Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

Trump y la OMC: Es hora de deshacerse de los burócratas del «libre» comercio mundial

4
- +
15/11/2019 03:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageUn artículo publicado en octubre por Chad Bown y Douglas Irwin (este último uno de los defensores más consistentes y efectivos del libre comercio en la academia) proporciona una visión bastante decepcionante del ideal del libre comercio en los círculos académicos. Su discusión pone de relieve la confusión (o tal vez la hipocresía) que rodea a estos debates en la actualidad. El reciente artículo, publicado en Foreign Affairs (2019), se basa en un informe de políticas del Instituto Peterson de 2018 de los mismos autores. Ambas contribuciones discuten los efectos del enfoque de Trump sobre el comercio, de la posible retirada de Estados Unidos de la OMC y del nacionalismo económico general de Trump, y son una muestra decepcionante de suposiciones erróneas y de una gran cantidad de maniobras.

En el informe de políticas, Bown e Irwin (2018, 2) basan su análisis de los efectos de la salida de Estados Unidos del sistema de la OMC en la siguiente declaración: «Por lo tanto, tendría sentido retirarse [de la OMC] sólo si los Estados Unidos tenían la intención de aumentar los aranceles contra los países». Si bien es probable que esto sea cierto en este caso en particular, la declaración pretende hacer la observación más general de que el libre comercio sólo puede lograrse dentro de un sistema de comercio multilateral. Ya hemos debatido esta cuestión en numerosas ocasiones y hemos demostrado que el sistema de negociación de la OMC ha sido muy ineficaz y, de hecho, perjudicial para el comercio mundial. De hecho, casi el 70% de la liberalización general del comercio desde la década de los ochenta ha sido unilateral (Sally 2008, 151 ), y los estudios muestran que la reducción unilateral de las barreras comerciales puede en realidad engendrar una liberalización recíproca mucho mayor que las negociaciones multilaterales o bilaterales (Bhagwati 2002 ).

Bown y Douglas siguen su argumento anterior con la advertencia de que «[la administración Trump] ha tomado medidas deliberadas para debilitar a la OMC, algunas de las cuales dañarán permanentemente el sistema de comercio multilateral» (Bown e Irwin, 2019, 125). Personalmente, no dudo que este es el juego largo de Trump, ya que su administración piensa que tal resultado demostrará su coraje y determinación en asuntos exteriores. Sin embargo, uno se pregunta qué queda por hacer para perjudicar a la OMC. ¿A qué se aferran Bown e Irwin?

El primer aspecto sorprendente por el que parecen estar convencidos es la delgada capa de propaganda que cubre el compromiso del gobierno de los Estados Unidos con el libre comercio. Esto es inesperado para Irwin, cuyos dos libros más vendidos (Free Trade Under Fire y Against the Tide) hacen un trabajo brillante para desenmascarar los verdaderos efectos y las verdaderas razones por las que los gobiernos han atacado el libre comercio durante siglos. Sin embargo, los autores se oponen a Trump utilizando abiertamente el comercio como arma si es posible y sin preocuparse por los consiguientes efectos económicos. Bown e Irwin (2019, 127) se sorprenden al escuchar que «la administración Trump recientemente se puso de pie junto a Rusia para argumentar que la mera invocación de la seguridad nacional es suficiente para derrotar cualquier desafío de la OMC a una barrera comercial». Y agregan: «Esto va en contra de 75 años de práctica, así como de lo que los negociadores estadounidenses argumentaron cuando crearon el sistema de comercio mundial en la década de los cuarenta».

La propia investigación de Irwin de antes de la era Trump (por ejemplo, Peddling Protectionism) muestra que «los años de práctica» y las promesas hechas por Estados Unidos desde 1940 no representaban un marco de principios que guiara la política comercial del gobierno, sino simplemente un cálculo pragmático de la forma en que Estados Unidos podría manipular el comercio mundial con mayor facilidad. La opinión de Trump es que ahora se puede hacer directamente desde el Despacho Oval. En cualquier caso, la meta de todas las administraciones de Estados Unidos nunca ha sido el libre comercio, ni «guiar con el ejemplo», sino gestionar el comercio en beneficio de sus grupos de interés particulares y de objetivos políticos más amplios. El por qué Bown e Irwin están desconcertados por esto es desconcertante para mí a su vez, y bastante decepcionante.

Más sobre

En segundo lugar, siguen considerando el sistema de solución de diferencias de la OMC como un foro en el que «los países grandes y pequeños, ricos y pobres, han confiado para evitar que las escaramuzas comerciales se conviertan en guerras comerciales». Si bien la solución de controversias «no es perfecta» (2009, 131), puede ser salvada. Sin embargo, montañas de pruebas apuntan a una solución de diferencias en la OMC que se ha utilizado precisamente para infligir más daño del que habría producido una simple escaramuza comercial. Algunos han sugerido que a través de este sistema, la falta de cooperación de China con la OMC puede ser castigada con aranceles de represalia legítimos y aprobados por la OMC. Sin embargo, la semana pasada Pekín comenzó a «buscar 2.400 millones de dólares en represalias contra Washington por el incumplimiento de una decisión de la OMC en una disputa arancelaria contra los EE.UU. que se remonta a la era Obama» (Forbes, 22 de octubre ). Un sistema administrado por los gobiernos para resolver los problemas creados por el gobierno en el comercio mundial nunca tuvo ninguna posibilidad de ser eficaz; tampoco tenía la intención de hacer otra cosa que no fuera proporcionar otra palanca para las medidas proteccionistas.

Las ilusiones de Bown e Irwin se vuelven insoportables cuando lamentan el hecho de que a través de los aranceles sobre el acero de Trump, «la administración puso en peligro el bienestar de 3, 2 millones de agricultores estadounidenses para ayudar a 140.000 trabajadores siderúrgicos estadounidenses» (Bown e Irwin 2019, 128). Esto también es cierto, pero ¿no podríamos reescribir todas las políticas comerciales, salvo el libre comercio sin trabas, exactamente en esos términos? Todos los acuerdos comerciales multilaterales, firmados especialmente desde el comienzo de la Ronda de Doha, dieron lugar a un aumento del bienestar de un grupo selecto de productores, al tiempo que ponían barreras no arancelarias a una gran cantidad de otros participantes en el mercado. Cada vez que un gobierno interfiere en el comercio mundial (o en la economía nacional), disminuye el bienestar de un grupo de la población en beneficio de un pequeño grupo de interés.

Por último, los dos autores sostienen que los déficits comerciales y la pérdida de ciertas industrias, cuestiones clave que preocupan a Trump, tienen poco que ver con acuerdos comerciales específicos y más con alguna causa económica subyacente. Siguen siendo vagas en este punto, pero, a pesar de todo, su propuesta es mantener los acuerdos comerciales, temiendo, si no, «sustituir las fuerzas del mercado por la intervención del gobierno» (2019, 130). También recomiendan que se aborden a nivel nacional las causas subyacentes de esos resultados. ¿Cómo? Por supuesto, sustituyendo las fuerzas del mercado interno por la intervención del Estado. La incoherencia de sus argumentos es más evidente en este caso.

Como lector decepcionado, encuentro que sólo puedo exclamar: ¡Dejemos que la OMC y todos sus acuerdos se vayan ya! No podemos salvar algo que se construyó roto. Y es hora de dejar de jadear y sacudir la cabeza con incredulidad cuando un presidente u otro hace algo vergonzoso cuando se trata del libre comercio. Hablemos, en cambio, de nuestra única salida: ¿cómo mantenemos a los gobiernos fuera del comercio mundial?

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (1673 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
62
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.