Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Temperetes en la vida política de Venezuela

28/04/2019 10:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La responsabilidad de establecer orden y justicia es del Estado

 

Venezuela es hoy, causa de inestabilidad internacional, al igual que lo fue Somalia y Afganistán por problemas y situaciones de gobernanzas. Pero, más allá de sus principios políticos, el concepto de Estado fracasado proviene de algunos de sus ciudadanos que son neófitos en sus actividades y funciones republicanas.

El desafío a las leyes de cada región es insultante como autoritaria. Quienes ejercen alguna autoridad en el municipio, pilares en su comunidad o voceros en el más sentido de la palabra, lo que hacen es agredir a los ciudadanos por su ignorancia en cuanto a sus valores sociales y el trabajo comunitario, dando un completo estancamiento a lo conocido por humanismo.

De esta manera, nos encontramos ante un Estado fracasado, sumergido en constantes y futuras amenazas, que es criticado por una cuestión humanitaria y de derechos humanos. Ante la súbita sensación de inseguridad que hay en las urbes y caminos. Donde, los puestos de vigilancia reflejan en sí, la inseguridad misma ante la acción hamponil de los funcionarios allí acantonados. Las requisas son comunes ante un ejecutivo nacional que refleja una imaginación histórica, más no, una realidad.

La responsabilidad de establecer orden y justicia es del Estado y, se construye con ciudadanos formados en una disciplina humanística y de lealtad, para formar riquezas. Así, se formo Europa, toda una franja mediterránea que tiene que ver con nuestro sentir. No somos turcos, menos cubanos. Tenemos que agotar recursos históricos para entender nuestros orígenes.

La legitimidad democrática emana del pueblo

Occidente, debe comprender su crisis de orden estatal y, no fraguar entre aguas inciertas. Porque necesitamos deslindar conflictos internos para ejercer control de la función de gobernanza para ayudar a los débiles a levantarse y servir de base para un proceso global de ejercicio verdaderamente democrático. Un mínimo de personas acaba con nuestro país y, destruyen a Guayana ante los ojos de Occidente, utilizando métodos inusuales de disuasión y contención informativa.

No hay ideas nuevas. Existe una tradición previa con un enfoque sociológico de una realidad y, destaca las normas y asuntos morales para su corrección.  De manera que el tren ejecutivo debe articularse para expresar el sentido de identidad del concepto patria y, no mirarla para asuntos económicos de carácter personal. Estamos frente a un efecto mecanicista de una realidad política ante la teoría de Chester Barnard, 1938, Es evidente que Latinoamérica quiere es democracia, pero, con una verdadera organización de los mercados multilaterales.

 y, no de un presidente que manipula a ese mismo pueblo. La comunidad internacional ha sido clara e en la definición de un Estado- Nación. Por esto, tenemos que tener una expresión moral de la voluntad y las normas constitucionales para darle derechos a la patria en términos internacionales.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1489 noticias)
Visitas:
3627
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.