×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

NutricionybienestarMiembro desde: 17/06/10

Nutricionybienestar

http://saludnutricionybienestar.wordpress.com/

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    218.471
  • Publicadas
    74
  • Puntos
    0
Veces compartidas
35
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
14/05/2015

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren más personas por estas dolencias que por cualquier otra causa. De hecho, se calcula que en 2013 morirán cerca de 23, 3 millones a causa de ECV y se prevé que sigan siendo la principal causa de muerte.

La falta de actividad física, el tabaquismo, el consumo de alcohol son algunas de las casusas más importantes de estas enfermedades que pueden causarnos una merma de nuestro bienestar. Entre estos factores de riesgo se encuentran la obesidad, el colesterol y la hipertensión, algo que podemos evitar a través de la nutrición y una serie de alimentos que son beneficiosos para nuestro corazón. Y es que pensar en la alimentación como fuente de salud es una inversión a largo plazo.

La alimentación que previene las enfermedades del corazón

Entre los alimentos que son conocidos por disminuir la hipertensión, reducir el colesterol LDL (el conocido como malo) y prevenir las enfermedades del corazón se encuentran los cinco siguientes:

  1. Las nueces

Los expertos recomiendan tomar un puñado de nueces a diario ya que el ácido y los fitosteroles, dos de sus componentes, juegan un papel muy importante en la reducción del colesterol. Se pueden alternar con otros frutos secos que no lleven sal añadida como son el cacahuete, la avellana o las semillas de sésamo. No es conviene superar las seis unidades debido a su alta intensidad energética.

  1. Pescado azul

El pescado azul posee una grasa rica en ácidos grasos poliinsaturados de la serie omega-3, que tienen la capacidad de disminuir los triglicéridos plasmáticos, aumentar la vasodilatación arterial y reducir el riesgo de trombosis y la tensión arterial. Los expertos recomiendan su consumo tres veces a la semana.

Entre las especies que se encuentran dentro de esta categoría nos encontramos con el salmón, la caballa, el atún, la sardina, la anchoa, la trucha marina, el salmonete, el pez espada o el rodaballo entre otros. Si tienes dudas, puedes consultarle a tu pescadero habitual.

  1. Aceite de oliva

Es recomendable tomar dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, rico en antioxidantes, ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y fitosteroles, compuestos cardioprotectores. Hay que tener en cuenta que aunque es el aceite de origen vegetal más recomendado para prevenir estas enfermedades, ha de ser tomado con moderación por los ácidos grasos de cadena larga que se encuentran en él.

  1. Legumbres

El revestimiento exterior de las legumbres es fibra soluble, una clase de fibra que ayuda a reducir el colesterol. Y es que la fibra es muy importante para las personas con problemas cardiovasculares. La Asociación Americana del Corazón (AHA) recomienda que se ingieran entre 25 a 30 gramos de fibra dietética al día. Las judías, las lentejas, los garbanzos, las habas o los guisantes tienen una relación directa con la reducción del colesterol sérico y en la prevención de la formación de la capa de ateroma que puede causar enfermedades cardiovasculares.

  1. Frutos rojos

Se ha comprobado que las mujeres que tienen una dieta rica en frutos rojos reducen en un 32% el riesgo de padecer un infarto. Es su alto contenido en antocianinas lo que posee un efecto protector. Además de proteger las arterias, también tienen efectos beneficiosos apara el control metabólico de la glucosa. Se recomienda ingerir 3 o más veces a la semana. En esta categoría podemos encontrar las cerezas, las moras, frambuesas, grosellas y uvas negras.

Además de incorporar estos alimentos a tu dieta mediterránea, la más saludable y la que más recomiendan los expertos, también es aconsejable la ingesta abundante de cereales, beber de 1, 5 a 2 litros diarios, reducir el consumo de sal y limitar el consumo de productos ricos en azúcares simples, como golosinas o bollería industrial.

Recuerda también la importancia de una vida activa y la práctica de ejercicio físico, algo que combinado con una alimentación sana puede ayudarnos a llenar de salud nuestro corazón, el que marca los latidos de nuestra vida.

Más recientes de Nutricionybienestar

5 aperitivos que nos trae el verano

5 aperitivos que nos trae el verano

El verano nos trae hábitos gastronómicos distintos para ayudar a nuestro cuerpo a adaptarse a un clima más caluroso. Comemos alimentos más fáciles de digerir y los platos suelen servirse fríos o del tiempo. En esta época del año, resulta especialmente gratificante tomarse una caña con su aperitivo 18/07/2015

¿En qué puedo trabajar si estudio el Grado de Nutrición y dietética?

Terminas la carrera tras mucho esfuerzo y te encuentras con todo un reto: la cosa no acaba aquí, más bien comienza. Llega la hora de dar recorrido a lo aprendido y buscar tu primer trabajo. Pero, ¿sabes dónde buscarlo? En el www.portalparados 29/06/2015

Consejos de alimentación tras las vacaciones de Semana Santa

Consejos de alimentación tras las vacaciones de Semana Santa

Como es habitual en un periodo período festivo, como las navidades o las ferias, nuestro cuerpo se ve afectado por nuestros "pequeños" excesos alimentarios 14/04/2015

Consejos para proteger a los niños del frío

Consejos para proteger a los niños del frío

Con la bajada de las temperaturas durante el invierno, la preocupación por la salud de los hijos aumenta entre la mayoría de los padres. Por ello, es en esta época cuando se plantean la necesidad de tomar medidas contra el frío para combatir resfriados, problemas en la piel y otras enfermedades 26/02/2015

Qué revelan las uñas sobre tu salud

¿Lo sabías? Las uñas son un indicador de nuestro estado de salud y pueden revelar enfermedades u otras dolencias de nuestro organismo. Se convierten así en una herramienta para arrojar luz sobre un diagnóstico dudoso 26/02/2015

Mostrando: 1-5 de 73