×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Jb. Viñals Cebriá. Redactor.Miembro desde: 07/02/18

Jb. Viñals Cebriá. Redactor.
4
Posición en el Ranking
2
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    790.723
  • Publicadas
    180
  • Puntos
    84
Veces compartidas
1.220
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 2d

--------------------En metro por Moscu------------------------------

"El metro de Moscú: Mayakóvskaya, centro nocturno y cultural"

"Creo que en los tiempos actuales es poco probable encontrar a una persona que no sepa nada sobre la peculiaridad y la belleza del metro de Moscú. Los monumentos artísticos que contiene cobraron su fama en muchos países del mundo y, hoy en día, para los turistas que vienen a conocer la capital rusa, se organizan las excursiones guiadas por esta singular ciudad subterránea. Con el presente artículo me gustaría empezar una serie de artículos dedicados a este medio de transporte de Moscú, centrándome cada vez en una estación de metro y, también, lo que usted podrá encontrar en su entorno, al subir a la calle. 

La primera línea del metro de Moscú se inauguró en 1935 por José Stalin. Desde aquellos tiempos y hasta el día de hoy el metro sigue creciendo, siendo el transporte público más popular. Actualmente, la red subterránea de Moscú tiene en total 305, 7 kilómetros de longuitud, repartido entre 12 líneas y 185 estaciones, 44 de las cuales están incluidas en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad. Es la primera en Europa y la segunda en el mundo (después del metro de Tokio) red metropolitana por número de pasajeros: diariamente el metro moscovita lo utilizan más de 6 millones de personas. 

Una de las estaciones más bonitas es Mayakóvskaya, bautizada en honor del famoso poeta soviético Vladímir Mayakovski que elogiaba en su poesía el poder de la clase obrera y las ideas del comunismo. Esta estación fue construida según el proyecto del arquitecto ruso Alexei Dushkin y se inauguró en 1938. Los rasgos específicos de la estación son los mosaicos que tienen forma ovaladas, ubicados en el techo. Cada uno de estos cuadros representan aviones y escenas deportivas y se iluminan por una gran cantidad de lámparas. Es la estación salvadora, ya que gracias a sus sólidas paredes y la profundidad (son 51 metros bajo tierra) miles de ciudadanos se protegieron de los bombardeos durante la Gran Guerra Patria. 

Actualmente, la zona de Mayakóvskaya se suele asociar con una agitada vida cultural y nocturna. Aquí nos encontramos con una variedad impresionante de locales para cualquier gusto e interés ubicados en los edificios y lugares históricos. Al superar un prolongado ascenso en la escalera mecánica (que, por cierto, desarrolla mucho la paciencia viviendo en la ciudad tan bullicioso como Moscú) y, al salir a la calle, lo primero que se presenta ante su mirada es la Plaza de Mayakovski con el monumento del poeta en el centro. En la misma plaza se situa el hotel “Pekin” donde uno podrá alojarse en la cercanía más próxima a las curiosidades de la capital. 

Moscú, en general, es la ciudad de la música y del teatro. Y si usted hace una parada en esta estación, lo podrá comprobar por si mismo: a tan sólo un paso de Mayakovskaya se encuentra La Sala de Conciertos de Chaikovski, el “Teatro de Sátira” y el “Teatro Académico de Mossovet”. 

--------------------------------La sorprendente obra del metro de Moscú------------------

Si usted sigue recto por la calle Sadóvoye Kolzó (Anillo de Jardines), al igual que las perlas enhebradas en un collar, se encuentran en la misma diferentes restaurantes y cafeterías, donde usted puede recuperar las fuerzas tras un extenso paseo: comer, por ejemplo, en el restaurante “Shokoládniza” (“Chocolatería”) y tomar un exquisito café en la cafetería-panadería “Volkónski”, un pequeño e íntimo local donde se toma un café con galletas y bizcochos de todos colores o, muy valorados por los turistas extranjeros los pepitos de chocolate, de vainilla y de pistacho. Un amigo mío, español, se quedó tan hechizado por el sabor delicioso de estos pepitos, que han pasado ya tres años desde su viaje y él sigue acordándose de ellos!

Si usted viene a Mayakóvskaya por la tarde y decide quedarse aquí para pasar la noche divirtiéndose con los amigos, a cinco minutos del metro encontrará el club nocturno “B-2” que a cualquier día de la semana tiene preparado el programa de eventos y actuaciones musicales. Siguiendo las letras de una canción popular rusa, es cierto, “Moscú nunca duerme”!

Para los que sienten inclinación por la literatura y, también, por lo infernal, en la casa número 10 de la misma calle, si sube a la cuarta planta encontrará el enigmático piso donde vivía y escribía Mijaíl Bulgákov, autor de una novela impactante y provocativa "El maestro y Margarita", en que se mezcla el mundo real con el mundo trascendental, la lucha entre la luz y la oscuridad. Hace años que el piso del escritor se convirtió en un museo donde se organizan las visitas nocturnas. Dichas visitas empiezan en el piso de Bulgákov (llamado en ruso el Piso siniestro, donde pasaron acontecimientos extraños), conocerá al gato negro (uno de los personajes de la novela y ahora un inquilino real del museo), y terminan con el paseo hasta un estanque rodeado de un umbroso parque, Patriárshie prudý. Así, sentados en uno de los bancos de madera de este parque, usted escuchará la historia de la creación de la novela y los relatos sobre sus enigmáticos personajes. 

Si ya está en Moscú o todavía está planeando su viaje, le animo a coger el metro e ir hasta el centro. No se olvida, bajar en Mayakóvskaya!"

Irina Bulgákova Periodista

Fuente: EL IMPARCIAL

Texto y reportaje fotográfico remitido por: Antonio Marín Segovia"

Más recientes de Jb. Viñals Cebriá. Redactor.

Mostrando: 76-80 de 182