Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antoniomiguel.es escriba una noticia?

26 de Septiembre de 1984, cornada mortal a «Paquirri»

6
- +
26/09/2021 00:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un suicidio inconsciente

En la muerte de Paquirri intervinieron algunas lamentables casualidades tras la grave cornada, como la falta de instalaciones médicas adecuadas en una plaza de toros de tercera clase y el traslado en ambulancia por una carretera comarcal serpenteante, no en muy buenas condiciones, hasta un hospital de la ciudad de Córdoba, lo cual ocasionó su agonía definitiva.

El miércoles 26 de septiembre de 1984, día de feria en Pozoblanco, pueblo de unos quince mil habitantes con plaza de toros de tercera clase, Paquirri llegaba al hotel Los Codos en su vehículo BMW acompañado de su hermano Antonio y su hombre de confianza, Beca Belmonte, sobre las cinco de la mañana. Venían desde Logroño, donde Paco había toreado el día anterior. A última hora de la tarde, prácticamente al término de la corrida, iniciaron el viaje por carretera para conducir luego durante toda la noche, haciendo en total unos ochocientos kilómetros; algo no muy aconsejable para enfrentarse a unos toros bravos a pocas horas y que se sumaba a un conjunto de circunstancias, extrañas decisiones y particular estado emocional del torero:

En "Programados para morir", Antonio Miguel analiza las circunstancias y decisiones del torero

«El maestro estaba nervioso por no haber localizado a Isabel y entró en la plaza descentrado —comentaba su compañero de terna El Yiyo—, luego todo ocurrió con el cuarto toro, quizá fue un despiste».

La muerte de Paquirri ha sido la más dolida y mediática de las últimas décadas en España. Sucedió como consecuencia de una gravísima cornada en aquella plaza de tercera clase con escasos medios clínicos en la que no debía de haber toreado, en un día que iba a ser el primero de sus vacaciones y ante unos toros que no eran los previstos para esa corrida. Todo ello, también, en un día en el que sus condiciones físicas, mentales y emocionales no atravesaban un buen momento. Un análisis de las circunstancias personales del torero y de sus decisiones en los días previos, analizados en Programados para morir, nuevo libro de Antonio Miguel, dan la impresión de un suicidio inconsciente. Más información en la web del autor: www.antoniomiguel.es

 

 

Xk


Sobre esta noticia

Autor:
Antoniomiguel.es (5 noticias)
Visitas:
151
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.