Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

El RincÓn De Ildefonso Aguilar

2
- +
14/07/2017 05:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Carlos Fuentes

Fotografías por José Chiyah Álvarez

Si fuera una película, el título de esta aventura de toda una vida debiera ser el hombre y la tierra. Porque primero que el arte estaba el paisaje. E Ildefonso Aguilar de la Rúa, el pintor estoico de las tierras negras de Lanzarote, se alimenta de estos paisajes duros, resecos por el sol, para nutrir una obra de largo recorrido. Pinturas que, en esencia, retratan la relación telúrica del ser humano con el espacio y los silencios de la soledad. Medalla de Canarias en 2015 e hijo adoptivo de Lanzarote desde febrero, director artístico del extinto Festival de Música Visual, con exposición recién clausurada en el museo Tenerife Espacio de las Artes (TEA), con él recorremos tres rincones predilectos de la isla de los volcanes.

image

Timanfaya

En el mar de lavas de Timanfaya arranca el recorrido sentimental de Ildefonso Aguilar por Lanzarote, adonde llegó con ocho meses desde un pueblo de la comarca salmantina de Entresierras. "Es el fundamento visual de todo mi trabajo. Fundamento visual y también anímico. Me aporta toda la atmósfera paisajística, visual y dramática que intento plasmar en mi obra", indica el artista. Al pintor le gusta la energía que emana de la tierra, "y también la austeridad de la naturaleza". Porque Timanfaya, asegura, "tiene todo lo que desde niño me atrajo de la isla". La lava y el viento nutren el lenguaje de su pintura, acaso también su forma de ser. "La geografía y esta gama de paisajes modelan la personalidad y la identidad de esta isla. Aquí me atraen mucho las cenizas volcánicas y sus dunas".

La Graciosa

La octava isla que todos deberían pisar alguna vez. En La Graciosa encuentra este pintor y músico otra colección de paisajes de austeridad y resiliencia marcados por la dureza selectiva de las condiciones para la vida natural. Casi se diría que aquí no sobra nada, quizá porque aquí todo es pura supervivencia. "Es el desierto, es la arena, es el mar y es el silencio. Todo lo que sugiere muchas cosas a mi imaginación", explica Ildefonso Aguilar. "Me gusta andar en solitario el interior de la isla, caminar su desierto de arenas blancas". En un lugar de Canarias donde el viento perpetuo recuerda siempre donde estamos. "Me siento muy a gusto porque es un escenario natural propicio para caminar y reflexionar".

Tahiche

En este pueblo a medio camino de Arrecife y la villa antigua de Teguise, Ildefonso Aguilar administra los tiempos de la vida cotidiana y la pulsión creativa. Aquí está su casa-estudio y aquí, también, se impone la visión paisajística de la costa este de la isla. "En mi estudio paso la mayor parte del tiempo, casi que diría que aquí he pasado la mayor parte de mi vida", asegura. "Aquí tengo todo lo que necesito para sentirme bien: la luz, la soledad, el espacio y un ámbito sonoro". Son ya más de 43 años en esta casa-estudio de Tahiche. "Todos estos factores modelan un ambiente que me ayuda mucho a trabajar y a intentar lograr una plasmación plástica de todo lo que me define como creador".


Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (398 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
43
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.