×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    204.729
  • Publicadas
    281
  • Puntos
    0
Veces compartidas
2
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
19/05/2017

Recientemente el Tribunal Supremo de Reino Unido ha condenado a una familia por llevarse a uno de sus hijos a Disney. La familia aboga que decidió llevarse en abril de 2015 a su hijo a un viaje de vacaciones ?perdiendo una semana de clases- porque era el único periodo en que podían estar todos juntos ya que cada menor estaba escolarizado en un centro diferente que se regía por periodos vacacionales propios.

La escuela de la isla de Wight ya le expresó su disconformidad y la municipalidad le sancionó con una multa de 60 libras, una 70, 26 euros por desobediencia. Hasta ahí todo normal. Usted se pasa las normas por el forro, saca a su niño de la escuela durante en año lectivo en curso (a pesar que el centro se lo desaconseja), le multan y lejos de acatarlo, lleva al cole a los tribunales. Olé.

image

Una madre preparando a su hijo para la vida. Foto: cortesía Educa-On

Dos años después el TS ratifica la sentencia. La fiesta ha salido por 12.000 libras en recursos. Los padres han manifestado que se sienten que no son los últimos decisores en la educación de sus hijos. Pues claro que no. Al menos, cuando están en un centro académico. Porque para eso están las leyes. Y la autoridad moral del profesorado. Y el sistema educativo, el pilar de cualquier sociedad civilizada. Vamos, dice ella.

Más sobre

Lo que más le inquieta de todo esto es la lección moral que estos señores les están dando a sus vástagos. A salirse con la suya, a exigir... Víctimas de la hiperpaternidad. Una pandemia educativa que asola el Primer Mundo y que está sembrando hoy el planeta de niños mimados y de adultos débiles mañana.

Adultos soberbios, inoperantes e indefensos ante el mundo laboral y la vida, en general. La nueva generación, dicen los sociólogos, es la Touch. Ella aboga por cambiarle el nombre por la generación blandengue. Y a ella, como a El Fary, los blandengues no le molan nada.

Más recientes de Soniavaliente

El efecto La La Land

El efecto La La Land

El otro día leía una entrevista a David Summers que le hizo mucha gracia. Hacía confesiones tales como que "Marta tiene un marcapasos" no significaba nada, que "Venezia" se le ocurrió porque por aquel entonces tenía una novia italiana 14/07/2017

La tasa rosa

La tasa rosa

Hace un tiempo les hablaba de la soda tax, una polémica medida que adoptaba Cataluña para subir los impuestos a las bebidas azucaradas. No solo a los refrescos de cola sino también a las bebidas isotónicas y batidos de leche, entre otros 06/07/2017

Aburridos

Aburridos

¿Cuándo fue la última vez que se aburrieron? Y por aburrirse no se refiere a tumbarse a la bartola y atiborrarse a ver series. Piénsenlo bien. Quiere decir aburrirse. De verdad. Permitirse la licencia de no hacer nada durante horas. Que la mente deambule de la nada a ningún sitio. Apagar el móvil 30/06/2017

El semental

El semental

Hoy les quiere hablar de un ego tan grande como una fertilidad sin límites. No se refiere al rey Ambumbi II, el undécimo fon o rey tribal de Bafut, en Camerún, al que se le atribuyen 130 y esposas y unos 500 hijos 23/06/2017

Buenorros que leen

Ahora va y resulta que la belleza está en los ojos del que mira. Y no en el sujeto en sí. Y no lo dice ella, que mira lo normal tirando a mal 16/06/2017

Mostrando: 1-5 de 287