Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Robots, manejan el campo político y científico. en países desarrollados

12/04/2018 21:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sta revolución no mide la capacidad física del ciudadano para combatir, es necesario llevarlo al mundo digital y que, por sus propios medios capten la necesidad de formular sus propias decisiones

Asidero

En mis estudios de Filosofía Moderna, me antoje de ir a la psicometría para que mis artículos no sean censurados y caer en el juego cíclico de los agujeros negros de Stephen Hawking, es muy delicado para entender los movimientos de los algoritmos y mis lectores deben ser encriptados en una realidad que les sea difícil de escapar.

Esta revolución no mide la capacidad física del ciudadano para combatir, es necesario llevarlo al mundo digital y que, por sus propios medios capten la necesidad de formular sus propias decisiones. Pero, estamos expuestos al peligro de los big data y, para evitar esto, combino mis charlas y conferencias con el mundo cibernético para avanzar de una manera ascendente por el camino de la verdad, evitando el abismo del mundo imaginario.

Mis artículos han sido poco censurados y, las veces que han sido limitados hay un vacío entre las conexiones de una estructura de carácter conceptual, cuya experiencia ha sido aprobada en el camino experimental para originar verdaderos aprendizajes.  He visto poca televisión, aunque recientemente volví a ver a Alicia en el País de Las Maravillas, los datos, observados allí pueden servir para algo.

Sin duda, los triunfos de Donald Trump y de Mariano Rajoy provienen de una sola tabla pormenorizada extraída de las redes sociales y el campo comunitario, cada ciudadano es un voto que se debe respetar y cruzar con el desarrollo económico de cada región. Los británicos, supieron interpretar la campaña de Barak Hussein Obama y Donald Trump. Lo extraño, como perdió Hilary Clinton, cuando su comando tenía el control de los trabajadores de las rutas comerciales y las Corporaciones que le venden a los chinos, Simplemente es un análisis de tiempo e ir llevando a las masas a un núcleo político de transición que le sirva traspasar los requerimientos aportados por la propaganda política hasta llegar a una sensación de bienestar y tolerancia, sin olvidar la fe y esperanza aportada por el universo religioso.

Apreciado lector, debe darse cuenta que Donald Trump es diferente a los demás ciudadanos, esto, lo comprendió desde joven y utilizó un método de capacitación en paralelismo con la realidad para crearle orbitas imaginarias a sus compradores y, cuando llego a la presidencia de la república giro su discurso hacia el eje cognoscitivo para lograr un nuevo escenario político: no aburrir. Es un método aplicado en la oratoria para crear un espectáculo verbal y darle a la gente lo que quiere, siente y desea. Es lo que hace cualquier vendedor.

Trump, sin duda, se mueve entre algoritmos de aprendizajes y suele saltarse para crear cierto caos y avanzar en su ruta para lograr el objetivo deseado. En el caso de La Cumbre de Las Américas, logro engañar a todos.  Cuba y Venezuela enviaron jóvenes a Lima en un avión de Cubana de Aviación que fomentaron algabrias en pleno aeropuerto, mientras el viejo dirigente opositor, Carlos Ortega, vociferaba contra Nicolás Maduro Moros, el presidente bolivariano, quien no viajo. Utilizo dos big data y tres algoritmos para confundir, el último es el referente a la captura de Jesús, de la plana mayor de las FARC, cuyos líderes morirán igual que la mayoría del grupo armado M-19. Mientras, Juan Manuel Santos juega un papel doble, porque desea estar bien con Raúl Castro y el gobierno norteamericano.

Esto es acertado. Todo es aprendizaje y método, hay que dominar la vida, todo tiene un motivo concreto, el modo de actuar se vuelve muy sencillo y pura experimentación. Dice cualquier cosa, conduce la conversación a un punto y observa. Si la gente responde con entusiasmo sigue por ahí; si no les gusta, abandona. Cuanto más agitada y exacerbada sea la respuesta de la gente, mejor.

. El proceso se repite continuamente, de manera que va aprendiendo de sus experiencias y perfeccionando su forma de encender las emociones (bajas por lo general) de sus oyentes. Me refiero a Trump porque ha acertado en esa ruta del pensamiento pragmático.

Hugo Chávez Frías, utilizo mucho el algoritmo en sus estudios, en la Escuela Militar, considero que es el único oficial audaz, hábil, consecuente, inteligente y procreador de nuestras Fuerzas Armadas, otro, es el General Isaías Baduel, pero, se encasilló y se dejo guiar por los sentimientos y un hombre militar no debe ser sentimental, esto, lo aprendí de mi padre que perteneció a la Armada y estuvo varios años en Cuba y de mi tío, quien me crio, papá Juan supo combinar la disciplina con el orden, el amor con el deber ser.

Como dice O’Neil, “cualquier cosa menos ser aburrido”

El proceso aprendizaje maquinal de Trump no le impide cambiar el rumbo de sus alegatos si la multitud lo pide o cree que puede gustarles aún más. Funciona exactamente igual que el algoritmo: es frío, objetivo y amoral, no tiene creencias reales ni ideas propias; todo se va construyendo conforme la respuesta del medio, en este caso del público, conduce sus palabras y acciones en un sentido o en otro.

La recolección y uso de los big data es mucho más complejo de lo que el gran público supone. Es más, cuando le hablas a la gente sobre cómo las cookies que circulan por Internet recopilan información sobre todo lo que hacemos en la red, o de los ataques de los hackers, la respuesta suele ser: “No van a sacar nada interesante de mí, más que las deudas”. La cuestión es que el mundo online y el offline están más relacionados de lo que creemos.

Cada vez que usamos una tarjeta de crédito o la de fidelización de la perfumería, cuando vamos al médico, cuando nos anotamos a una actividad por Eventbrite, cuando hacemos una búsqueda en Google, al enviar un email, cuando chateamos por Whatsapp, si jugamos a Candy Crush, si conectamos la tele a Netflix, si hablamos con un teleoperador, cuando tomamos un vuelo o viajamos en autobús, incluso si hacemos running mientras llevamos encima el móvil, y ni siquiera hace falta tener una app de control de actividad. No hace falta estar delante de una pantalla, los datos se recogen y siguen su propio camino. En teoría los datos son anónimos, lo que quiere decir que se sabe lo que se ha hecho, pero no quién lo ha hecho, aunque hay tecnologías de rastreo inverso que parecen haber demostrado lo fácil que es poner nombre, apellidos y número de la seguridad social a esos datos anónimos.

Una persona normal, como tu abuela, podría preguntarse para qué querría nadie saber todo eso de ella. Hace algunos años alguna revista especializada en informática habría explicado que, de esa manera, los buscadores venden publicidad por medio de un servicio que es gratuito. Así que si buscas “cambiar el aceite al coche” en Google, no tardarán mucho en aparecer anuncios de talleres por tu zona con ofertas para cambiarte el aceite del coche. Pero las posibilidades del big data van mucho más allá, y las campañas de Obama, Rajoy, el brexit y Trump lo demuestran.

Un rosacruz y espiritista en San Felipe, Yaracuy, en mi país de Venezuela, la primera vez que le visite porque su hijo estudiaba en el mismo salón de clases, me invito al cementerio local y lo recorrimos de puerta a puerta. Al llegar a su casa, pedí permiso para ir a comprar alimentos y ya al atardecer, dijo, dormirás en el cuarto de abajo, bueno, en ese lugar existía un altar, velas y dos calaveras, aproveche esa noche para copiar varios textos de libros arrinconados, me di cuenta que ya poseía un big data mío y empezó a experimentar su fuerza mental llegando solo hasta la cintura, no pudo ascender más. No lo volvió hacer.

Con esto, quiero decir que los políticos contemporáneos utilizan el magnetismo de las personas para ejecutar sus proezas políticas y adueñarse de las riquezas del Estado, no les importa el bienestar del pueblo y su alimentación. De verdad, los venezolanos, somos una población bruta al votar por el mismo candidato, a sabienda de su precariedad al ejercer funciones de gobierno.

Ahora, es más fácil la dominación mental de los ciudadanos. Se hacen evaluaciones a las personas a través de cuestionarios estándar, son páginas que se deben rellenar, algunas veces complejas y largas. Incluye los datos íntimos. Simplemente el candidato presidencial, gobernador o diputado quiere tomar posesión del conjunto de sus datos personales, combinado con información psicométrica, la más grande, jamás recopilada por gobernante del pasado, ni Hitler tuvo semejante idea, menos Mussolini y Fidel Castro Ruz en su mejor momento en el ejercicio de poder.Las investigaciones fueron más allá, y eran capaces de determinar con bastante precisión el nivel de inteligencia, la religión, y hasta el consumo de alcohol, tabaco o drogas. Conforme el modelo mejoraba más y más eran incluso capaces de predecir las respuestas que iba a dar un sujeto. Así, sucede en un proceso eleccionario, todo está escrito.

Podría decirse quela de los ordenadores es como la historia del sueño americano en versión electrónica. Sí, si lo piensas, su llegada al entorno laboral fue para cubrir determinadas tareas que, por complejas (y aburridas, también), escapaban al común de los mortales. Es decir, que empezó por lo más bajo, pero siempre dando lo mejor de sí mismos, quizá persiguiendo el sueño de lograr un futuro mejor. Con el paso de los años, esas mejoras empezaron a producirse, primero con su paulatina llegada a muchos puestos de trabajo, y después con su participación en operaciones cada vez más importantes, si bien siempre con una persona (o más) supervisando su trabajo. Y esta es una prueba de que el trabajo bien hecho, siempre algunas veces es justamente recompensado, ya que un sistema de inteligencia artificial ha llegado al consejo de administración de una empresa de capital riesgo.

Todos mis artículos tienen una secuencia y el ordenador me las organiza en carpetas con sus fotografías respectivas, no persigo tendendencias, ni me aclimato a ellas, escribo en base a una verdad y el perfil de mis lectores en mi blog principal, (madre) y de allí va a los otros blogs y a la prensa acorde con las características territoriales y geopolíticas de esa región. Es asunto de avanzar o quedarse, el trabajo final, lo ejecuta los robots artificiales con su inteligencia ya mecanizada.

Apreciado lector, debe darse cuenta que Donald Trump es diferente a los demás ciudadanos


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (790 noticias)
Visitas:
4518
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresarios
Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.