Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alejandra Tor escriba una noticia?

Teatro y actuación, nuestros principios

17/08/2014 19:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Federico Herrero y Nicolás Francisco Herrero, directores de teatro, en su libro: -Actuación. principios-, publicado en el año 1986, se refieren a principios en el arte del actor

Teatro y actuación, nuestros principios

Federico Herrero y Nicolás Francisco Herrero, directores de teatro, en su libro: -Actuación. principios-, publicado en el año 1986, se refieren a principios en el arte del actor.

A continuación conceptos contenidos en el libro citado, desde mi punto de vista.

Los directores e la primera parte del libro definen el propósito del mismo: hemos tratado de indagar en naturaleza del arte del actor y la ciencia de sus procesos mentales e internos.

Les hablaremos del tema.

Sobre todo del trance se puede decir que es tal en relación con diversas cosas.

En el teatro moderno experimental, si el actor hace cosas muy violentas, como si estuviera ausente de espíritu, quiere decir que está en estado de trance.

Los directores afirman: lo que nos interesa es de la relación con la que me ocupo en la práctica, y de lo que me ocupo prácticamente desde hace algunos años es de un programa que se llama teatro del inicio.

Algunas veces les hablaré de ciertas experiencias directas con este trabajo, pero por lo general me referiré a este tema así como a una serie de analogías, para poder analizar su posibilidad práctica.

Federico Herrero en otro instante del libro afirma: y bien, se puede incluso decir que me referiré a las técnicas originales del teatro, las cuales mencionaré a continuación.

Por una parte sí, cuando se trata sobre todo de un cierto tipo de teatro o de un cierto tipo de actor, pero muchas veces no es así, especialmente si se considera el teatro en el sentido occidental del término.

Es decir, como una creación audiovisual, vista desde el exterior o fuera del actor.

Se sabe que existen muchas otras formas a menudo llamadas teatro tradicional.

Por lo tanto, en realidad hablaré de lo que yo llamo las técnicas de los comienzos, es decir, aquellas que aplica el hombre a sí mismo, y es ahí donde surge el problema, por ejemplo, entre lo que es un proceso orgánico y un proceso artificial.

Los directores afirman: también el proceso orgánico está presente en los grandes maestros de la técnica artificial.

Es como si fuera un cierto estado de concentración o, mejor dicho, como un proceso de concentración, una especie de salto que transporta al hombre, un fenómeno energético así como una especie de improvisación interna escondida, basada en el principio de la decisión.Incluso se podría decir que en lugar de un pequeño signo cualquiera, se hace otro pequeño signo que perecería ser una cosa mínima pero que es fundamental.

En las técnicas orgánicas que vemos como un proceso de la vida del hombre, también existe un aspecto artificial que consiste en las articulaciones.

Sólo quiero subrayar que en el proceso orgánico existen aspectos del signo tanto en la articulación como en la escenografía, y que en las técnicas artificiales y las técnicas de signos también existe el aspecto en forma de salto, concentración de la energía y decisión.

En el capítulo cinco los directores se detienen en el rito del vudú: por lo tanto, utilizar esta distinción es algo relativo: más aún si tomamos el rito como el vudú.

El rito del vudú es extremadamente orgánico y más cuando se lleva a cabo realmente.

En el verdadero rito vudú existe dicho aspecto orgánico de forma extremadamente potente, pero también existe el aspecto de lo artificial y el de los signos.

Lo artificial existe incluso desde el inicio del vudú, es decir, antes del principio de la sesión, con todas las reglas del juego bien conocidas por toda la comunidad, así como lo es también de antemano la organización de los acontecimientos.

Esto hace que exista todo un sistema minuciosamente preciso y consciente de signos de parte de todos los participantes.

La diferencia es que, en los ritos primordiales, todo esto se encuentra perfectamente bien codificado y conocido por todos los participantes antes de dar principio.

De hecho, empiezan a conocerlo desde pequeños; se dice que los que hacen vudú golpean los tambores de una forma extremadamente libre, pero lo cierto es que existe una serie de sistemas de distintas escuelas para tocar el tambor, se aplican diferentes ritmos o modos diversos de tocarlo según los distintos ritos, dominando así de manera bien precisa el toque de dicho instrumento.


Sobre esta noticia

Autor:
Alejandra Tor (267 noticias)
Visitas:
345
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.