Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog 20 minutos - Gran-hermano escriba una noticia?

Resumen de la gala en la que Milá le metió un lápiz en el culo a Sergio

09/04/2012 23:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hola a todos.

Las lecciones sobre igualdad de género se pueden dar de muchas maneras. Una de las más originales es meter un lápiz por el culo a un concursante de esos sacados de un guión de Cuéntame Cómo Pasó.

Y claro, Milá podía haberlo hecho de otra manera, con razonamientos, historia de la lucha por la liberación femenina, guiñoles, esquemas en una pizarra, colores, juegos interactivos… pero teniendo en cuenta que el alumno era Zerhio, decidió el método empírico y usó su lápiz y el pompis del muchacho.

Pero empecemos por el principio, porque si empezamos por el final primero saltaremos del avión y luego nos pondremos el paracaídas, y claro, la hostia está asegurada.

Como no podía ser de otra manera, la cosa comenzó con Paquirrín, el hombre de los increíbles ojos menguantes. Eso no son ojos, son dos lunares que le rondan la nariz.

El caso es que Milá, que es muy de dar bienvenidas, lo primerito que le dijo es que apestaba a tabaco. Lo tiene todo el muchacho. ¡Eso sí, es un músico a la altura de los grandes! ¡Sí, a la altura de Falete o Demmis Roussos, por ejemplo!

Ya en la casa, llamaron a María y Christian, los repescados, a la sala de expulsión. Como no sabían nada, María puso una cara así como de mucho asombro, con la boca abierta de par en par, que si la pone al lado del túnel del canal de La Mancha, le hacen los trenes el empaste.

De ahí pasamos al tema de la noche: Sindia y Zerhio y los derechos de autor de Zerhio sobre el cuerpo de Sindia.

Al parecer, Zerhio es miembro de la SGAE y claro, se cabrea cuando Sindia enseña lo mínimo de su cuerpo, porque él tiene los derechos de exhibición, adquiridos por vía de noviazgo y que la muchacha enseñe así sea un dedo de chicha es considerado top manta.

A ver si puedo resumirlo: Para Zerhio, su Sindia entró en Gran Hermano siendo una muchacha pacata y decente, que obedecía sin dudar las órdenes de Zerhio sobre su vestimenta como si éste fuera Jean Paul Gaultier y Sindia, Kylie Minogue.

Y ahora, en Gran Hermano, se ha encontrado a Sindia desatada, pero desatada que si sale con Lady Gaga la que da el cante es Sindi.

Y eso no, amigos, eso no, porque Zerhio quiere, palabras textuales, una mujer que se quede en casa y le tenga la comida cuando él llegue de trabajar, que sólo enseñe su cuerpo a él. Lo que se le olvidó es que le gustan los burkas de colores alegres y que una vez a la semana tiene que ser el día de chuletón y mamada.

Como la bronca principal vino porque Sindia enseñó un poco de tanga rojo mientras bailaba, Milá acudió al plató con un tanga rojo en la muñeca.

Mañana me presento en el trabajo con unos gallumbos decorados con anchoa central y puestos en la cabeza para expresar mi libertad. Si me echan los denuncio por represores.

El caso es que Sindia se cargó años de lucha por la independencia y libertad femeninas dando su brazo a torcer y diciéndole a Zerhio que lo mismo llevaba razón. Ay, señor.

‘Intento llevarte por el buen camino’, le dijo Zerhio. Madre del amor hermoso. Os juro que esto parece Gran Hermano, regreso a los 50.

Cada vez que alguien dice que Sindia no es ‘la misma de antes’, Dios mata un gatito.

Y para colmo, le dijo el maromo que cuando salga de la casa se va a pegar un desmadre, porque Sindia no le dejó hacer cochinadas. Sí, es otro argumento moderno donde los haya: un hombre tiene que buscar fuera de casa lo que no encuentra dentro de su hogar. Y es culpa de la mujer, que no cumple con sus obligaciones maritales. Bienvenidos a ‘Gran Hermano NODO’.

¿Sabéis la peli ‘En busca del fuego’? Pues el guionista era Zerhio. Fue su película más rompedora y moderna.

Y llegó el turno de elegir a los repescados.

Los concursantes con plaza fija fueron pasando por el confesionario. Debían coger una opción entre cuatro: que se quedara María, que se quedara Christian, que se quedaran los dos o que no se quedara ninguno.

Por un ajustado margen ¡SE QUEDARON LOS DOS!

Hugo fue uno de los que eligieron que sólo quería que entrara María, así que cuando vio regresar a Christian puso cara de haber sido inspeccionado analmente por un grupo de extraterrestres con las manos como muestrarios de penes.

La contraprestación porque Noemí pudiera cenar con sus mosqueteros fue una tinaja. Que bonita palabra: tinaja.

El caso es que dentro de esa tinaja había bolas de colores, dos de cada. Los concursantes sacaron las bolas al azar de forma que aquellos dos cuyas bolas coincidieran deberán estar atados las próximas 24 horas, llevando unas túnicas dobles. Sólo se podrán separar para poner un pino. Juntitos incluso para los pises.

A Hugo le tocó con María!, a Milhouse con Aless, a Noemí con Ari y a Pepe con Marta. Y en un alarde de preparación minuciosa por parte de la organización, Christian, Sindi y Zerhio se quedaron sin bola de colorcito.

Así que sobre la marcha se decidió que esos tres podían elegir una pareja y uno se quedaría solo. Christian se quitó del medio, pero por poco tiempo porque ¡¡SE FUE A LA CALLE ZERHIO!! y Sindia y Christian quedaron unidos.

Poco después Milá se puso a hacer el Chiquito de la Calzada y tras lo cual y ya haciendo un homenaje a los grandes cómicos de ayer y de hoy, se puso a menear el culo a lo Lina Morgan. Así, porque ella lo vale.

Las nominaciones las hicieron ya emparejados, por lo que esta semana no habrá secretos de quién ha nominado a quién, aunque a estas alturas todo el mundo sabe quién le nomina.

NOMINADOS: NOEMÍ, ARIADNA, CHRISTIAN Y MARTA.

Y menudo susto. Así, sin avisar, ni poner una señal de dos rombos ni nada, nos pusieron la imagen de Paquirrín en el confesionario. De esperar se le había puesto cara de estar esperando a que se abriera una portezuela y saliera un plátano.

Llegó su momento. El momento del DJ de moda. Ah, no, que el de moda estaba ocupado. Pues el momento de DJ Paquirring.

El chaval entró en la casa como Pedro por su casa, muy ufano. Todos fliparon al verle.

Se los llevó a la discoteca del pruebódromo y allí se produjo la exclusiva. Escupo en la cara de cualquiera que se llame artista y no sea el hijo de la Pantoja.

Les puso su canción: ‘Quitate el top’. Es un temazo que fusiona Kamela con Pitingo y toques de Georgie Dann. Los arreglos suenan a patito de goma violado por un sonajero. Un exitazo.

Paquirrín tocaba la mesa de mezclas como si estuviera haciendo algo, pero claro estaba grabado, así que en realidad no hacía nada. Es un DJ de lo más completo. Completo de que llena el plano, digo.

El mensaje de la canción es: ‘Ay, que se quite el top’. Es una clara referencia a que los poderes no representativos deben ceder su poder en favor de la ciudadanía para una reconversión de la sociedad en una organización más justa y democrática.

O eso o que quiere verle las tetas a una moza.

La entrevista a Zerhio fue muy moderada. Os juro que podía ver cómo Milá se mordía la lengua para contenerse.

Zerhio dijo que Sindia es ella y no es ella, que no es la misma porque antes él le habría dicho ‘ponte algo arriba y ella se lo pondría’. O sea, que Sindia antes no pensaba y ahora sí.

Como una de las grandes broncas fue porque a Sindia se le veía el tanguilla por encima del pantalón y Zerhio estaba en el plató sentado enseñando la hucha a la altura del ojal, Milá le metió un lápiz por la canaleta del cacas, para ejemplificar que él enseña su navajazo culero y no pasa nada. ‘Como me lo has dicho, intento que no se me vea’, se justificó el muchacho.

Cabe destacar dos cosas: El lápiz entró casi hasta el fondo, que si no llega a tener un juguetito en el extremo no lo recupera ni una misión de espeleólogos. Por otro lado, Milá recuperó el lápiz, pero ¿qué ha hecho con él? Espero que antes de ir a casa pasara por una incineradora.

Respecto al concurso de biquinis que se organizó en la casa, en el que Zerhio hizo de catador de culos, algo así como muy familiar y limpio, como una cabina de striptease a monedas, Milá dijo: ‘que espectáculo, el de tocar el culo a tus compañeras, como si estuvierais en un puticlub’. Y añadió ‘espero que ellas lo hagan con ellos y les toquen el culo y a ser posible un poco los huevos’. Amén.

Zerhio se despidió diciéndole a Sindi que la esperaría. Que suerte tiene la muchacha. Pero no suerte de ‘me han tocado los euromillones’, no, suerte de ‘se ha puesto en marcha la batidora cuando estaba limpiando las cuchillas’.

Para acabar, entre bromas, Paquirrín dijo que se quedaba en Gran Hermano, y que le llevaran también a su novia. ’No, porque las personas embarazadas no pueden entrar de momento en Gran Hermano’, dijo Milá, dándole un hachazo al hijo de Pantoja.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog 20 minutos - Gran-hermano (660 noticias)
Fuente:
blogs.20minutos.es
Visitas:
1073
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Artistas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.