Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pensamiento Paisano escriba una noticia?

Sentimiento 3

16/10/2010 06:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tan solo en mi soledad pense esto y lo escribi, llovia y tronaba el cielo en busca de tierra verda donde descargar su enojo y yo escribiendo bajo aquel techo rustico de antaño. Que lo disfruten

Tres luces fluordecentes bajo consumo, apilonadas como si fueran tan solo basura y cubiertas de polvo reposaban a un costado de la vieja madera de cedro. Una mesa de madera, una madera cuya historia data de centenares de años atras, en años de bonanza y gloria, cuando todo recien empezaba.

Tenues relampagos a lo lejos en la obscuridad anunciaban lluvia, una lluvia cuya ultima actividad dejo muchos sueñosdestrozados por los fuertes vientos que se sucedieron.

Pareciera que la naturaleza se ensañara con arrojarnos lentamente al abismo de la desdichay la infidelidad, tal ves con razon, tal ves haya decidido apartarnos de su camino, tal ves con razon, tal ves solo tal ves.

Ya suaves golpeteos de gotas de agua, en los viejos rosales, se suceden intermitentemente y a la ves insistentemente. ¿Donde estara la vieja linterna?. Que muchas veces ilumino los corredizos y recovecos de la vieja casa colonial. ¿Tendra baterias?. Tal ves solo tal ves.

Ranas a los lejos y no tan lejos se dejan escuchar en su trajin nocturno de celo, en viejos charcos marrones estancados, croan y croan al unisono de la lluvia celestial que cae, una lluvia que se escurre hasta en los mas ocultos recovecos de la madre tierra, una lluvia tal ves ya contaminada por nuestros sueños y deseos.

Una joven negra de 4 patas pide a gritos entrar donde escribo estas lineas, donde sus integrantes buscan cosas, objetos, tal ves solo sea inquietud, tal ves, solo tal ves.

Treinta y tres años vieron atardeceres, amaneceres y anocheceres, donde la bruma se entremesclaba lentamente con viejos pajonales de barrio.

Treinte y tres años ya pasaron desde aquel dia en que su destino se sucedia irremediablemente, bajo sombras de gloria y tristezas.

Unos azules plata brillaron en la vieja curva colonial, tan antigua como la vida misma, donde varias descendencias plasmaron sus sueños con viejos clavos y mal cortadas maderas nativas, maderas que aun persisten a traves del tiempo.

Aquel dia de antaño de promesas y mentiras se fue con el viento del norte hacia el sur, para volver treinta y tres años despues, o mas quizas.

Su destino a partir de aquel dia se vio envuelto en sabanas de seda, en luces brillantes y futuros promisorios, tal ves si no hubiera sucedido asi el destino, no muy grato hubiera sido su existencia a traves de los años. Tal ves, solo tal ves.

La cruzadas piernas algo raquiticas se durmieron apoyadas unas con otras, un hormigueo muy insistente denoto falta de irrigacion sanguinea en su pierna derecha, era como si miles de avispas se ensañaran con su cuero y carne picotenado y picoteando.

Dias de existencia inerte, dias de existencia sin razon de ser, acribillaban su mente, su cuerpo, su alma en una unica pregunta, ¿porque?.

Esa existencia mutilada por malas desiciones, por idas y venidas, por meses y meses de pesimas costumbres.

Ya su pierna volvio a su estado natural tras breves e insistentes masajes, la lluvia se acentuo aun mas y el viento comenzo su loca carrera dejando detras muchos parajes sombrios y misteriosos.

Yo tan solo siento que la vida se escondio por un breve instante para luego continuar, callada y en penumbras.

Tal ves aquellas ranas de grandes charcos callaron ya, para siempre, tal ves la lluvia algo contaminada termine algun dia, tal ves angeles en derredor tratan de darnos fuerzas, proteccion ante tanto negro humo.

Tal ves ni siquiera leiste estas letras de una noche lluviosa, donde los rayos que caen dibujan contornos arboreos que siempre estuvieron cerca, tal ves solo encuentres razon en la razon misma. Tal ves, Solo Tal ves.

Escrito por Alejandro Ariel Zuk - Eldorado Misiones Argentina - 15 de Octubre del 2010.


Sobre esta noticia

Autor:
Pensamiento Paisano (18 noticias)
Visitas:
623
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.