Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

¿Quien es Jesús?

11/09/2010 11:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Quien es este ser tan extraordinario, que tanta gente lo nombra y se hacen tantas cosas en nombre de él? Tan amado por unos y tan odiados por otros y sin embargo, ni los que dicen amarlo, ni los que dicen odiarlo, llegan a conocerlo realmente

Muchos de nosotros ni siquiera llegamos a conocer lo que somos, suponemos simplemente que estamos constituidos de un cuerpo, espíritu y alma; pero solamente lo tomamos como algo teórico y no practico, por lo tanto le prestamos poca y nada de atención a cada una de las partes que componen nuestro ser.

De todos modos sin siquiera saberlo, como un hecho instintivo, nos ocupamos del cuerpo por sobre todas las cosas, y del alma, porque somos personas creativas que nos gusta la cultura, el arte, la música, la lectura de un buen libro, etc.

El espíritu es algo que dejamos rezagado, olvidando que él, es nuestro ser interior que se alimenta de la fe. En el mundo, la religión es tan poderosa como la política, pueblos culturas y sociedades se han formado con una fuerte influencia religiosa, lo que ocurre es que del mismo modo que hay personas que solo viven para el cuerpo, también las hay que solo viven para el espíritu.

Olvidando que cada aspecto de nuestro ser necesita de su cuidado, muchos se han volcado casi fanáticamente a una vida espiritual, olvidando que el cuerpo es importante, como lo es la práctica de un deporte, el juego, la diversión, el trabajo, el estudio, cómo así también escuchar una buena música, ver una película, leer un buen libro y cuantas cosas que nos hacen tan humanos, día a día.

El supuesto fanatismo hace que muchas personas le escapen a la religión o al trato con su espíritu, como a algo desconocido y al que hay que temer en cierto modo, por un lado, por las practicas de ocultismo y por el otro, para no comprometerse con sectas religiosas o practicas extremas de religión que te obligan a vivir de una manera distinta a lo que normalmente estamos acostumbrados.

Pero él solo les responde: cómo a aquellos soldados de entonces; Padre perdónalos por que no saben lo que hacen

Jesús es el referente por excelencia del mundo occidental, y bien lo podría ser de todo el mundo, siendo Dios y viviendo en una dimención desconocida para nosotros se hizo hombre viviendo una vida tan normal cómo la de cualquiera de nosotros de occidente, esto lo hizo hasta los treinta años donde comienza su misión.

En todos sus pasos, si leemos cuidadosamente los 4 evangelios de la Biblia, nos vamos a encontrar con un ser comprensivo y equilibrado, que sabe padecer hambre, sed, sueño y cansancio como cualquier humano, y que tiene mucho para dar. Que sabe escuchar, que podía sanar a las personas sin hacer las algarabías que hacen muchas iglesias hoy, que siempre respeto al otro y dio libertad, jamás manipuló a las personas con la excusa de que por haber sido sanadas, ahora tienen la obligación de pertenecer.

Se ocupó de dar y no de pedir, como muchas organizaciones hoy, que con la excusa de estar haciendo una obra de bien, lo único que hacen es recaudar, construir grandes templos y hacerse de grandes nombres, o hacen grandes carteleras y publicidades prometiendo cosas que nunca podrán cumplir. Jesús simplemente tomó la mano de una niña muerta y le dijo: "Niña, a ti te digo, levántate" Y la niña resucitó.

Jesús es lo que el alma necesita, el pan de vida, para que el espíritu vuelva a nacer, sus palabras nos inspiran como personas, nos ayudan a tomar el camino correcto. Muchos hoy lo injurian sin atreverse a conocerlo, le inventan historias, romances, hijos y cuantas cosas que no estarían mal, si su plan no hubiese sido morir por la humanidad.

Otros se suman a las palabras de la multitud que pedían a gritos "Crucifiquenle" Otros a las huestes de soldados que escupían su rostro o azotaban su espalda desangrándose; pero él solo les responde: cómo a aquellos soldados de entonces; Padre perdónalos por que no saben lo que hacen.

Otros se suman a las palabras de la multitud que pedían a gritos "Crucifiquenle" Otros a las huestes de soldados que escupían su rostro o azotaban su espalda desangrándose;

<a href=


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (628 noticias)
Visitas:
3884
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.