Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Castillo Alejandro escriba una noticia?

Un mar de palabras

16
- +
21/01/2020 16:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Vivimos en un mar de palabras, es imposible no comunicarnos. Lo hacemos de muchas formas, aun sin decir una sola de ellas, sin embargo, el uso del lenguaje hablado, y nuestro vocabulario, es único de nuestra especie. Veamos

 

Enriqueciendo nuestro vocabulario

Así se denominaba a la sección de una popular revista (Selecciones) que en la década del noventa circulaba por mi hogar. En una de esas columnas, el editor le daba mucha importancia a la etimología (definiciones) de las palabras y conceptos, y además reforzaba la idea de que tenemos que memorizar todo lo más que podamos, esas definiciones.

En esta nota veras la importancia que tiene el lenguaje en nuestra sociedad y como diversas corrientes se hacen eco de ello. Si quieres potenciar tu capacidad y así amplificar las habilidades tanto, lingüísticas, de comprensión y comunicación, puedes hacerlo a través de la web, aquí solo analizo a grandes rasgos de lo que he mencionado anteriormente, para estimularte a ello.

Sería razonable concluir que tendrían sobradas razones los autores de esa revista para estimularnos, a la importancia de enriquecer nuestro vocabulario. ¿Porque? Veamos.

 

Una mirada sobre algunas corrientes actuales y su respectiva opinión sobre el lenguaje y su uso, pueden darnos un mayor discernimiento sobre la importancia de seguir puliendo el nuestro. Veamos un Ejemplo: La PNL {Programación Neurolingüística} Afirma lo siguiente sobre la lingüística, a saber: Todo nuestro sistema neurológico se ve implicado en este proceso, toda la información llega a nuestro cerebro a través de la lingüística, hablada o no hablada. Y aquí lo más notable es que usted no necesita hablar, cuando piensa, está haciendo uso de patrones del lenguaje, puede pensar en silencio. Si piensa, por ejemplo: tengo- que- tomar-agua. {utilizo la palabra tengo-utilizo la palabra que- utilizo la palabra tomar-agua} y todo este modelo es sujeto de un análisis, presente, futuro, pretérito, gramaticalmente. esta premisa denota la idea de que, No se puede pensar sin hacer uso del lenguaje. Luego quedará por analizar, con poca certeza, claro está, la cuestión de que nació primero, si el lenguaje o el pensamiento (discierna el lector). Lo cierto es que están muy ligados. Esta corriente también advierte que un lenguaje pobre es un pensamiento pobre.

La práctica de aprender nuevas palabras, su etimología, sus definiciones, sus acepciones, conceptos, conjugar los verbos, etc.… ampliará notablemente su estructura pensante, creando nuevas conexiones, nuevas redes neuronales y por ende nuevas ideas, nuevas soluciones y una vez que la mente es ampliada por una idea nueva, (.......) ¡exacto! Jamás vuelve a su tamaño original.

La buena palabra imparte ánimo

Otra corriente de este siglo que pone al lenguaje en una posición excelsa, es la Física cuántica. Quien afirma que las cosas obedecen las palabras, que el lenguaje tiene un alto poder vibratorio y que su efecto Incide en todo lo que alcanza, para bien o para mal. Con sus con numerosos experimentos, uno es el efecto de la doble rendija, el átomo y el observador, los científicos cuánticos han demostrado cómo el observador modifica lo que ve.

Otra corriente que apela al poder mágico de las palabras es la denominada inteligencia bioenergética, esta, a su vez concluye que un buen uso del lenguaje, modifica nuestro campo, un patrón de lenguaje interno, elevado, que gestione de manera inteligente nuestras emociones, alcanzando cierta coherencia, puede modificar nuestras células, aún reprogramar nuestro ADN, equilibrando toda la energía, que es generada por la percepción correcta del entorno y la interacción con las palabras.

Por otro lado, también el Psicoanálisis se hace eco del lenguaje, dando, y haciendo pleno uso de las palabras, afirmando así; que, no es el sujeto el que hace uso del lenguaje, sino que es el lenguaje que hace uso del sujeto, para decir otra cosa diferente de la que él quiere decir. Hasta aquí y para no explayarnos demasiado, resaltamos algunos aspectos significativos, sobre este inmenso mar de palabras en el cual nadamos diariamente, Vocabulario, lenguaje y palabras, podrían ser un asunto trivial para muchos, e incluso significar lo mismo, para otros en tanto, una fuente de sabiduría, y poder creador, bendecir o maldecir, es un asunto personal, que no escatima consecuencias. Las palabras, en “buena medida” crean la realidad. Son más que, instrumentos poderosos de comunicación.

El buen uso del vocabulario demuestra respeto al mensaje que comunicamos y dice mucho sobre nuestra actitud con relación a las personas a quienes hablamos.

Influyen en cómo estas responden a lo que decimos.

No se puede pensar sin hacer uso del lenguaje

La buena palabra imparte ánimo.

Siempre habrá razones para enriquecer nuestro vocabulario


Sobre esta noticia

Autor:
Castillo Alejandro (18 noticias)
Visitas:
191
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.