Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Robots inteligentes, la nueva guerra cibernética y social

18
- +
11/11/2017 13:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Alguien, debe ser detenido por esto, lo que sucede en mi país de origen y La Corte Suprema de Justicia debe legislar e investigar los escorozos que se suceden

Fuente Literaria/Relatos de Ciencia Ficción/01.21

 

Todos, salieron a buscar el tesoro y su galardón, desde la Colonia, mi país ha sido amenazado de invasión por fuerzas extranjeras. Desde los españoles, alemanes, rusos, portugueses, colombianos, árabes, franceses, ingleses y los famosos gladiadores vikingos. Hombres rupestres que solo veían en la riqueza su vía de escape. Muchos murieron en esa búsqueda y, sus huesos blanquecinos quedaron tirados en el camino hacia el Sur. Bajo la luz del resplandeciente Arco de los cielos, como es el Salto Ángel y su pequeño bosque, el cual es rasurado por los chinos tras el oro y los diamantes.

Nuestros guardianes, Simón Bolívar en la época colonial y el comandante Hugo Chávez Frías en esta época post- moderna quedaron plasmados en el proceso histórico, pero, no en la conciencia de muchos venezolanos.

Alguien, debe ser detenido por esto, lo que sucede en mi país de origen y La Corte Suprema de Justicia debe legislar e investigar los escorozos que se suceden en el Amazonas y el Estado Bolívar, a su vez, al Ministerio de La Defensa en la voz de su jefe, Vladimir Padrino López.

En realidad, hace quince años, éste pequeño mundo lo recorría con mi pequeña nave. Me gustaba, porque, veía la claridad de la luna y la atmósfera era muy limpia. Es un territorio silencioso que gira todo en la oscuridad a mil millones de kilómetros de mi estrella primaria.

Provengo de una familia de argonautas que se detuvieron en el Planeta Tierra en su formación, que, se estaba enfriando y poseía un buen clima y atmosfera para residenciarse. Son viajeros y, en cada lugar que visitaban dejaban un escondite para sus naves, resultando ser inalterable como eterno. Un increíble tesoro para los hombres metálicos, sin rostros que esperaban con paciencia, su momento de aparecer. son los robots con inteligencia artificial. se transformaron en humanos y, luego. El viejo cuerpo moría para tomar sus células madres y ser reportadas al campo científico.

Lipescu, era esbelta como un junco y, sus uñas son afilada, dejando su rastro sobre mis espaldas, tenía un aspecto muy refinado. Desechaba morir y conoce muy bien a los robots. Una condición óptima para los soñadores. Cuando iba a algún confín del universo, me acompañaba con su tarro de mate y café, muy bien combinados. Buen copiloto femenino que entreno a Aldana Gallo de Uruguay, una joven teatrera y estudiante y, sus ojos son grandes, como sus espaldas. Ella como robot inteligente y conocedora de la física cuántica tomo de Aldana algunos rasgos físicos.

Solo, su inteligencia artificial funcionaba de una manera excelente y controlaban las viejas naves

Es tiempo de los robots, son especialistas en hacer negocios, saben manejar el contrabando y observan muy bien, los planetas para luego invadirlos, como lo hicieron los chinos, rusos y cubanos con permisividad del campo diplomático venezolano bajo el ideario de un proceso político común, obviando que el pueblo tiene hambre y viene sufriendo de enfermedades endémicas y bacteriológica, virus que ha ocasionado la muerte a ciudadanos sin distinción de clases sociales.

Los satélites, nos informan de nuestra realidad, las estériles provincias se encuentran desasistidas, el dictador, hace de las suyas y la mayoría de los humanoides, hacen traspiés en las calles, por efecto de los resultantes químicos. En una época, quedaron vivos, solo tres guardianes y el mío. El cual, fue sometido a replantaciones mecánicas para que fuese un vigilante en el Catillo del Cerro Azul, hacia las montañas heladas, para que el calor no dañe sus bisagras. Los cuerpos destrozados por la violencia e inseguridad, chirriaban al paso.

El Portal del Tesoro, en mi tierra, Venezuela, fue buscado por los españoles, pero, hoy sus minas, son perforadas por un régimen que se expresa socialista, pero, los venezolanos, sabemos que es neoliberal y apoya abiertamente el capitalismo.

 con sus modernas adaptaciones. Lipescu, ya cumplía trescientos años conmigo.

Los lingotes de pureza mineral, ahora, son llevados a la ciudad capital. Solo una cúpula militar y social puede franquearlos para llevarlos al mercado paralelo y venderlos a los bancos en   conceptos de garantía.  Devaluaciones y pobreza, nos llevan a una hiperinflación y niveles de crisis humanitaria.

Hay planetas en la galaxia de una diversidad de colores, desde el ocre, verdes y dorado. El agudo ojo de mi cámara observa, como se mueven en el vacío interplanetario. La escotilla de la nave, siempre está abierta, porque los guardianes deben vigilar el paso de los hombres esclavos e idiotizados por el régimen, que, poseían un color ígneo. Algunos, son réplicas del mundo robótico antiguo, viejas máquinas                     aún servibles, cuando empezaron las computadoras a experimentarse en códigos binarios, muchos fueron casi humanos. La mayoría, en sus estudios son enigmas del pasado. Pero, se deben tocar, la inteligencia artificial es sensible. Entiendo el presente, después de un largo silencio. A futuro, el hombre y el robot, deben verse a frente.

Nada hace fracasar a la ciencia, ni a las Ciencias Económicas, todo se encuentra


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (144 noticias)
Visitas:
141
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.