Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bsaspress escriba una noticia?

Sequedad vaginal, un problema que no tiene edad

01/08/2014 16:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es una dolencia crónica y progresiva que puede afectar aproximadamente al 15% de las mujeres pre-menopáusicas y hasta el 60% de las mujeres post-menopáusicas. Muchas mujeres no se atreven a revelarlo por cuestiones de tabú o vergüenza

Por Dr. Leonardo Imbriano

Ginecólogo y Cirujano de

 Unidad de Cirugía Plástica de la Clínica Santa  Isabel

(MN 109601)

 

En general esta afección está asociada al período menopáusico, como consecuencia de la Atrofia Vulvovaginal (AVV) pero lo cierto es que puede padecerse durante la juventud por circunstancias como el embarazo, medicamentos u enfermedades.

 

¿En qué casos se observan Sequedad Vaginal?

 

Muchas mujeres durante el embarazo y el postparto sufren de Sequedad Vaginal, debido al aumento de la prolactina (hormona que estimula el desarrollo mamario y la producción de leche). El impacto de la sequedad vaginal y su falta de lubricación generan sobre la actividad sexual, la salud ginecológica y por consiguiente la calidad de vida de la pacientes una inquietud y demanda que se pone de manifiesto en la consulta diaria del médico.

 

Hasta el momento estas pacientes sólo contaban como opción para contrarrestar el efecto de la falta de lubricación y sequedad vaginal el uso de geles, ya que el reemplazo hormonal es prohibitivo durante el embarazo y la lactancia.

 

En el caso de la menopausia, el 80% de las mujeres en esta etapa sufren de sequedad vaginal. Los cambios en los niveles de estrógeno pueden causar que el área genital padezca de sequedad, dolor durante las relaciones sexuales y ardor al orinar. También pueden aumentar las infecciones vaginales o urinarias.

 

También hay casos de mujeres con menopausia abrupta, dando como resultado un síndrome agudo, con síntomas significativos, disfunción sexual y desmejoramiento en la calidad de vida. Los tratamientos contra el cáncer pueden llevar al hipoestrogenismo, produciendo una Atrofia Vulvovaginal (AVV). Por ejemplo: pacientes con cáncer de mama, tratadas con inhibidor de las aromatasas, experimentan sequedad vaginal significativa y coito doloroso al poco tiempo de empezar con la medicación.

 

Las pacientes diagnosticadas con endiometrosis y miomatosis también padecen AVV. Algunos medicamentos también predisponen al padecimiento de Sequedad Vaginal y AVV, como antihistamínicos, usados en pacientes alérgicas crónicas, antidepresivos, Isotretinoína (tratamiento del acné juvenil), anticonceptivos orales y estimuladores de la ovulación, entre otros.

En todos los casos, la Sequedad puede contrarrestarse a partir del uso del Factores de Crecimiento del Plasma sanguíneo de la propia paciente. Desde el año 2009, se ha desarrollado un novedoso tratamiento, totalmente inocuo para la paciente, que brinda excelentes resultados. Logra lubricación natural y mejora la sequedad en las pacientes que sufrían de esta dolencia, utilizando Factores de Crecimiento del Plasma sanguíneo de la propia paciente, sin ningún efecto adverso.

 

Cabe destacar los beneficios de este tratamiento en comparación con otros, como geles lubricantes, cremas hidratantes, y hormonoterapia estrogénica.

 

Lubricantes y cremas hidratantes: Algunas mujeres con sequedad vaginal prefieren comenzar con el uso de lubricantes vaginales solubles en agua, usados en el introito durante la penetración. Su acción puede mejorar si se le añade la utilización intravaginal de medicaciones hidratantes que contengan polycarbophil (molécula hidratante) o cápsulas a base de aceite con Vitamina E, mejorando la humedad y el PH vaginal.

 

Sus efectos no son marcados ni duraderos, teniendo un efecto limitado y de corto plazo, ya que no se estaría tratando el problema de base. Además de la dificultad de uso por parte de las pacientes, que deben colocárselo cada vez que van a tener relaciones, perdiendo la naturalidad del acto.

 

Hormonoterapia sistémica: La hormonoterapia siempre tuvo como objetivo contrarrestar algunos de los problemas asociados generalmente con la menopausia (sofocos de calor, sudores nocturnos, insomnio y sequedad vaginal) o para prevenir algunos efectos a largo plazo que son más comunes entre las mujeres posmenopáusicas, como la osteoporosis.

La terapia de reemplazo hormonal generalmente comprende el tratamiento con estrógeno sólo o una combinación de estrógeno y progestina (progesterona).

Hay que destacar que un estudio realizado entre 1993 y 2002 (Programa Hormonal de la Iniciativa de Salud de la Mujer, patrocinado por el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón, y Sangre y el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos) demostró que el uso de esta pastilla de estrógeno más progestina aumentaba el riesgo de cáncer de mama, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, trombo embolismos e incontinencia urinaria.

Una exhaustiva revisión de los datos de 51 estudios epidemiológicos publicada en los años ochenta y noventa encontró un incremento estadísticamente significativo del riesgo de cáncer de mama entre quienes estaban usando o habían usado recientemente cualquier terapia de reemplazo hormonal en comparación con el riesgo entre quienes no la habían usado. La mayor parte de las mujeres en el análisis (88 %) habían usado el estrógenos solo.

Una de las funciones naturales del estrógeno es promover el crecimiento normal de células en la mama y en el útero. Por esta razón, los estudios sobre el uso de hormonoterapia para aliviar los síntomas de la menopausia en las supervivientes del cáncer de mama han producido resultados conflictivos.


Sobre esta noticia

Autor:
Bsaspress (645 noticias)
Visitas:
103
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.