cáncer supera el fin de fumar.)

Dejando estas complicaciones a un lado, podemos entender cómo Thaler y Sunstein llegan a su conclusión: las normas sobre el tabaco no interfieren con la libertad de uno de ustedes. En realidad, Thaler y Sunstein no llegan a su conclusión de la manera que he sugerido. Asumen sin discusión que tu quieres lo que ellos creen que tu querrías si fueses racional y estuvieras completamente informado. Si les atribuyera la premisa que afirmo que daría sentido a su punto de vista, porque sería racional que lo hicieran, estaría haciendo una suposición injustificada similar a la suya.

Pero dejemos la premisa extra. Ahora llegamos a dos problemas adicionales, y aquí es donde entra Hegel. Primero, ¿por qué deberíamos aceptar que la gente tiene un yo racional del tipo necesario para dar sentido al argumento de Thaler y Sunstein? Segundo, incluso si tienes un yo racional además de un yo irracional, ¿cómo se deduce que impuestos más altos no interfieren con tu libertad? Interfieren con la libertad de su yo irracional. ¿Por qué debería ignorarse esto?

Si traemos a Hegel, estas preguntas pueden ser respondidas. Según Hegel, en lo que creo que es la interpretación más plausible de él, tu yo irracional es una mera apariencia. Sólo el yo racional es real. Como es sabido que dijo:

Lo que es racional es real; y lo que es real es racional.

En ese caso, todo conflicto desaparece. Los altos impuestos se convierten en otra forma de permitir que tu yo racional obedezca al Estado en perfecta libertad. ¿Qué podría ser más simple?

Fuente.

Más votadas de Ecoliberal

¿Qué hará Trump con el cartel del banco central?

¿Qué hará Trump con el cartel del banco central?

EEUU es con mucho la mayor economía del mundo. Sus mercados financieros (ya sea de valores, bonos o derivados) son los más grandes y más líquidos. El billete verde es la divisa más importante para las transacciones 14/02/2017

El antídoto para la crítica literaria marxista

El antídoto para la crítica literaria marxista

La crítica literaria es un campo que desconcierta a muchas personas. Aunque su objetivo de evaluar y comentar obras de literatura es suficientemente claro, las teorías que informan el trabajo de muchos críticos a menudo enturbian las aguas 15/02/2017

Los fracasos de la política exterior de Obama

Los fracasos de la política exterior de Obama

Como destacaba a menudo Murray Rothbard, el mercado libre y una política exterior pacífica son socios indispensables. No podemos mantener un mercado libre si el gobierno mantiene una política exterior belicosa 16/02/2017

Jan Narveson: ¿Será el anarcocapitalismo la solución?

Jan Narveson: ¿Será el anarcocapitalismo la solución?

¿ El estado democrático moderno es enemigo de la libertad. ? Jan Narveson Hoy había decidido no firmar el artículo (y hacerlo con el nombre de Jan Narveson) porque sólo voy a ser correa de transmisión entre la última obra de este filósofo canadiense y Vds 16/02/2017

Cuidado con los alquimistas

Cuidado con los alquimistas

¿[Este artículo está extraído del libro Cuidado con los alquimistas, que está accesible completo en nuestra sección de e-books] Prólogo Tras la creación de la Fundación para el Educación Económica (Foundation for Economic Education ? FEE) en 1946, Ludwig von Mises se convirtió en asesor a tiempo ... 18/02/2017

Mostrando: 1-5 de 2.027