Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sajara escriba una noticia?

Rostros Del Infierno Argentino (ii.)

17/01/2015 21:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si no lo sabes te lo cuento. JUAN ERNESTO ALEMANN: Exsecretario de Hacienda de la Nación, entre 1976 y 1981, fue imputado por un suceso de 1980, cuando concurrió a la Escuela de Mecánica de la Armada en calidad de funcionario público, a efectos de tomar contacto con Orlando Antonio Ruíz, quien se encontraba privado ilegítimamente de su libertad en ese centro clandestino de detención. A raíz de eso, fue acusado como coautor del delito de tormentos, agravados por tratarse de un perseguido político. ALFREDO BISORDI: El juez de Casación se topó con un escrache de la agrupación H.I.J.O.S., en 2007, por haber cajoneado las causas de los genocidas. De antemano, tapó toda su casa con un material especial, para que no quedaran rastros de los bombazos de pintura: sí, todo un experto en borrar manchas. A diferencia de los demás actos de condena social, en aquella oportunidad no se pudo llegar hasta la puerta de la casa del particular escrachado, porque el operativo que montó para su propia "seguridad" cortó toda la cuadra. Tras retirarse de Casación, huyendo del juicio político que venía asomando, asumió la defensa del genocida Luis Abelardo Patti y, en pleno juicio, le gritó a la jueza que presidía el Tribunal, Lucila Larrandart: "Sé lo que es un juicio, porque fui su superior". ALDO PROIETTO: En 1977, el ahora simpático panelista deportivo se desempeñaba como colaborador del General Etchegoyen, desde la dirección de prensa de la Provincia de Chubut. Y entonces, se hizo cargo junto a Daniel Garzón del departamento de difusión del Ente Autártico Mundial 78, dirigido por el Almirante Lacoste. Garzón pasó a llamarse Galotto, y con Proietto fueron parte de El Gráfico, que intentó lavarle la cara a la sangrienta dictadura militar. Entre tantas aberraciones, se recuerda la carta del holandés Krol a su hija, confesándole que en la Argentina se disparaban flores... Tiempo después, el jugador explicó que jamás escribió esas líneas. VICENTE MASSOT: Por su complicidad con la dictadura, el director del diario La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, comunicaba acerca de "supuestos enfrentamientos militares con presuntos elementos subversivos", que complementaba con croquis inventados por especialistas en acción psicológica del Destacamento de Inteligencia 181, y fotos de las víctimas robadas de sus casas. El Tribunal Oral Federal que condenó al primer grupo de represores del exCuerpo V del Ejército ordenó que se averigüen posibles "delitos de acción pública de los directivos del medio", que hasta 2009 condujo Diana Julio de Massot. Su hijo Vicente, que visitaba la ESMA e integraba el núcleo duro del diario, fue el Secretario de Asuntos Militares del menemismo, que debió renunciar luego de hacer apología de la tortura. Además, está en la mira por los asesinatos de Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola, ex delegados de los trabajadores, secuestrados, torturados y ejecutados en 1976. JULIO CASANELLO: Antes de ser Presidente del Comité Olímpico Argentino y profesor de olimpismo en el Círculo de Periodistas Deportivos, se desempeñó como intendente de Quilmes, entre 1979 y 1982. Tras llevar al QAC al campeonato del 78, como dirigente, fue elegido por los militares para la intendencia, bajo la gobernación de Ibérico Saint Jean, ese paladín del genocidio que alguna vez anunció: "Primero, mataremos a los subversivos; después, a sus colaboradores; después, a sus simpatizantes y, finalmente, a los tímidos". Más de 30 años después, cuando el abogado Pablo Llonto y el atleta Martín Sharples irrumpieron en un acto para denunciar su lúgubre pasado y exigir su renuncia al COA, la lógica represiva lo volvió a seducir: mandó a un grupo de custodios que golpeó al deportista. EMILIO FELIPE MÉNDEZ: La propietaria de Loma Negra, Amalia Lacroze de Fortabat, como Martínez de Hoz y tantos otros civiles cómplices de la dictadura militar, tuvo el privilegio de morirse rodeada de sus seres queridos, una oportunidad que no tuvo ninguno de los treinta mil compañeros desaparecidos. Por suerte, no tuvo la misma suerte su secuaz tandilense Emilio Méndez, condenado a quince años de prisión por haber sido partícipe necesario en el secuestro y asesinato del abogado laboralista Carlos Alberto Moreno, en complicidad con los ex oficiales del Ejército Julio Tomassi, Roque Papalardo y José Luis Ojeda, todos condenados a Perpetua. Junto con su hermano Julio, tan juntos como estuvieron a la hora de cederle "La Quinta de los Méndez" al Ejército, para que funcionara un centro clandestino de detención, fueron los dos primeros civiles cómplices condenados. NÉSTOR LUIS MONTEZANTI: Camarista y escritor, presenta una curiosidad: es profesor, pero llama "operativos de contrainsurgencia" a los crímenes de lesa humanidad. Tal vez por eso, pesa sobre él un pedido de juicio académico, en la Universidad Nacional del Sur. No por capricho fue señalado como partícipe del terrorismo de Estado, por sus propios compañeros docentes, quienes se basaron en los resultados arrojados por la desclasificación de archivos de los servicios de inteligencia de la Dictadura, realizada a partir del decreto 04/2010. En el relevo de los listados de Personal Civil de Inteligencia (PCI) que prestaron servicios a las Fuerzas Armadas en el período comprendido entre 1976 y 1983, los datos oficiales del Ejército confirmaron su participación como "asesor universitario" del Destacamento de Inteligencia 181, dependiente del Batallón 601 de Capital Federal, entre enero de 1981 y mediados de 1982. ADOLFO 'TOCO' NAVAJAS ARTAZAS: El empresario yerbatero tuvo el "honor" de ser designado Interventor de Corrientes, durante el gobierno de facto de Juan Carlos Onganía. Y tal vez por esa experiencia comunitaria o humanitaria, Reynaldo Bignone consideró que era el hombre ideal para encarnar su Ministerio de "Acción Social", desde el 22 de septiembre de 1982 hasta el 10 de diciembre de 1983. Como mérito, fue acreedor de una jubilación de privilegio, hasta el 2008. Acusado por la desaparición de un dirigente rural, también estuvo en la mira de la Justicia por los cuerpos NN que se hallaron en su cementerio privado. Ante los sucesivos escarches que lo vincularon al genocidio, lejos de desmentirlo, su testimonio lo confirmó: "Yo fui ministro de la hoy llamada Dictadura... Gracias a esa Dictadura hoy estamos en democracia." JOS? MIJALCHIYK: Tantos pecados cometió que le soltó la mano hasta el propio Dios: fue el primer y único miembro de la Iglesia juzgado por los delitos de lesa humanidad cometidos en Tucumán. No sólo cosechó denuncias por su participación directa en las sesiones de torturas, sino que además fue acusado de utilizar su función de religioso para recabar información de las víctimas en previas confesiones, por lo cual debió presentarse a declarar ante la Justicia terrestre: en noviembre de 2012, entró al Tribunal Oral Federal vestido de obispo... Sus últimos días, si dios quiere, serán en cana. LUIS MIRET : Al igual que muchos otros jueces cómplices, comenzó sus relaciones con la ilegalidad desde antes del Golpe, aún cuando las garantías constitucionales estaban vigentes. Integrante de la Cámara Federal de Mendoza, propició los allanamientos ilegales nocturnos, sin testigos ni orden de ningún juez; las detenciones ilegales, las torturas y las "indagatorias" judiciales sin presencia de abogados defensores, con los detenidos amordazados... Visitó los centros clandestinos de detención, vio el estado en el que se encontraban los secuestrados y, no conforme con su complicidad, hasta llegó a burlarse de ellos. Impune y cobrando fortunas como juez federal, llegó hasta 2010, cuando fue suspendido. GLORIA GIROTTI: Abogada y profesora de Derecho en los Contratos en la Universidad Nacional del Sur, fue secretaria del juzgado federal de Bahía Blanca durante la última dictadura militar: interrogatorios a personas visiblemente torturadas y negligencia en el tratamiento de hábeas corpus, entre otros, son los delitos que se le adjudican. Desde 1975 hasta 1979, se desempeñó como mano derecha del entonces juez federal de Bahía Blanca, Guillermo Federico Madueño. Y según el fiscal federal Abel Córdoba, "el juzgado federal se sumó al plan represivo de la dictadura. Adel Vilas, segundo comandante del Quinto Cuerpo de Ejército, ha reconocido que a la noche se juntaba con Madueño, para hablar de la 'subversión' y planificar. La actuación en todos los expedientes es conjunta". GUILLERMO PETRA RECABARREN: El ex Juez de la Cámara Federal renunció a su cargo cuando todavía parecía impensado que se reabrieran los juicios por los crímenes de lesa humanidad. Finalmente, fue acusado de no haber investigado 26 denuncias de desapariciones y secuestros, en la megacausa que elevó a juicio el juez federal Walter Bento, imputando también a Luis Miret, Evaristo Carrizo y Gabriel Guzzo. Como todos sus socios, Petra Recabarren no actuó conforme a derecho entre 1975 y 1983, ya que obvió intencionalmente las pruebas existentes sobre denuncias concretas de secuestros y desaparición. Y ya en democracia, intentó boicotear todas las presentaciones e investigaciones en contra de quienes formaron parte del aparato represivo. JULIO GRONDONA: Por si no bastara como prueba la impronta antidemocrática de su eterna gestión en la AFA, el camaleón mafioso del negocio futbolero aterrizó en su trono de la mano de los genocidas, porque antes de esas ficticias elecciones donde lo eligen los presidentes de los clubes asfixiados por él mismo, Grondona fue elegido por la Dictadura. En 1979, recién asumido, utilizó al Mundial Juvenil para acallar a las Madres, en sintonía con el grito servil de José María Muñoz. Y en el 82, envió un equipo argentino a España, mientras otros tantos pibes argentinos eran enviados a Malvinas. Lejos de ser una víctima o un rehén, el dictador de la pelota propuso a Lacoste, cerebro y puño del EAM 78, como vice de la FIFA, en 1980. Pero no sorprendió: ya un año antes, había negociado con Massera la designación del vicecomodoro Julio César Santuccione, como presidente del Colegio de Árbitros, y la del Coronel Ángel Michel, al frente del Tribunal de Disciplina. JOS? MARÍA DAGNINO PASTORE: Mucho más dañino que pastor, el empresario exhibe un par de puntos dorados en su currículum vitae: fue elegido en dos oportunidades como Ministro de Economía de la Nación. Eso sí, en ambas ocasiones resultó designado por dictaduras militares. Tras responder obedientemente a las órdenes de Onganía, se comprometió lealmente a la conducción del genocida Reynaldo Bignone, pero por si acaso, para terminar de embarrar la cosa, después de su gestión se sumó al directorio de la cementera Loma Negra, una de las empresas más beneficiadas por sus maniobras desde el Estado. FIN (lapoderosa.org.ar)


Sobre esta noticia

Autor:
Sajara (292 noticias)
Fuente:
elrincondelosimpios.blogspot.com
Visitas:
60
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.