Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog 20 minutos - Gran-hermano escriba una noticia?

Trepidante resumen de la gala de los bostezos de Gran Hermano 12+1

02/02/2012 23:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sí, es que creo que me van más los palos que las alabanzas. Y como Milá dijo en la gala que felicitaba a 20minutos.es por la crítica a GH (¡Gracias!) que habían hecho y yo me he atribuido el mérito, pues ahora pongo que la última gala fue un coñazo.

En realidad no lo pongo porque sea gilipollas y no me guste que me doren la píldora (que me encanta, dejen sus piropos a la salida, gracias) sino porque muy a mi pesar, la gala se hizo un poco pesadita.

Pero no pesadita de este niño no deja de llorar y me quedan doce horas de vuelo, no, pesada de me han colgado de un árbol y me han atado a los huevos un par de cantos rodaos de a kilo el pedrusco.

La cosa comenzó con Milá amasando al nuevo concursante, el de la puja. Como le gusta a esa mujer amasar músculo, es como un caimán desayunándose una cebra.

El caso es que el amigo Aristides Alonso, que así se llama el chaval iba a tener un recibimiento en la casa como los reos en una mazmorra de la inquisición. Y es que al decirles a los concursantes que iba a entrar alguien que había pagado por la plaza se imaginaron que entraba la Preysler con el chófer y la bandeja de bombones.

Para acabar de hundir al muchacho y que entrara en la casa echando en falta el cianuro, le dijo Milá que tenía una ‘nariz importante‘, lo que en mi pueblo significa que tienes la muerte del loro. O sea, que tienes una gayofa como la proa del Titanic.

Pero el muchacho no se dejó plegar por el desaliento, más que nada porque yo creo que no respira. El muchacho habla como si se le estuvieran a punto de gastar las pilas. Si se pone a charlar con un mono perezoso el que se aburre es el mono.

Sin embargo, parece majo. Como Aristides criaba perros, la Milá le ha encargado que eduque a Torso, que es una fiera corrupia y por su forma de cagar van a acabar llamándole Tordo.

Como no derritieron cubito de hielo que les pusieron, esta semana no tienen presupuesto para la compra, por lo que han empezado a racionar.

El que Peor lo ha llevado es Juan, el cura, que tiene pinta de hacer la comunión poniendo una loncha de chorizo entre dos obleas.

Y sí, definitivamente, la canción esta de María Carrasco que ponen todo el rato dice ‘si la vieras pasar, cada noche eyaculaaaaaaaaaa’. Debe ser un canto a la prosperidad.

Como no es plan de que se coman al perro, que tiene pinta de estar tiernín y al que miran y ven un pollo asado, les dieron la oportunidad de conseguir viandas con una prueba en el pruebódromo (he puesto esa palabra en la RAE y han reventado los servidores de su web).

Se trataba de un circuito de obstáculos en el que habían colgado cosas como jamones, chorizos, patatas… como en una pesadilla de Alfredo Landa en ‘Vente a Alemania, Pepe’.

Fortu, padre de Ariadna, nos confesó en directo que es muy celoso. Sí, amigos, haber sido heavy de los de toda la vida (se me cayó el pelo y no pude ser heavy más) para acabar viendo a este hombre en el plató de GH. A ver con qué cara sale ahora a un concierto de hevatas de los buenos a menear la melena.

Se llevaron a Ariadna, Azucena y Noemí a la sala de preexpulsión, esa que parece el hall de un puticlub de marca blanca, para decirnos poco después que se salvaba la primera Noemí.

Pasan los años e Iván Madrazo me sigue cayendo mal. Estaba en la gala con su tono de sentar cátedra cuando habla, porque ha ganado Gran Hermano. -¿Tú que has hecho en la vida? -Na, tengo un premio Nobel de mierda, no como tú que ganaste GH…

Una vez fuera de la sala Noemí, entró en la sala-lupanar la furgoneta asesina y les puso los ovarios de corbata. El día menos pensado se van de viaje al plató enganchadas en los ejes traseros de la ‘fragoneta’.

A los que estaban en la casa les dieron 44 minutos para que uno por uno hicieran el recorrido del circuito y cogieran los alimentos. 44 minutos. ¿Por qué no les dieron ya que estaban seis años y un asistente personal para cada uno? Por el amor de Dios, en ese tiempo te da tiempo a alicatar la pirámide de Keops.

Y claro lo cogieron todo: un jamón, un salmón de metro de largo enterito, patatas, aceite, plátanos, chorizos, golosinas… lo normal que hay por la jungla.

El único que lo pasó mal fue Juan, que está criado de más. Estuvo a punto de darse una hostia como no la ha dado él en años de sacerdocio. Tiene el jodío una forma física como para cruzarse la selva para evangelizar. A este hombre lo mandan a La Misión y en lugar de tirarle por la catarata atado a una cruz, lo atan a un espetón y se lo comen.

¡¡Y SE FUE A LA CALLE AZUCENA!!

Las dos nominadas se abrazaron como si fuera a fusilar a una y se dieron consejos a miles por segundo entre lágrimas y sorbidas de mocos. Azucena ha salido por el 71, 2% de los votos.

Un detalle: Me pareció una crueldad con los animales que pusieran un vídeo del cachorro con una canción de Pitingo de fondo.

Milá, que es muy de consolar, durante la entrevista a Azucena le dijo que no le gusta mucho que vaya de víctima. Hala, con dos cojones Milá, hundiendo a la recién expulsada en la mierda. Me faltó que sacara el látigo de púas y la dejara sin piel en la espalda. Se está hablandando.

Milá entrevistó a una de las conductoras que llevó a los concursantes la semana pasada a Guadalix. Menos mal que no les paró la Guardia Civil. A partir de ahora será la excusa estándar cuando te pare la Benemérita: Mire agente es que estoy llevando a uno de Gran Hermano...

Aristides entró en la casa por el confe, donde le esperaba la perrita, a la que trató con mucho cariño. Es más, por un momento pensé que la iba a montar allí mismo, con tanto beso y abrazo…

Pero no, porque entró Pepe y rompió el ambiente. Bueno, más o menos, porque Pepe tampoco es que sea muy temperamental

El chaval tuvo que explicar su historia de que se ha gastado los ahorros del piso medio millón de veces, ante preguntas como la de Noemí, que sin haberse presentado le dijo ‘¿Tú cuánto dinero tienes?’.

Me mosqueó que al regreso de Ariadna a la casa, tras haberse salvado de la expulsión, Juan le preguntara si durante la gala se conecta mucho con la casa. ¿Qué tipo de pregunta es esa? Pues de alguien preocupado por cosas poco claras.

Y así acabó la cosa, amigos.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog 20 minutos - Gran-hermano (660 noticias)
Fuente:
blogs.20minutos.es
Visitas:
1950
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.