Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

El síndrome disfórico premenstrual

16/05/2017 19:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Por Isabel Valerio Lora

"En todo momento de mi vida hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres y en las cuales se orientan mejor con menos luces".

Gabriel García Márquez.

El síndrome disfórico premenstrual es un trastorno psiconeuroendocrino con parámetros biológicos, psicológicos y sociales, que ocurren más o menos de 5 a 10 días antes de que una mujer comience su ciclo menstrual mensual. Estos síntomas generalmente cesan cuando comienza su periodo o poco después.

El síndrome disfórico premenstrual afecta a entre el 3 y 5% de las mujeres en edad fertirl y suele provocar: mal humor, tensión interna, fatiga, cansancio, falta de energía, tristeza, sentimientos de desesperanza, ansiedad, cambios bruscos del humor, fragilidad emocional, enojo, dificultad en sus relaciones interpersonales, desinterés en las actividades habituales, falta de concentración, cambios en el apetito, somnolencia, insomnio, tensión y dolor mamario, cefalea, aumento de peso y dolores articulares y musculares. Esta alteración puede interferir severamente en las actividades cotidianas de la mujer que lo padece.

Estudios científicos sugieren que la causa del síndrome disfórico premenstrual estaría en los cambios hormonales (alzas y bajas) en los niveles de estrógeno y progesterona, lo que produciría alteraciones bioquímicas en el cerebro, los cuales afectarían a una sustancia llamada serotonina. Sin embargo, aún se desconoce por qué algunas mujeres desarrollan estos trastornos y otras no. Siendo posible, que las pacientes que presentan el síndrome sean más sensibles a las variaciones hormonales.

El síndrome disfórico premenstrual por lo general es tratado por un equipo multidisciplinario, que incluye ginecólogo, endocrinólogo, psicólogo, entre otros.

Desde el punto de vista psicológico, cuando una paciente llega a consulta por causa del síndrome disfórico premenstrual, se le debe ofrecer un tratamiento personalizado, basado en los síntomas que presenta y en cualquier trastorno psicológico añadido.

En las sesiones de psicoterapia, se emplean técnicas de psicoeducación para una mejora de los síntomas físicos a través de pautas de alimentación que incluyen alimentos diuréticos y depurativos, (basados en frutas y vegetales, disminución de los niveles de sal, café, alcohol y azúcar), ejercicios físicos para manejar el edema y el dolor, técnicas de autocontrol emocional para tratar la irritabilidad, métodos de relajación y respiración para la ansiedad y técnicas para manejar el estrés y para mejorar el sueño.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (16001 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
1694
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.