Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticic escriba una noticia?

La prensa caviar y el momento 11M

5
- +
14/11/2017 14:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito, la web exclusiva de la comunidad CTXT. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

1- Esta sección empezó llamándose Procesando el Procés. La inicié antes de verano. Consistía/consiste en explicar el Tercer Acto del Procés. La idea es que se trataba/trata de un sistema propagandístico. Y que, como todos los sistemas propagandísticos, implosiona en su Tercer Acto. La idea es que es un chollo ver cómo implosiona un sistema propagandístico. Y que es preciso describirlo a tiempo real en ese trance. Que un sistema propagandísitico implosione no significa, a su vez, nada bueno o malo. O, peor, determinante. Entre el 11M y el 13M de 2004 implosionó el Aznarato. Y mira qué cachas está la derecha española esta mañana a primera hora. En los 15 días posteriores al 15M de 2011, implosionó, propagandísticamente, el R'78. Y sus mitos. Y mira qué bien nos da para el pelo estos días. Bueno. El Procesismo ha empezado a implosionar en las últimas horas. Es posible que, en horas o días, pase a ser un objeto bizarro y desprestigiado. Lo que, también es muy posible, no se traducirá en su ruina. Pero es un lujo informativo saberlo. La información, tal y como ha quedado la cosa, es un lujo. Poco más. Hola. Bienvenidos a Procesando la Implosión. Si le gustó procesando el Procés, la Cosa, el Caso, la Trila y el Raje, le gustará Procesando la Implosión, una superproducción escrita por un pollo que tiene las cervicales destrozadas desde el viernes --una historia muy larga; ya se la describiré en breve en la serie Procesando el Pabernosmatao--, por lo que, en lo que es un más difícil todavía, escribe sólo con una mano.

2- La implosión empezó con la declaración de Forcadell y la Mesa en el TS. Sinopsis, recuerden: no hubo DUI, que fue estrictamente política --por aquí abajo, lo político es un concepto que se ubica entre el concepto unicornio, el concepto ya-te-pago-mañana-si-eso, y el concepto trile. Por otra parte, y por el mismo precio, Forcadell y la Mesa reconocían el 155. Con todo eso, Forcadell descubría la sopa de ajo. No decía nada nuevo, vamos. La defensa de Junqueras había emitido el carácter simbólico --es decir, no jurídico, no real-- de la DUI unas horas antes. Y todo el arco procesista, en el interior y en el exilio, ya había reconocido las elecciones autonómicas del 21D --es decir, el 155--. Bueno, salvo la CUP. La CUP ha reconocido las elecciones y el 155 este finde. Lo sorprendente del caso fue la reacción de la afición procesista.

3- La reacción de la afición procesista a cualquier tipo de información que aludía al raje de Forcadell & Asociaciados frente al juez fue absolutamente desmedida. Y --he aquí lo curioso y lo que me llamó la atención-- adoptó las formas de las reacciones de la afición aznarista en los días posteriores al 11M. Unos días virulentos, en los que no había redes sociales, por lo que el linchamiento con boina recurría a la artesanía. En aquellos días, de manera artesanal, y en tanto que filoetarra, antidemocrático y anticonstitucionalista --todo el mundo que cuestionaba al Gobierno era eso--, recibí, por ejemplo, mi primera amenaza de muerte. Democrática y constitucionalista, supongo. Por lo que en casa, cada 11M comemos niu, el plato estrella de la cocina empordanesa. Se lo detallo. Las reacciones. No la receta del niu, que son 7 días de curro, por cierto.

4- En primer lugar se produjo a) la negación. Diversos consumidores de Procés negaban lo dicho, incluso reproduciendo lo dicho. Es decir, interpretaban en las declaraciones gubernamentales una verdad escondida y evidente, que sólo ellos, a través de su comunión con el Govern, podían entender. En segundo lugar se produjo la b) sentimentalización. Los informantes del raje reivindicaban la sentimentalización, una sensibilidad propia, buena, de buena gente --"españoles de bien", llamaba Acebes a sus interlocutores el 11M--, compartida con el Govern, y que evidenciaba que los emisores de otros mensajes carecían de sentimientos. Así, si decías lo que había dicho Forcadell, eras un tipo o tipa frío, impasible a los rigores de la cárcel. O bien ignorabas que esa mujer y madre estaba haciendo todo lo posible para eludir la cárcel, que está en su derecho, por cierto, o bien deseabas que esa mujer y madre acabara con sus huesos en una cárcel. Se establecía, por tanto una división entre los sentimentales y los sin entrañas. O, como ha apuntado Junqueras, ese cristiano que cada vez utiliza imágenes más cristianas, una división entre el bien --el Procesismo-- y el mal --el resto de opciones; incluido el tantra--. Quien informaba de lo ocurrido, en fin, tenía menos sentimientos que una mojama y, a la vez, era el mal. De lo que se sobreentiende que el periodismo, cuando lo es, no tiene sentimientos y es el mal. El tercer movimiento fue, como en el 11M, c) la ira. El pack insulto. Que, como en el 11M, se decantó rápidamente hacia las d) opciones reaccionarias. Describías lo sucedido bajo criterios no gubernamentales porque eras insensible, malo, etc. Pero también porque eras de izquierdas. Pero, para llamarte de izquierdas, se desprestigiaba a la izquierda. El adjetivo que más se coló en mi TL tras el palabro izquierda fue caviar. Decías lo que decías porque eras izquierda caviar. Las izquierdas somos insensibles, malas. Pero, sobre todo, no damos un palo al agua. Lo vemos todo desde el sofá, mientras nos ponemos las botas de beluga. Por eso tenemos las cervicales sin quitar el precinto, etc. Las izquierdas de verdad son procesistas, y le dan 40 millones a los coles del Opus, porque tienen amplitud de miras, no comen caviar y no están fanatizadas como tú, etc. Las izquierdas, en fin, no son revolucionarias, se limitan a quejarse y a comer caviar como posesas, no como la derecha, revolucionaria y de gustos monacales. Posteriormente, se inició el e) desprestigio. Informabas de lo que informabas porque carecías de calidad periodística. Te lo inventabas, como te lo inventas todo. Algún gran ideólogo procesista colgó mensajes --el más elegante y divertido: "No tienes ni puta idea"-, que invitaban a la mayoría no silenciosa a visitar tu TL para orientarte y formarte profesionalmente.

5- Bueno. El día de Santa Forcadell fue un 11M al uso. Un día en el que todo implosiona, en el que el sistema propagandístico, por fin, no puede explicar todos los detalles de la realidad. Pero que va y los explica sin recurrir a la realidad ni en un solo instante. Momento en el que piensas, snif, que el sistema propagandístico no desaparecerá en tu XXXX vida.

6- El sábado hubo mani descomunal. Por los presos políticos. Es importante la congregación humana, pues se trata de la primera mani del ramo sin un Govern detrás. Los detenidos --medio Govern, los presis de dos entidades peronistas-- son a mi modo de ver defensores de una democracia vertical, sustentada en la obediencia a un Govern sin control político e informativo de ningún tipo, lo que supone un radical y nuevo sistema propagandístico, también vertical. A su vez, son también presos políticos. El Gobierno, en fin, no es una joya ni un referente en toda esta crisis democrática --no se pierdan, en ese sentido, el punto 16--. Ese día comí con mi gran amigo de juventud, que ha vino a manifestarse desde l'Empordà, con chorrocientas primas. Es indepe, no procesista. Los amigos tienen infinitud de recursos para seguir siéndolo. Uno, muy útil, es no someter a los amigos a consignas. Mientras comemos --yo, un arròs negre y, mis cervicales, mi brazo izquierdo--, hablamos de La Cosa. No diferimos mucho en nuestras opiniones sobre el raje. Lo que interpreto como que empieza a haber discurso indepe, emitido por personas sensibles de manifestarse por los puntos de vista del Govern --no es mi caso--, que ya no encaja con los puntos de vista del Govern. Por TV3, mientras estoy en el sofá, más largo que una cleopatra, y mis cervicales me preparan unos blinis de caviar, observo que se utiliza la mani par hablar de la necesidad cósmica de una lista electoral única, que defiende en solitario Puigdemont.

7- Detalle de la mani. Forcadell no fue. Diversos politicos y periodistas procesistas informan de que no fue debido a la prohibición del juez de asistir a manifestaciones. Sí, un juez puede hacer eso. La anterior Secretaria General de la CGT de BCN, por ejemplo, tuvo prohibido asistir a manis durante dos años, tras una sentencia por un incidente en una huelga general. No está claro que fuera eso lo que pasara en este caso. Se sabe, por ejemplo, que el juez le exigió dos condiciones a Forcadell --no salir del Estado y presentarse semanalmente en comisaría--. Jordi Güell i Puig, marqués de Güell y un fenómeno en Twitter, consiguió --lo que es raro; lo que es implosión--, que varios periodistas procesistas se acercaran a su TL a reconocer que, en efecto, no les constaba que Forcadell tuviera prohibido su acceso a manis. Igual no fue por cualquier otra razón. Por vergüenza torera, por ejemplo.

8- El domingo sucede algo raro. Clara Ponsatí --Consellera d'Enseyament; en Bélgica; proviene de ANC, es economista y es, me informan algunos economistas, una persona honesta-- explica que el Govern no estaba preparado para aplicar la indepe. Es decir, desde su desobediencia, en septiembre, no preveía la indepe como resultado ni paisaje. Es posible, por tanto, que todo fuera un cálculo electoral. También explica que no esperaban que el Gobierno reaccionara de forma "tan contundente y arbitraria". Lo que da a entender que, o no calcularon que una DUI fuera respondida con toda la violencia de Leviatán --algo improbable, explicable únicamente por un autoconsumo notorio de propaganda--, o no creían que lo que estaban haciendo fuera una DUI. También, por cierto, habla de "guerra sucia" y de "un asalto en un despacho" en el que arrebataron a un colaborador unos papeles. Lo emitido por Ponsatí es grande. Habla de improvisación, hasta cierto punto de posible deshonestidad gubernamental, de fallo en el cálculo de correlación de fuerzas, de ausencia de trabajo --en cinco años-- para preparar un Estado, tal y como no se había dejado de comunicar. Nadie dice nada. En las Redes o en las alcachofas. Es decir, no se producen los hechos que se producen al inicio de una implosión, detallados en el punto 4. Lo que puede indicar que la implosión ha avanzado una casilla.

9- Al día siguiente, lunes, mis cervicales tienen tanta vida propia que se han echado novia. Es modelo y actriz, como Tecé. Y prepara los huevos de esturión con chorizo como nadie. Por lo demás sucede otro hecho inaudito. El portavoz de ERC --empordanès, por cierto; "L'Empordà está repleto de iglesias con el campanario inacabado, lo que habla de un pueblo con mucha pasión, pero muy breve", Pla dixit--, explica al mundo que, en efecto, el Govern carecía de preparación para implantar la República. Por primera vez, un partido procesista reconoce que no hizo nada de lo comunicado a lo largo de 5 años. Durante 5 años, la prensa pública y concertada local informó diariamente de que se estaban creando estructuras de Estado. No se han creado. Sólo se ha creado ese discurso propagandístico, que hoy, zas, desaparece, tras el empujón de Ponsatí.

10- El mismo lunes, varios medios publican el acta de la Mesa del 27O, día de la DUI. Tiene guasa. Guasa: una chica de la Mesa de ERC hizo constar qué tramos de la DUI se someterían a votación --se sometieron a votación los menos DUI--, y a su vez, hizo constar que quedara por escrito que lo votado no tendría validez jurídica. El pack Govern había mentido con la DUI --algo ya sabido; no se pierdan mi articulete del 28O, elaborado con la información que vertebraron al respecto Francisco Jurado y Oriol Güell i Puig--. Lo que no se sabía es que fue de manera tan premeditada. Y que todo el mundo --toda la Mesa, más el PP y la CUP, que asistieron a la reunión de la Mesa como invitados--, estaban en el secreto. Eso último lo descubre Oriol Güell i Puig, a través de un hilo en Twitter en el que participa Anna Simó, la chica de ERC aludida.

11- Vamos, que todos los partidos del Parlament sabían que no había DUI, y que se trataba de una DUI, incluso, excesivamente fake para llegar a denominarse DUI fake. Y también lo sabía el PP. Es decir, el Gobierno. No había razón para el 155. Por alguna razón, se aplicó el 155 de una manera tácita. Se entiende, por tanto, que JxS y el PP preferían el 155. El PP, gracias a él, veía reforzado su carácter imperial, y JxS su carácter de mártir. Ignoro por qué el resto de partidos no pusieron el grito en el cielo, ante esa estafa de DUI y ante ese 155 real, contundente e innecesario...

12- Ni los trolls de la política ni los de las Redes han abierto la boca de la cara desde entonces.

13- Ese mismo lunes, Le Soir publica una entrevista a Puigde. En al menos dos ocasiones, y sin ambigüedad, explica que la indepe no es el fin. Que hay intermedios, soluciones dialogadas con el Estado. Nadie dice nada. Salvo algunos trolls, que defienden que en realidad no ha dicho lo que ha dicho realmente. Lo que ha dicho realmente, por cierto, lo ha dicho en otras ocasiones. También lo ha dicho Mas anteriormente. Y hasta el gato. Ahora, por lo que sea --¿implosión?-- parece que todo el mundo lo ha oído.

14- Bueno. Sinopsis. Crisis democrática, social y económica. Austeridad. Un Govern --2012-15-- promete un referéndum y la indepe. Ofrece una consulta y elecciones, mientras crea estructuras de Estado que nunca llegan a existir. Otro Govern --2015-17-- promete indepe en 18 meses. No lo hace. Sigue haciendo estructuras de Estado que nunca llegan a existir, y promete un referéndum. Hace, finalmente y como siempre, una consulta. Duramente reprimida por el Gobierno, y que funcionó, ejemplarmente, en los tramos organizados por una ciudadanía que se expuso a la violencia. Posteriormente, el Govern duda entre convocar elecciones o no. No las convoca por chicken game, porque convocarlas hubiera sido la exposición al desastre electoral de uno de los partidos de JxS, el PDeCAT. Se decide que es preferible para todos, electoralmente, la aplicación del 155, el martirio. Se declara una DUI, menos fake que deshonesta. En el Parlamento vasco, verbigracia, no se votó el reconocimiento de la nueva República porque el PNV demostró, rapidito, que no se había declarado ninguna República. Ningún Gobierno mundial, en fin, podría reconocer, a partir de ese documento trilero, una República a la que el Govern, mientras se piraba, encargó su defensa a la sociedad. Esperando, supongo, que Piolín nos diera para el pelo y, sobre esa violencia, edificar una campaña electoral.

15- El Procés, en fin no sería nada sI no fuera porque ha fortalecido al R'78. A cambio de volver a ganar, presumiblemente, otras elecciones en Cat.

16- Todo el arco parlamentario cat ha reconocido, y rapidito --demasiado--, el 155. Es decir, las elecciones. El 17 se sabrá si hay lista única, algo que sólo anhela PDeCAT. Para salvar la vida, no por razones políticas. En el ínterin, hay tres listas procesistas: Junts per Catalunya --coalición de PDeCAT y, es cierto, es cierto, CDC, que aún existe--, ERC y CUP. Las dos primeras tendrán presos o exiliados. La tercera, es posible, algo de lo que había en Podem. Las tres han expresado que en el 21D se vota indepe o 155. Integran en el pack 155 al resto de partidos, incluso a Comuns. El 155 es un filón electoral. Es, ni más ni menos, la campaña electoral, cuando ya nadie va a hablar, en años, de Estado, República o Referéndum. El 155 debe molar tanto --vertebra unidad ante la represión-- que, entre todas las posibilidades, fue esa la que eligieron.

17- El Gobierno --algo más grande que el Gobierno; el 155; el Gobierno, el PP, PSOE; C's-- está aprovechando la situación. Y hace algo más que rentabilizarla electoralmente. El Gobierno, que dijo que el 155 se acabaría el 21D, ha ampliado la concesión hasta la formación del nuevo Govern. También ha dejado caer que este 155 rapidito y que lleve a elecciones se puede repetir en el tiempo. Algo que, visto lo visto, no desagradaría al Procesismo. Es más, si omite el engorroso tema de condenas y multas, sería su ideal. El Gobierno se ha abierto a una nuevo modelo de financiación --esas soluciones que no son indepe, y que defendía Pugide en Le Soir--. Y, a la vez, vía el ministro Català, ha dejado caer que la reforma consti, inminente, no tiene por qué ser descentralizadora. Por el mismo precio, está ampliando y normalizando la arbitrariedad en la Justicia. Algo importante: Esp, el R'78, no se está yendo al garete, como la Italia de los 90's, por la ausencia de una Justicia eficaz, neutral e independiente.

18- El Procesismo es el R'78 en Cat. Es el complemento ideal para el R'78, que utiliza para fortalecerse. Está implosionando, sí. Es normal en todos los sistemas propagandísticos. Lo que --punto 1--, vete a saber lo que significa. Gracias a las implosiones del 11M y del 15M sabemos que el R'78 puede vivir sin nada más que la bandera. Cat tiene también una bandera muy grande. Y Esp. El R'78 evoluciona con la bandera a palo seco.

19- Del R'78 en Esp o Cat, sólo queda la bandera, de hecho. Y parece ser suficiente.

20- Parece ser, se diría, que no hay recambio, en Esp y en Cat, para esa democracia vertical denominada R'78. Ni para mis cervicales. Socorro. Manden caviar, que se me acaba.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticic (596 noticias)
Fuente:
ctxt.es
Visitas:
68
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas
Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.