Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Las ranas son la esperanza para la curación de la diabetes, el cáncer, el Alzheimer y otras enfermedades

09/12/2014 08:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Algunas especies de ranas que abundan en zonas pantanosas, tienen secreciones en la piel que ayudan a liberar la Insulina que controla el azucar de la sangre básica para los diabéticos. Además protegen a las personas de muchos microbios y virus y el SIDA

Las secreciones de la piel de la rana sudamericana Pseudis paradoxus podrían ser utilizadas para tratar la diabetes tipo 2, el mismo compuesto que ayuda a la rana a protegerse de infecciones. En El Salvador, en las zonas rurales y semirurales existe la creencia de que para tratar la elefantiasis es necesario agarrar una rana y sobar su lomo sobre la piel del miembro afectado. Dicen que la rana se seca al transportarse la enfermedad a su cuerpo. Debe de ser un mito como muchos de los  que existen cuando hay demasiada ignorancia. Pero la importante ahora es

La “rana paradójica”, llamada así por que a medida que se desarrolla su tamaño se reduce y el renacuajo es 5 veces más grande que sus padres. A nivel de Sudamérica desde hace tiempo se cree que estimulaba la liberación de Insulina.Con una versión sintética del compuesto, siempre han dichon los médicos locales que, con medios económicos, se podrían producir nuevos medicamentos par la diabetes tipo 2. En los últimos años en México. se han realizado muchas investigaciones sobre la actividad biológica de las moléculas de las secreciones de la piel de anfibios y reptiles.. Pero la siguiente noticia es diferente y se refiere a una rana especial.

En los últimos años en méxico se han realizado muchas investigaciones sobre la actividad biológica de las moléculas de las secreciones de la piel de anfibios y reptiles.“Hace tiempo se encontró una sustancia llamada exendina” aseguró la doctora Adela Rovira, vicepresidenta de la Sociedad Española de Diabetes y autora del libro “todo para la diabetes”.La exendina fue descubierta en la saliva del monstruo de Gila, una especie de lagarto que habita en el suroeste de Estados Unidos y norte de México. Desde el punto de vista étnico en las culturas indigenas de centro y parte del norte de sur américa algunos tipos de rana suraméricana expelen un veneno en base a la tetrodoxina, generado por su dieta de insectos venenosos que al contacto con la piel es absorbido y es muy letal, este veneno se utilizó en la época precolombina como arma para defender a las tribus untando sus flechas conese veneno, luego muy util para los biólogos.Además de que el veneno de la rana también servía para cambiar el color de las plumas de las guacamayas.Desde el ángulo medioambiental sirve en ecología para mantener un equilibrio de insectos y evitar su proliferación, como para regulación de otras especies.

“Con la exendina -agrega la investigadora se desarrolló un compuesto sintético que actúa liberando insulina”. El estudio, presentado durante la conferencia anual de la organización británica Diabetes UK, fue llevado a cabo por investigadores de las universidades de Ulster  y de los Emiratos Arabes Unidos.

La diabetes tipo 2, que a menudo se asocia a la obesidad y el sobre peso, es causada cuando el organismo no logra producir suficiente insulina o cuando no asimila adecuadamente la insulina que produce.

Esto provoca que la persona no pueda regular apropiadamente sus niveles de glucosa en la sangre.Los investigadores descubrieron que el pseudin-2, que protege a la rana paradójica de las infecciones, lograba estimular la secreción de insulina en células pancreáticas analizadas en el laboratorio. Y lo mas importante, afirman, es que no se produjeron efectos tóxicos en las células tratadas con este proceso. 

En los ultimos años, los científicos han enfocado sus estudios sobre todo a “rana paradójica”, (Pseudis paradoxus) porque a medida que se desarrolla su tamaño se reduce y el renacuajo es 5 veces más grande que sus padres. Un compuesto que se aísla del anfibio, el pseudin-2, podría estimular la liberación de insulina. Con una versión sintética del compuesto, dicen los científicos, se podrían producir nuevos medicamentos para la diabetes tipo 2. El estudio, presentado durante la conferencia anual de la organización británica Diabetes UK, fue llevado a cabo por investigadores de las universidades de Ulster y de los Emiratos Árabes Unidos. La diabetes tipo 2, que a menudo se asocia a la obesidad y sobrepeso, es causada cuando el organismo no logra producir suficiente insulina o cuando no asimila adecuadamente la insulina que produce. Esto provoca que la persona no pueda regular apropiadamente sus niveles de glucosa en la sangre. El pseudin-2, logra estimular la secreción de insulina en células pancreáticas analizadas en el laboratorio, sin efectos tóxicos en las células. El pseudin-2 es un péptido -un bloque para la formación de proteínas- que podría servir para el desarrollo de una nueva clase de fármacos contra la diabetes tipo 2 llamados incretinas. Estos son fármacos que inyectados estimulan la secreción de insulina en pacientes con diabetes tipo 2

La rana patitocomo le llaman vulgarmente a la Pseudis paradoxa es un anfibio anuro que habita en algunos países de América, en que se producen grandes charcos en la época de luvias, meses de marzo-abril sobre todo. En la mayoría de las especies de ranas, el renacuajo es de menor tamaño que el adulto, pero en este caso ocurre al revés. Los renacuajos de esta rana alcanzan un gran tamaño, pueden llegar hasta los 25 cm de longitud, mientras que la rana adulta a lo sumo mide 7 cm. De allí el nombre "paradoxa". Vive en aguas turbias y se alimenta de invertebrados acuáticos.

Médicamente el Pseudin-2 es un péptido alfa-helicoidal catiónico que se aisló primero a partir de la piel de la rana paradójica ( la paradoxa )sobre la base de su actividad antimicrobiana. Se han  investigado a fondo sus propiedades de liberación de insulina y la citotoxicidad del péptido, junto con análogos seleccionados con el aumento de cationicidad y la hidrofobicidad. A concentraciones en el rango de 10, pseudin-2, y sus Lys18, y d-Lys10 y Lys14-derivados, estimulan la secrecis de la insulna.

 

 

El 2008 fue declarado Año de las Ranas.

Los biólogos expertos en conservación se refieren a los anfibios como "los canarios en la mina de carbón" — son de una de las especies más rápidamente afectada por las amenazas al medio ambiente y como resultado, cuando se notan fenómenos raros o peligrosos para la naturaleza, sirven como aviso a otras especies, incluyendo a los humanos. Los anfibios también son parte crítica de un mundo saludable y natural. Aparte de su valor intrínseco como una parte hermosa de la naturaleza, también nos ofrecen muchos beneficios:

Tienen un papel importante en la nutrición como predador y presa, manteniendo el delicado balance de la naturaleza. Cuando empiezan a desaparecer, los efectos perjudiciales ya son inumerables y están documentados.

Los anfibios comen insectos lo cual facilita la agricultura a través del mundo y minimiza el contagio de infecciones, incluyendo la malaria y actualmente las secreciones una de sus especies puede llegar a ser importantes par combatir la diabetes, de lo que DIASPORA trataen este trabajo.

La piel del anfibio contiene sustancias que los protegen de algunos microbios y virus, las cuales ofrecen posibles curas médicas a varias enfermedades humanas, incluyendo el SIDA.

La piel del anfibio es bastante permeable, la cual le permite beber y respirar. Desgraciadamente, los contaminantes también entran al cuerpo, lo cual hace que el anfibio sea un indicador excepcional de la calidad del medio ambiente. Son particularmente sensitivas a la polución, lo que les constituye en amenazas potenciales a los humanos.

Las ranas han tenido un lugar especial en varias culturas humanas por cientos de años; han sido valoradas como agentes de la vida y de la buena suerte

insulina liberar desde la línea clonal de las células beta B sin aumentar la liberación de lactato deshidrogenasa. El análogo [Lys18] fue el más potente (46% de incremento en la liberación de insulina a las 10 (-9) m) y el (aumento del 215% en la liberación de insulina a las 10 (-6) m) más eficaz. los resultados demuestran que pseudin-2 estimula la secreción de insulina de las células BRIN-BD11 por un mecanismo que implica Ca2 + vías -independiente e identificar [Lys18] -pseudin-2 como un péptido que puede tener potencial para el desarrollo como terapéuticamente valiosa insulinotrópico agente para el tratamiento 2 diabetes de tipo

El páncreas es un órgano largo y delgado que está situado detrás del estómago.Tiene importantes funciones en el sistema digestivo, ya que produce algunos enzimas necesarios para la digestión.

También tiene la función de controlar la concentración de azúcar en la sangre mediante la hormona insulina. Cuando el páncreas funciona con normalidad, el cuerpo es capaz de mantener los niveles de azúcar en sangre a unos límites normales, incluso en situaciones que hacen cambiar la concentración de glucosa en la sangre (por la digestión, por infecciones, etc.). La insulina estimula los tejidos del cuerpo para que absorban la glucosa que necesitan como combustible. La glucosa sobrante se almacena en el hígado en forma de glucógeno (un tipo de almidón).

Otra hormona producida por el páncreas es el glucagón. Esta hormona hace que el glucógeno almacenado en el hígado se descomponga y se vierta como glucosa en el flujo sanguíneo.

La tercera hormona importante que produce el páncreas es la somatostatina, responsable de regular el funcionamiento de las dos hormonas anteriores (insulina y glucagón).

La enfermedad de la diabetes surge cuando por falta de suficiente hormona insulina segregada por el páncreas o por un defecto en su actividad, aumenta el nivel de azúcar en la sangre hasta valores inasumibles y perjudiciales para el cuerpo´

 El Órgano glandular de las Ranas que sintetiza insulina para el metabolismo de los carbohidratos es el Páncreas Endócrino, se encuentra ubicado en la cavidad Abdominal por debajo y detrás del Estómago terminando en la Cloaca(Órgano de finalización comun a los sistemas digestivo, urinario y reproductor). formada por una cadena proteínica de 81 aminoácidos, que es precursora de la insulina. Las células Beta del páncreas procesan la proinsulina convirtiéndola en insulina por la sustracción enzimática del péptido C, que es una estructura de 30 aminoácidos que conecta las cadenas A y B (de 21 y 30 aminoácidos, respectivamente).

Las células Beta del páncreas controlan el nivel de glucosa. En primer lugar, sirven como un sensor de los cambios del nivel de glucosa en sangre y, después, segregan la insulina necesaria para regular la captación de carbohidratos y mantener los niveles de glucosa dentro de un margen muy estrecho. Existe un sistema de retroalimentación por medio del cual una pequeña cantidad de carbohidratos estimula las células Beta para liberar una cantidad también pequeña de insulina. El hígado responde al aumento de la secreción de insulina suprimiendo la conversión de glucógeno (glucogenólisis). Asimismo, la formación de glucosa se paraliza.

Aunque el proceso de estimulación de las células Beta y la secreción de insulina no se comprenda completamente, se sabe que el metabolismo provoca la síntesis de glucosa mediante un precursor de la insulina llamado proinsulina. La proinsulina se transforma en la insulina dentro de las células Beta y esta insulina se almacena entonces en gránulos y se libera en respuesta a ciertos estímulos. La glucosa es el estímulo más importante para la secreción de insulina

Cada vez está más cerca un tratamiento eficaz para la diabetes, ya que investigadores del Instituto de Investigación con Células Madre en Edimburgo, Reino Unido, han descubierto una forma de obtener células pancreáticas que liberan insulina a partir de células madre.

De las ranas estudiadas, la "paradoxica" y la africana ( subsahariana), se distinguen por tener cualidades aplicables a la medicina, de inmediato

Un l equipo ha descubierto que una proteína específica, conocida como Wnt (pronunciada "wint"), es esencial en la formación del páncreas y el hígado en el embrión en desarrollo. Las células madre son células "indiferenciadas", lo que significa que no poseen una función específica y  pueden convertirse en cualquier célula específica con una función específica. Las células madre también tienen la capacidad de dividirse sin límite. Si las células madre pueden llegar a convertirse en células pancreáticas que producen insulina y este descubrimiento proporciona los primeros pasos para conseguirlo, podríamos estar a unos años de una cura definitiva de enfermedades como la diabetes o un aajo hacia el tratamiento del cáncer, el Alzheimer, la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide, el asma y muchas enfermedades cardíacas-

El equipo utilizó la rana de uñas africana (Xenopus laevis) para estudiar el desarrollo del endodermo anterior, el área que constituye la fuente de los primeros tejidos y órganos en el embrión en desarrollo, y descubrieron una "cascada" de actividad que conducía finalmente a la producción de la proteína Wnt. Una investigación posterior ha identificado un gen específico que tiene que ser desconectado para parar la producción de otra proteína conocida como Nodal. El equipo ha recurrido ahora a los embriones de ratón, utilizando la proteína Wnt para producir una población pura de células que carezca de la proteína Nodal.

"Creemos que nuestros descubrimientos en embriones de rana nos dicen que estas células serían un verdadero endodermo anterior, que puede ser utilizado potencialmente para producir tanto el hígado como el páncreas", dijo el investigador principal, Josh Brickman.

Si esto fuera cierto, de esta forma se pueden orientar las células madre para transformarlas finalmente en células útiles que puedan ser utilizadas para el tratamiento de enfermedades.

En los años 70 el laboratorio del profesor  Cohen descubrió que se puede intercambiar material hereditario "de forma natural" de diferentes microorganismos y virus. Y todas las infecciones virales son transferencia de genes.

Animados por estos éxitos, se debían superar entonces barreras más altas: los límites de tipo entre bacterias y ranas, en concreto la rana africana con garras (Xenopus laevis).

El ADN genómico se aísla de las células de rana africana y se corta con enzimas de restricción del tipo EcoRI. Al mismo tiempo, el plásmido bacteriano pSC101 también se corta con EcoRI.

El ADN de rana y el ADN de bacteria se unen con ligasas, se incorporan en las células de E. coli y proliferan. Las células, que contienen un nuevo plásmido recombinante rana-bacteria, básicamente con resistencia a la tetraciclina, puesto que el ADN de rana no contiene ningún gen de resistencia a los antibióticos, se identificaban mediante análisis químico de los ácidos nucleicos.

Esta rana africana (Xenopus laegis) (más parecida a un sapo) comparte un papel destacado en el estudio del desarrollo embrionario y ha permitido conocer, por ejemplo, que genes se encargan de generar la cabeza o de la formación de los diferentes ejes (izquierda-derecha, anterioposterior…) en vertebrados. Aunque los ejemplares maduros no poseen buenas cualidades como modelo, tanto sus oocitos como los embriones son grandes y fácilmente manipulables. Además de su uso en biología del desarrollo, este modelo ha resultado muy útil el estudio del DNA  (Biología molecular),   fecundación y como modelo de experimentación con receptores y canales iónicos (electrofisiología). Quizás su uso más conocido entre mucha gente sea el de test de embarazo.

Secuencian por primera vez el genoma de un anfibio

La rana de uñas africana 'Xenopus tropicalis "' supera a la mosca de la fruta, al ratón, al pez cebra y al pollo en la lista de genomas secuenciados. Una investigación, llevada a cabo por una docena de instituciones de todo el mundo, y dirigida por Uffe Hellsten, del Departamento de Energía del Instituto Conjunto del Genoma en Walnut Creek, California, puede suponer un hito en la lucha contra las dolencias que aquejan al humano.La información la publicó la revista 'Science'.

1.700 de los genes relacionados con enfermedades genéticas -como son el cáncer, el Alzheimer, la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide, el asma y muchas enfermedades cardíacas- coinciden en ranas y humanos, y es que los códigos genéticos de ambas especies son bastante similares -la forma en que los cromosomas se agrupan es idéntica en un 90%-.

El sistema inmunitario de los anfibios se desarrolla, en los primeros momentos de vida, igual que el de los humanos. Esta coincidencia permite estudiar cómo reacciona el cuerpo ante elementos 'amigos' o 'enemigos', y serviría para conocer, entre otras cosas, cómo controlar las células cancerosas. El sistema inmunitario en las ranas se desarrolla no una, sino dos veces: cuando el renacuajo sale del huevo y en el paso a su forma definitiva, lo que genera una doble posibilidad de estudio.

No es de extrañar que existan tantas similitudes entre anfibios y humanos, pues en algún momento, hace 360 millones de años, fueron lo mismo. Los genes que hoy comparten son reminiscencias prehistóricas, pero pueden resultar muy útiles a efectos médicos.

Test rudimentario de embarazo  utilizado en el Tercer Mundo

La rana de uñas, originaria del África subsahariana, se utiliza con frecuencia en la investigación embrionaria y celular. Libera oocitos (óvulos en su fase celular) de un milímetro de diámetro, un tamaño lo suficientemente grande para permitir su estudio pormenorizado. Sus huevos también son voluminosos y fácilmente manipulables.

Estos anfibios son además muy sensibles a los disruptores endocrinos, que son químicos que afectan al comportamiento hormonal, al igual que los humanos. Algunos insecticidas, sustancias utilizadas en refrigerantes o lubricantes, pesticidas o fungicidas mimetizan las hormonas de las ranas y pueden provocar incluso un cambio de sexo en las ranas, si simulan ser la hormona de género contrario. En las personas el efecto no es tan drástico, pero sí existe la posibilidad de que induzcan infertilidad o malformaciones en los órganos sexuales.

De la misma forma, las 'Xenopus' (Laegis o tropicalis) reaccionan a la gonatropina coriónica humana (GCH), una hormona sintetizada en el embrión, que provoca la ovulación del anfibio. En las décadas de los 40 y 50 fue frecuente la utilización de esta característica como test de embarazo: si la rana había estado en contacto con la orina de una mujer en estado, pondría huevos en un plazo de ocho a diez horas.

En el laboratorio esta particularidad es muy útil a efectos de la investigación embrionaria, porque se podrá inducir la ovulación en el momento que se desee mediante la simple inyección de una dosis hormonal.

Habitualmente la especie objeto de estudio es un pariente de la que hoy protagoniza la información, 'Xenopus laegis', que es más grande. El problema de esta última es que su genoma es muy complejo, lo cual puede ser útil. Cada gen puede aparecer 'clonado' hasta cuatro veces en 18 pares de cromosomas, y por tanto la secuenciación sería muy cara y compleja.

'Xenopus tropicalis' es una rana genéticamente más sencilla. Tiene un genoma diploide, es decir, 10 pares de sus cromosomas contienen dos copias de cada gen. No deja de ser de la misma familia que 'laegis', y por tanto esta secuencia será muy útil a la hora de desentrañar el genoma de esta última.

La secuenciación es el primer paso hacia un estudio de la reacción genética. Si los científicos conocen las situaciones en que los genes comunes a ranas y humanos se activan o se desactivan, se habrá dado un paso de gigante en la lucha contra las enfermedades genéticas.

El 27 de julio de 1973 fue definitivo: ¡el ADN de rana se "acepta" en las bacterias!

El nuevo plásmido se amplía 1000 veces en las 1000 divisiones celulares. De ellos se producían así copias idénticas: se clonó el plásmido recombinante rana-bacteria.

Éste no era aún un nuevo tipo, pues menos de una milésima del ADN de las bacterias procedía de la rana. Por un lado, las bacterias manipuladas no croaban según el tipo de rana, como bromeaban los investigadores, pero los primeros ingenieros genéticos habían conseguido algo mucho más importante: habían desarrollado un método de ingeniería genética universal, con el cual, por primera vez, se pudo producir en mayor cantidad y analizar el material hereditario completamente inaccesible de los seres vivos superiores: la clonación del ADN era técnicamente posible

.

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1478 noticias)
Visitas:
11229
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.