Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Seosem escriba una noticia?

¿Sabéis qué es el panko? Cómo hacer panko casero

0
- +
18/01/2020 05:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pues ni más ni menos que la denominación japonesa de un producto similar al pan rallado pero que, contrariamente a lo que se cree, no se fabrica a partir del pan, sino de un tipo especial de harina de trigo.

Y aunque el resto de ingredientes que se emplean son de lo más simples (sal, aceite y agua), el panko es una de las recetas con el secreto mejor guardado que existen. Muchos creen que éste reside en la variedad de harina y, otros tantos, opinan que todo se debe a su proceso de elaboración, que consiste en mezclar los ingredientes, cribarlos en una malla, pasarlos por unas cuchillas y darles su característica forma de escamas.

A nosotros nos ha parecido un tanto curioso este "rebozado" que proporciona al plato ese toque tan crujiente y apetecible, por lo que sea cual sea su secreto, decidimos investigar y llevar a cabo su versión más casera.

¡la receta de panko casero!

Ingredientes:

  • Pan de molde
Elaboración:

No, no se trata de un error. ¡Para esta receta tan solo usaremos 1 ingrediente y encima de los que no manchan nada!

Comenzaremos cortando la corteza de las rebanadas de pan de molde que vayamos a utilizar. El número de éstas que empleemos dependerá de la cantidad de panko que queramos hacer. No obstante, si lo conservamos en buenas condiciones (en un recipiente hermético) y lo mantenemos en un lugar seco sin humedad ni demasiada luz, este "pan" puede llegar a durarnos semanas. Eso sí, no os olvidéis de que se trata de un producto casero y de que éstos, por norma general, siempre han de ser consumidos mucho antes para no terminar estropeándose.

Una vez tengamos todas las rebanadas sin corteza, procederemos a cortarlas en trozos de un tamaño medio-grande. Esto lo podéis realizar con las manos, como si arrancaseis pedazos, pero procurad no presionarlos demasiado para no aplastarlos (ya sabéis que el pan de molde tiene esa cualidad).

Precalentamos el horno a 100 grados.

Metemos el resultado en la picadora de la batidora y trituramos unos segundos. El resultado que buscamos es el de unas migas que no sean diminutas, por lo que tras unos 5 segundos comprobad si éstas necesitan más tiempo o no. Consejo: Si no disponéis de este utensilio, no habrá problema alguno en que lo hagáis a mano, pero insistimos, sin ejercer mucha fuerza con los dedos.

Forramos una bandeja con papel sulfurizado y extendemos las migas por encima hasta que queden esparcidas. Es importante que no queden apelotonadas o conglomeradas para que todas puedan secarse por igual.

Metemos al horno (con calor por la parte superior e inferior) y dejamos unos 10 minutos, estando pendientes de que se sequen pero no se tuesten y, mucho menos, se quemen. Tienen que mantenerse, en todo momento, blancas.

Transcurridos esos minutos, moveremos, con ayuda de una cuchara de madera, las migas y las mantendremos en el horno entre 3-4 minutos más para que nos queden bien secas.

Cuando estén listas, bastará con sacarlas y dejarlas enfriar (en cualquier sitio seco, nunca en la nevera). Una vez frías, las guardamos en un bote hermético o aislante donde no llegue ni la luz ni la humedad y ya tendremos este increíble panko casero preparado para usar en numerosas recetas

imageCON LA PARTE BLANCA DEL PAN

para hacerlo, necesitas pan blanco, cuanto mas rico sea el pan, mejor. Puede ser un pan casero que tengas, o un pan de la panadería.

Usa el panel pan de molde. Hay que quitar la corteza al pan

Cortarlo en trocitos, pero sin aplastar, es mejor hacer de a poco cada vez. Yo tengo la picadora 1, 2, 3 que le calculo 4 golpes, pero lo puedes hacer con una procesadora o licuadora, inclusive a mano, lo importante es que no quede completamente molido, sino unas migas gruesas.

Ponemos las migas en una placa para horno, bien esparcidas, sin formar montañitas demasiado grandes.

Las horneamos durante 10 minutos en horno a 100ºC

Pasados los 10 minutos, removemos las migas, y los dejamos unos 3 minutos mas

Para que se sequen completamente y queden crocantes, pero bien blancas. ya está listo para usar.


Sobre esta noticia

Autor:
Seosem (2272 noticias)
Visitas:
2
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.