Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edug escriba una noticia?

Serbia y Croacia no cometieron genocidio. ¿Pero que pasa con Bosnia(stán)?

12/02/2015 20:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta semana el TPIY se ha pronunciado sobre la guerra de Yugoslavia, y por una vez parece haber sido ecuánime en su veredicto. Esta Corte Internacional de Justicia ha dictaminado que Serbia y Croacia no cometieron genocidio durante la guerra civil yugoslava.Si bien, este Tribunal ha puntualizado lo trágicamente evidente;a saber que ambos bandos cometieron masacres, crímenes de guerra y actos forzosos de desplazamiento de población. La importancia de esta sentencia que ha despertado algunas reacciones(previsibles) airadas en Croacia, Serbia y la Républica Srpska es la de reconocer que Croacia sí cometió crímenes masivos contra la población serbia.Las cifras hablan de diez mil muertos croatas y siete mil serbios, así como 230.000 desplazados y dos mil serbios desaparecidos.Las demandas se remonta a 1999 y estaban un tanto apartadas por interés político de ambas partes. Con la víctoria electoral del HDZ y el acercamiento de Serbia a la U.E han vuelto a ser utilizadas como lo que son : heridas por cicatrizar y elementos de discordia entre dos países que seguirán siendo enemigos durante años.

Las acciones que fundamentaban sendas denuncias fueron por parte serbia: la Operación Tormenta (no fue la única pero sí la de mayor envergadura) que terminó con la centenaria presencia serbia en la Krajina y parte de Eslavonia.

Las autoridades de Zagreb por su parte denunciaron la batalla de Vukovar como crimen constituyente de genocidio. Cabe aclarar que la guerra en Croacia fue iniciada por milicias fascistas financiadas y armadas por Alemania que se rebelaron contra el entonces todavía ejército yugoslavo, defensor de la ley y única constitución legítima. Vukovar fue el punto de inflexión, la gran batalla que necesitaba Tudjman para demostrar al mundo el peligro comunista y recavar apoyos internacionales. Pese a pagar un alto precio en sangre que conocía de antemano. Antes que se produjese la masacre de Vukovar con más de doscientas víctimas mortales y las dantescas imágenes del hospital que dieron la vuelta al mundo; los rebeldes croatas habían acosado y ejecutado a civiles, familiares de militares en los alrededores, así como el bloqueo y ataque contra los cuarteles de Vukovar y un convoy de interposición del JNA que causó una verdadera matanza.

Y sucedió lo que buscaba el nacionalismo croata. Las milicias fascistas atacaron y resistieron hasta el límite con sus mortíferos lanzamisiles y antitanques. El ejército yugoslavo usó armas pesadas contra una ciudad que había sida tomada por un enemigo que creían muy inferior y que nunca pudo tomar hasta arrasarla en un triste final. En los últimos compases de la batalla, cuando algunas tropas de la JNA se desmoralizaron por el agotamiento y la sangre derramada, hicieron acto de presencia los ultranacionalistas serbios. Uno de los mayores errores de la por sí desastrosa operación militar, de un ejército yugoslavo que siempre actuó tarde. Con Arkan como protagonista absoluto o así nos fue mostrado por los medios de comunicación, el resultado final fue la condena unánime y demonización de lo que quedaba de Yugoslavia, y por ende Serbia.El balance final de victimas mortales refuta las tesis croatas, ya que fueron más numerosos los serbios y miembros del Ejército Federal muertos durante la batalla.

No obstante falta uno de los bandos de la guerra. Y fue el principal responsable de la prolongación de ésta y de la pérdida de miles de vidas.Hablamos de los bosnios-musulmanes, de la Armija islamista de Alija Izetebovic.

Este fue el único bando que se enfrentó contra todos (serbios, croatas y musulmanes)y obtuvo un apoyo internacional múltiple, por parte de Estados Unidos, la UE y los países islámicos.La corte del TPIY únicamente ha pronunciado una sentencia favorable al genocidio, y ha sido precisamente por la masacre de Srebrenica acaecida contra los bosnio-musulmanes.Los culpables fueron las fuerzas serbias, que no el estado yugoslavo. La horquilla de víctimas parece ascender cada año, ya que este es uno de los pocos pilares sólidos de la artificiosa patria bosnia.

La prensa bosniomusulmana ha recibido la decisión con consternación, ya que considera tanto a unos como a otros asesinos impenitentes . Si bien a los croatas se les perdona, ya que dan estabilidad a la Federación y a fin de cuentas fueron sus compañeros de armas en los momentos decisivos.Aunque la antigua república yugoslava de Bosnia y Herzegovina no figuraba en la causa, la actualidad nos obliga a hablar de ella.

El único bando "inocente"(los separatistas eslovenos aparte, que rozan la incolumnidad) loados por su sacrificio, su lucha contra el goliath, su imagen modélica asociada con la que han convivido todos estos años los bosniomusulmanes se esta empezando a agrietar y no por la propaganda proserbia.Es la realidad quien se encarga de hacerlo. Y de manos de los actores más insospechados.

El primero ha sido el Vicepresidente de la Federación Bosnio-herzegovina, Mirsad Kebo, que ha declarado haber entregado documentos a la fiscalía que demuestran la participación en crímenes de guerra contra serbobosnios.El mismo dijo como en Vozuca, los muyahidines asesinaron a un numero todavía desconocido de prisioneros de guerra serbios. Y que al menos en uno de los casos, altos cargos del ejército bosnio, hoy con cargos políticos participaron. Uno de ellos es un general retirado, y otro es el portavoz del Senado en el Parlamento que presenciaron la decapitación de uno de aquellos desdichados prisioneros.

Una imagen nauseabunda que se ha adueñado estos últimos tiempos de buena parte de Oriente Medio a causa de la sevicia de los sanguinarios islamistas del Ejército Bosnio que tuvieron sus precedentes en los combatientes islamistas de Bosnia.

La tensión política se ha disparado, y el enfrentamiento entre los dos principales partidos políticos en pugna por el poder ha elevado la crispación. No obstante la situación vivió una escalada cuando el Parlamento se negó a aceptar por el interés común este tema en la agenda parlamentaria.

Obviamente lo que empezó siendo una revelación se intentó llevar al terreno del litigio político bipartidista bosniomusulmán ha sobrepasado ese ámbito para convertirse en un escándalo.Los representantes del partido social-demócrata serbio también pidieron la expulsión del portavoz del parlamento se lamentan que estos actos no son más que la demostración fehaciente que en ByH sólo se investigan crímenes de guerra cuando los culpables son serbobosnios.Los serbobosnios también están divididos ya que el partido demócrata no denuncia ni impugna nada.Los acusados proclaman su inocencia y anteponen su cargo y salario a las para ellos falsificaciones y campañas de descrédito políticas.

A esto hay que sumar las revelaciones del mismo Kebo que habla de suministro de armas químicas por parte del gobierno sirio para ser utilizadas contra los serbios así como material para su posterior fabricación que tuvo su base operativa en Tuzla. La munición de gas venenoso para morteros y artillería fue norma en la Armija bosnia y utilizada ampliamente en aquel y otros frentes.

Pero hay más fisuras en la supuesta democracia bosnia, bastión de lo multiétnico y multicultural. Seis bosnio-musulmanes han sido detenidos esta semana en Estados Unidos acusados de pertenencia a la red de apoyo del ejército islámico a través de la frontera turca. Se encargaban tanto de recaudar dinero y bienes como de enviarlos a los "leones" y hermanos bosnios combatientes así como suministrarles material logístico.Dos de ellos también han sido acusados de conspiración para mutilar y asesinato.Estados Unidos sigue recelando de su pequeño y circunstancial aliado dadas las preocupantes evidencias que van sumándose unas a otras del avance islamista en dicha sociedad.

La propia embajadora estadounidense expone con preocupación como ByH es una fuente de recursos y reclutas para el Ejército Islámico y que es un problema de todos los ciudadanos. En ByH vive una comunidad de más de 3000 seguidores extremistas de las corrientes salafistas y wahabistas que se instalaron durante la guerra.Los Estados Unidos cifran en ciento cincuenta los bosnio-musulmanes que están combatiendo actualmente en Irak y Siria.

Por si estos frentes no fuesen suficientes para un "país" tan pequeño hay otro, ByH dejará de vender armas al gobierno de Kiev, tras la amonestación pública de Rusia y la oposición constante por parte de los órganos de gobierno de la Republica Srpska. Podríamos añadir que la posesión de las fabricas de armas de ByH fue origen de varias de las batallas más importantes de la guerra de yugoslavia en suelo bosnio. La que fue ideada como tierra de provisión y resistencia del movimiento partisano y yugoslavo contra invasiones externas ha terminado siendo una fuente de divisas e influencia política exterior para la causa islamista.


Sobre esta noticia

Autor:
Edug (192 noticias)
Fuente:
yugoslavos.blogspot.com
Visitas:
806
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.