Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que PerezCristiaan escriba una noticia?

¿Que soñabas cuando eras niño?

12
- +
17/04/2017 04:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todas las personas en algún momento de sus vidas aspiraron lograr algo fabuloso, algo que en forma personal era difícil alcanzar pero aún así disfrutaban pensar que podían hacerlo

 Todas las personas en algún momento de sus vidas aspiraron lograr algo fabuloso, algo que en forma personal era difícil alcanzar pero aún así disfrutaban pensar que podían hacerlo. Es uno de los sentimientos más hermosos que podemos disfrutar, la esperanza de alcanzar algo que soñamos, eso mismo que justamente no quieres contar porque sabes que nadie va a creerte nunca de que puedes alcanzarlo, pero tienes esperanza de que algún día puedes hacerlo.

El problema está cuando “maduramos”, entre comillas madurar, porque es en ese momento cuando empezamos a ver que son pocos quiénes cumplen sueños, que las cosas son más difíciles de lo que pensábamos, o solo parecen más difíciles, empezamos a trabajar o a estudiar y con las rutina diaria, la vida rápida y atropellada que muchos latinos cargamos empezamos a empañar nuestra visión, es ahí cuando el sentimiento de placer y la esperanza de que podíamos alcanzar algo fabuloso deja de existir. En fin, el problema de todo esto es que poco a poco empezamos callar esa voz hasta que termina siendo algo perdido​ en el desierto, olvidamos lo que soñábamos cuando éramos niños. No me refiero a cuando éramos niños y soñábamos con ser superhéroes, aunque ese sentimiento de soñar es lo que debemos guardar siempre, observar a los niños como sueñan e imaginan es algo fantástico, su capacidad sin duda supera la nuestra; en definitiva me refiero a cuando ya crecimos un poco pero soñamos, seguíamos siendo niños aunque ya un poco grandes, y podíamos soñar lo que realmente queríamos para nuestra vida. A veces sólo nos preocupamos por el pan de cada día y matamos el futuro.

Si madurar y ser cuerdo es dejar de soñar, déjame ser un inmaduro y loco toda la vida

“… ese niño inteligente que busca el referente que no encuentra en sus parientes”, esta frase escucho muy a menudo, es de una célebre canción de Nach, uno de mis artistas favoritos. Pese a que la frase no se refiere al tema que abordamos en este artículo tiene mucho sentido para que nos nutra un poco lo que venimos hablando. En muchos casos no encontramos una referencia cercana de quién inspirarnos para seguir soñando a pesar del esfuerzo que muchos debemos hacer para conseguir el pan de cada día, incluso cuando salimos a la calle, subimos a un colectivo (o bus), vamos al hospital, vemos cientos de personas que viven solo pensando en el pan y mirando el suelo para encontrarlo en lugar de ver el cielo y soñar algo más allá de ese pan. Es entonces cuando debemos encontrar una persona en algún lugar del mundo que nos inspire con solo verla o escuchar hablar en Internet o en televisión, se trata de romper el techo que muchas veces nuestra familia tiene, superar, ir por más. Romper el techo que tal vez la costumbre familiar coloco es muy importante, es muy importante soñar algo más alto, llegar a donde nunca nadie cercano llegó. De más está decir que mi intención no es menospreciar a quienes nos rodean o no valorar el pan de cada día, ambas cosas son muy importantes y nunca dejarán de serlo, mi intención real es que a pesar de esto vallamos más allá y miremos el cielo.

Hay una frase muy famosa en la Biblia, dicha por Jesús, queda en cada quien creer en esto o no, yo personalmente tengo mucha fe en estas cosas, de todas formas lo importante es la reflexión, la frase palabras o palabras menos dice así: “Les digo la verdad, a menos que se conviertan como niños no entraran al Reino de los Cielos”. Obviamente se trata de soñar, incluso muchas​ personas que tenemos Fe olvidamos de soñar con el día que seamos recibidos en el cielo. Y así muchísimas personas dejaron de ser como niños, dejaron de proyectarse, soñar, tener esperanza; en definitiva la preocupación mediocre de buscar el pan de cada día muchas veces nos convierte​ en adultos con un futuro muerto. ¿Qué soñabas cuando soñabas?.

Si madurar y ser cuerdo es dejar de soñar, déjame ser un inmaduro y loco toda la vida.


Sobre esta noticia

Autor:
PerezCristiaan (1 noticias)
Visitas:
43
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
    Personaje

    Comentarios

    Aún no hay comentarios en esta noticia.