Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

El presidente canario Rivero pone contra las cuerdas al ministro Soria y al PP. “Aquí no hay petróleo”

19/01/2015 07:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las prospecciones por el petróleo de las aguas canarias iban a ser para el ministro Soria un maná que beneficiaría a los habitantes del archipiélago, 300.000 puestos de trabajo y una renta billonaria. Y resultó un montaje del ministro Soria

Repsol no ha encontrado finalmente petróleo en aguas cercanas a Lanzarote y Fuerteventura. Afortunadamente. Tras casi dos meses de sondeo, la petrolera abandona la cata y el buque perforador Rowan Renaissance pone rumbo a Angola donde llevará a cabo otra exploración.

Un comunicado emitido por la voraz compañía  indica que "tras el análisis de las muestras obtenidas, se ha concluido que hay gas (desde metano hasta hexano), pero sin el volumen ni la calidad suficientes para valorar una posible extracción. La petrolera sostiene que "el sondeo exploratorio ha confirmado que en el subsuelo de esta cuenca se han generado petróleo y gas, si bien los almacenes encontrados están saturados de agua y los hidrocarburos existentes se encuentran en capas muy delgadas no explotables".Lanzarote reclama información urgente sobre los problemas que Repsol acusa a 3.000 metros de profundidad en su primera cata en Canarias. La Corporación lanzaroteña promueve estos días una intensa ronda de contactos para denunciar a la petrolera ante sectores políticos, científicos, sociales y empresariales de Europa y EEUU. La multinacional ofrece respuestas sobre las operaciones de perforación y sus niveles de seguridad que no solamente no puede probar, sino que resultan del todo incomprensibles y confusas, y afectan de forma explícita a las investigaciones abiertas en distintos foros europeos que analizan las denuncias internacionales en curso contra las operaciones de Repsol. Mientras, Canarias contempla la extracción de petróleo en una nueva ley de recursos naturales. Los ecologistas denuncian que no descarta ni las perforaciones ni el ‘fracking’ incluso en espacios naturales protegidos.

Repsol tira la toalla y asegura que "durante la próxima semana se realizarán las labores de sellado del pozo continuando con los protocolos de seguridad necesarios, que se han seguido durante el desarrollo del sondeo."

La compañía añade que en este proyecto han trabajado unos 750 profesionales de más de 50 empresas y se han aplicado las debidas normas  de seguridad y respeto medioambiental. "Desde el inicio de los trabajos, Repsol estimó para los mismos una posibilidad de éxito exploratorio de entre el 15% y el 20%. La compañía afirma que realizó el sondeo considerando que un posible hallazgo reportaría importantes beneficios para la economía española”. Y no celebra que no ha habido mareas negras que para los canarios constituye el mayor beneficio que se podido obtener.

De esta forma Repsol abandona definitivamente la investigación en Canarias. La petrolera tenía permiso para realizar una nueva exploración en el área denominada Chirimoya, más al sur del punto donde se ha llevado a cabo el sondeo que acaba de finalizar.

Las prospecciones comenzaron el pasado 18 de noviembre ante el rechazo de la mayoría de la sociedad canaria, o sea topos los canarios menos los del PP. De hecho, en la consulta popular realizada por el Gobierno canario, tres de cada cuatro canarios se mostraron contrarios a las perforaciones. Pero el que mandaba, el sargento mayor era el ministro de industria,   que se ha quedado sin pastel. Durante estos dos meses, Repsol con permiso de papá ha perforado el subsuelo marino en varias fases hasta alcanzar los 3.093 metros de profundidad. Y si hubiera habido una gota se la hubiera tragado. Además con los precios del barril por los suelos, sí hubiera valido la pena, hubiera seguido las órdenes supremas del hombre con el pelo teñido, es decir Mariano Rajoy, y hubiera seguido adelante.

Las reacciones a la marcha de Repsol de aguas canarias no se han hecho esperar. El Presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera ha asegurado que no se cree que la partida de Repsol sea definitiva. Sostiene que puede ser una artimaña política y que la petrolera podría volver a la zona después de las elecciones de mayo. Por su parte, el comisionado para el Desarrollo del Gobierno de Canarias, Fernando Ríos, ha manifestado que aunque se finalice la cata, el ejecutivo canario mantendrá abierta la vía penal abierta contra la autorización de estos sondeos.

Un proceso

Repsol afirma abandonar definitivamente su búsqueda tras un proceso que comenzó hace trece años, complicado en lo burocrático y un abuso del poder central godo, que rozó el genocidio medioambiental y físico. Fue a finales de 2001 cuando el Gobierno español dio a Repsol el permiso irrestricto para llevar a cabo labores de exploración en aguas canarias. Desde ese momento, el proyecto se ha suspendido y reactivado en varias ocasiones, pero por  dudas y cálculos en la dirección de la petrolera, no porque tuviera a una mayoría canaria enfrente.Si el PP está con nosotros, no hay por qué temer” decía mr. Antonio Brufau, íntimo del ministro Soria.

La calculadora del ministro de Industria, José Manuel Soria, arrojando entre 300 y 400 millones de euros de beneficios anuales para Canarias si se encontrara petróleo en aguas cercanas a Fuerteventura y Lanzarote, no es la misma que manejaba a diario el operador Repsol.  A la compañía presidida por Antonio Brufau, que volvió a visitar Gran Canaria y entrevistarse con Soria en menos de cuatro meses, no le cuadraban en absoluto las promesas de beneficios millonarios que ha lanzado al mercado mediático Soria, en un foro organizado por Editorial Prensa Ibérica.

Las cifras del ministro no tienen respaldo empresarial y técnico alguno, hasta el punto de que han caído como una sorpresa sin que en Repsol se comparta la deducción a la que ha llegado el ministro canario del Gobierno de España, en su penúltima ofensiva política para convencer a lo más granado de la sociedad grancanaria de que buscar y encontrar petróleo era el futuro para el Archipiélago. Repsol estaba convencido de ello sólo es verdad en parte. Ese futuro sí es mucho mejor y debía producir un cambio de mentalidad y forma de crecer económicamente en las Islas, pero  Mr Brufau no compartía las cantidades que ha manejado últimamente días el presidente del PP regional.

Es más, el impuesto del 8% sobre el beneficio de la producción petrolera en aguas frente a las costas majoreras y conejeras, al que también hizo referencia el lunes el ministro de Industria como la herramienta fiscal para dejar en las Islas esos rendimientos millonarios, no se contemplaba tampoco en el proyecto de negocio de Repsol, que de encontrar petróleo, reduciría a entre un 10 y un 15% la rentabilidad final de una facturación que en los 20 años de concesión minera bajo aguas isleñas reportaría un global de entre 30.000 y 40.000 millones de dólares (de 22.275 a 29.700 millones de euros al cambio).

Los números de Soria nada tienen que ver con los de Repsol, que en su proyecto de arranque a la búsqueda de petróleo en dos de las nueve cuadrículas (las llamadas con nombres de fruta Sandía y Chirimoya) tiene previsto invertir 200 millones de dólares (148 millones de euros). En Repsol sí estaban totalmente convencidos de que si aparece gas, en vez de petróleo, en Canarias el debate se habrá acabado y la polémica canaria por impedir siquiera sondear, que es la fase en la que se encuentra la autorización gubernamental, llevará al ridículo.

Aún así, la apuesta de Repsol era por encontrar petróleo. El negocio del gas natural, sobre el que se ha vuelto a debatir en estos últimos tiempos en Canarias, es mucho menos rentable para los intereses de la compañía. La apuesta del ministro Soria es sobre todo ppolítica.

En el caso de que sea petróleo lo que haya bajo el subsuelo marino de la plataforma de las islas orientales, en la fase inicial la inversión sería de 1.500 millones de dólares. Por cada millón invertido, Repsol calcula que se podría crear de tres a cuatro puestos de trabajo directos e indirectos.  Esas cifras se salen los habituales de 3.000 a 5.000 puestos de trabajo vendidos por Soria y en prensa  manipulada por los defensores políticos  buscadores de  petróleo del PP, después de los inicialmente desorbitados 50.000 empleos que daría la industria, como llegaron a recoger los diarios de tinta. Aquel tiempo en que todo era Jauja bajo el mar.

Parte probatoria de ello pudiera estar en las últimas peticiones de Paulino Rivero, tras sus entrevistas también con Antonio Brufau en Madrid, de que Rajoy quite de en medio a Soria del expediente, como él mismo hizo en su momento con otras cuadrículas mineras en tierras de Fuerteventura.

Polémica política aparte, también con el horizonte electoral de 2015 y el cambio de mentalidad que vaticinaban en Repsol en las Islas en cuanto haya petróleo, lo inconcebible es que no se quiera saber si hay o no oro negro bajo el mar. Porque lo van a buscar: en su hoja de ruta no se contempla una suspensión de los permisos. Ha gastado 40 millones de dólares en estos años atrás y los reclamaría con todas las de la Ley.

“El fracaso cosechado por Repsol, el ministro del petróleo y el Gobierno del PP es un éxito para Canarias y una garantía para que las nuevas generaciones de canarios puedan vivir en paz y en tranquilidad”.

Los canarios esperan que Repsol utilice el billete de ida hacia su país y vuelva más

Fueron las primeras palabras ante los medios de comunicación de un satisfecho presidente Paulino Rivero tras conocer oficialmente que la compañía Repsol abandonaba las aguas cercanas a Lanzarote y Fuerteventura sin haber conseguido ni el gas ni el petróleo que buscaba.“Este partido lo ha ganado el interés general de los canarios y lo ha  perdido los intereses privados”, añadió.

Con todo, cree que Repsol “se ha ido con la mochila llena”, pues “aunque no ha conseguido petróleo ni gas, si ha tenido una bonificación en el Impuesto de Sociedades” para poder llevar a cabo las prospecciones.

El hecho de vencer al pueblo canario, era una de las razones de España para imponerle el yugo de las prospecciones

Rivero añade que eso demuestras que tras la búsqueda de combustibles fósiles “no había ni una razón objetiva” y que todo se  debía “a un empeño político” liderado por el ministro de Industria y líder del PP canario, José Manuel Soria.

“Siendo muy importante el interés de España, para mí lo primero eran los intereses  de Canarias y ese 75% de los canarios que se oponían a las prospecciones”-terminó Rivero.

Por ese motivo, Rivero ha agradecido “a todos los colectivos y a la sociedad en general ese paso al frente histórico que dieron para sacudirse de ese trato colonial que se nos ha querido dispensar agrediendo a nuestra tierra”.

Según el presidente, “la reacción que se ha producido en el Archipiélago negándose a que le marquen su futuro hace difícil que el cualquier Gobierno de España, sea del color que sea, intente llevar a cabo un nuevo atropello”. Por ahora, los godos han perdido.

Sin embargo, y pese a su evidente satisfacción, Rivero también dijo que no hay que fiarse e instó a no bajar la guardia, pues a su juicio “no tenemos que fiarnos ni del Gobierno del PP ni de Repsol”.

Así, ha recordado que “cabría la posibilidad de que esta retirada pudiera ser adoptada, impulsada por el Gobierno de Mariano Rajoy, al igual que lo hicieron con las prospecciones, para que el PP lo rentabilice electoralmente” tratando de paliar en los próximos meses el desgaste que ha supuesto para los poderosos.

“Por eso hay que seguir trabajando para conseguir una declaración efectiva de protección de toda esta zona, bien mediante la declaración de un santuario de cetáceos o como Lugar de Interés Comunitario (LIC) que ahuyente cualquier nuevo intento de prospecciones”, insistió Rivero.

Y junto a esta vertiente jurídico-proteccionista, seguir reivindicando “desde el punto de vista político que esas aguas son canarias” y que solo la Comunidad Autónoma puede decidir sobre ellas y, además, continuar con los “expedientes abiertos ante el Tribunal Supremo y la Unión Europea”.

Unas acciones judiciales tendentes a ver “si ha habido arbitrariedad en el trato y si hay responsabilidades penales por parte del Gobierno de España, que se depuren”.

El Gobierno de Rajoy que había vendido gas y petróleo como un maná y el Ministro de Industria, el canario José Manuel Soria, lo daba como la solución a todos los males de su tierra. Con su decisión de autorizar las prospecciones a Repsol estaba convencido de que se encontraría petróleo y se acabaría el paro y la pobreza en las islas, aunque ha demostrado que ni pensaba en eso. Él pasaría a la historia como Juan de Bethencourt el descubridor del archipiélago. Pero la historia ha sido la de un batacazo monumental, otro ‘maná’ que promete el PP y que se queda en ridículo, tras Euro vegas, los Juegos Olímpicos y demás promesas.

“Tendrá enormes beneficios”-vaticinó el águila. Es cierto que José Manuel Soria puso cuidado en atribuir las previsiones de las cantidades de petróleo que se iban a sacar de las aguas Canarias, pero exhibió un optimismo fuera de toda duda y dio cifras que ni siquiera la propia Repsol se atrevía a dar. Según Soria los expertos cifraban en, nada más y nada menos, que 140.000 barriles diarios durante 20 años el petróleo que se podría sacar, lo que sería todo un maná para Canarias y para España. Estos cálculos los anunció el Ministro de Industria el 14 de febrero de 2014, fecha en la que también aseguró que las prospecciones para la extracción de petróleo “tendrán enormes beneficios”.

El Gobierno canario llegó a anunciar la celebración de un referéndum ante las multitudinarias manifestaciones en contra, que Soria prohibió.

Para engatusar a los canarios utilizó a Marruecos para justificarse. La decisión de autorizar prospecciones petrolíferas urgentes en Canarias para ganarles la delantera.

Ante la tenacidad de las protestas canarias de oposición en todo el archipiélago, Soria trató de explotar la rivalidad con Marruecos para intentar convencer a la población y en ente sentido recordó que el país vecino ya había iniciado prospecciones en aguas cercanas a Canarias para afirmar que sería un “absurdo económico” que el reino de Marruecos “sacara por su parte y España renunciara a la suya”. Nada como convencer a la gente de que Marruecos se iba a hacer de oro mientras que en casa hacíamos el “absurdo”. Este argumento tampoco le funcionó y era además mentira y lo probó un diario de Rabat.

Toda esa demagogia y montajes provocó además un enorme rechazo entre la población de las islas por el impacto que la mentira coreada por periódicos españoles y europeos podría tener impacto negativo en el turismo, principal motor de riqueza del archipiélago.

Ahora insiste en culpar al PSOE. Además el Ministro ha utilizado todo este tema para entrar en plena batalla política. Fue él, y por tanto el Gobierno del PP, quien autorizó las prospecciones petrolíferas en Canarias, pero al ver la oposición de sus ciudadanos intentó echar la culpa al PSOE y a Coalición Canaria. Afirmó que en la última campaña electoral el PSOE se mostró a favor de “autorizar las prospecciones con los ojos cerrados” y que Coalición Canaria también las defendía condicionada “a un tributo que pudiera alimentar las arcas de las entidades locales y de la Comunidad”.

Y ahora el lío entre PP y PSOE está montado porque a él le atribuyen porque sea Ministro de Industria: “que basta que alguien de allí haya tenido responsabilidad en el Ministerio para decir que ahora no convienen políticamente al PP las prospecciones para que se aplacen”. O sea, porque le tienen envidia. Lo cierto es que quien autorizó las prospecciones fue el Gobierno del PP porque José Manuel Soria prácticamente el maná de oro negro sobre España le garantizaba el éxito a Rajoy. Y se autorizaron en 2014, cuando el PP ya llevaba la mitad de la Legislatura.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1437 noticias)
Visitas:
3086
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.