Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ecoliberal escriba una noticia?

Para ser útiles, los datos necesitan teoría

8
- +
10/01/2020 03:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imagePara la mayoría de los llamados economistas prácticos, la información relativa al estado de una economía se deriva de los datos. Por lo tanto, si una estadística económica como el producto interior bruto real o la producción industrial muestra un aumento visible, se considera que es indicativa de un fortalecimiento de la economía. Por el contrario, se considera que un descenso de la tasa de crecimiento se debilita. Parece que al mirar los datos se pueden determinar las condiciones económicas. ¿Es este el caso, sin embargo? Los llamados datos que los analistas están mirando son una muestra de información histórica.

Pero de acuerdo con Ludwig von Mises en La acción humana,

La historia no puede enseñarnos ninguna regla, principio o ley general. No hay medios para abstraer de una experiencia histórica a posteriori ninguna teoría o teorema sobre la conducta y las políticas humanas.

En The Ultimate Foundation of Economic Science, Mises se extiende sobre esto, afirmando que

Lo que podemos «observar» es siempre sólo fenómenos complejos. Lo que la historia económica, la observación o la experiencia nos pueden decir son hechos como estos: durante un período definido del pasado el minero John en las minas de carbón de la compañía X en el pueblo de Y ganó p dólares por un día de trabajo de n horas. No hay manera de que la recopilación de tales datos y otros similares conduzca a una teoría sobre los factores que determinan la altura de los salarios.

Además,

El historiador no deja simplemente que los acontecimientos hablen por sí mismos. Los ordena desde el aspecto de las ideas que subyacen a la formación de las nociones generales que utiliza en su presentación. No informa de los hechos tal y como ocurrieron, sino sólo de los hechos relevantes.

La importancia de definir el objeto de la investigación

La clave en el análisis de datos es establecer el sujeto de la investigación. Una vez establecido el sujeto, el siguiente paso es definir el sujeto. El propósito de la definición es determinar los factores clave que determinan el objeto de la investigación.

Para formar una definición es útil retroceder lo más posible hasta el punto en que surgió una cosa en particular. Por ejemplo, al analizar la oferta de dinero, volveríamos al punto en el que una mercancía en particular comenzó a asumir el papel de dinero. En el caso del dinero, uno descubriría que la gente introdujo el dinero para promover el comercio de bienes. Un producto que fue seleccionado como dinero permitió el intercambio más eficiente.

Al establecer que el dinero es el medio de intercambio podemos inferir que las personas están pagando por un bien en términos de otros bienes con la ayuda del dinero. Pero sin definir el dinero, no es posible decir nada significativo sobre él y su papel en los asuntos humanos.

Ahora bien, cuando un analista da la alarma por un fuerte aumento de la oferta monetaria, lo que desencadena esta alarma no es sólo un aumento de la oferta monetaria como tal, sino el conocimiento de que el aumento pondrá en marcha un intercambio de nada por algo. Esto a su vez resultará en el desvío de la riqueza real de los generadores de riqueza a los poseedores del dinero recién creado. Siguiendo la definición de que el precio de un bien es la cantidad de dinero por bien, es probable que el analista infiera que un aumento en la oferta de dinero, en igualdad de condiciones, resultará en más dinero gastado por bien (es decir, los precios de los bienes van a aumentar).

La definición de dinero como medio de cambio nos permite establecer que una vez que se inyecta, siempre hay receptores tempranos y tardíos de dinero. También podemos establecer que una vez inyectado, es probable que el dinero sea empleado por algún individuo para intercambiar por los bienes y servicios de otro individuo.

Esto nos permite notar que hay un lapso de tiempo antes de que la unidad de dinero llegue al tercer individuo y así sucesivamente. Esto, a su vez, puede ayudarnos a inferir que, como resultado del desfase temporal y de la definición de precio como la cantidad de dinero por bien, es probable que un cambio en la oferta monetaria tenga un efecto retardado en los precios de los bienes en varios mercados.

Según Mises en The Ultimate Foundation of Economic Science,

Los datos de la historia no serían más que una torpe acumulación de sucesos desconectados, un montón de confusión, si no pudieran ser aclarados, ordenados e interpretados por el conocimiento praxeológico sistemático.

Podemos concluir que sin un marco teórico los datos no pueden decirnos las condiciones de la economía. No puede decirnos si los datos sobre el fuerte PIB se deben a la expansión de la riqueza o a la erosión del proceso de generación de riqueza.

Pero una vez que determinemos que las políticas monetarias laxas de los bancos centrales están detrás de las llamadas condiciones económicas fuertes, podemos deducir que esas políticas van a debilitar el proceso de generación de riqueza usando nuestra definición de dinero. Podríamos entonces concluir que una política monetaria relajada será una mala noticia para el bienestar de los individuos en los próximos meses.

¿Son las metáforas útiles para entender una economía?

Algunos comentaristas emplean varias metáforas para dar sentido a los datos. Por ejemplo, el valor de varias transacciones se agrupa bajo la etiqueta «la economía», que a su vez se considera que sigue una trayectoria similar a la de una nave espacial.

Más sobre

Si la economía (es decir, la nave espacial) se desvía de la trayectoria que los economistas de los bancos centrales establecieron como ideal, entonces es el papel de los responsables de la toma de decisiones del banco central introducir las políticas necesarias para que vuelva a la trayectoria deseada.

La información sobre la trayectoria actual y su desviación del ideal se obtiene evaluando datos como el PIB, la producción industrial, el índice de precios al consumo, la tasa de desempleo, etc.

Obsérvese que la teoría que emplean las autoridades se deriva de la visión de que la economía es similar a una nave espacial y debería seguir una trayectoria establecida por las autoridades del banco central.

Por otra parte, una definición estricta de la oferta monetaria puede ayudar a aclarar que los aumentos de la oferta monetaria por parte de las autoridades centrales pueden socavar el proceso de formación de la riqueza. Al tratar de alcanzar su objetivo, las políticas de los bancos centrales van a socavar la vida y el bienestar de varios individuos en un país determinado.

Por lo tanto, las metáforas que se apartan de la definición válida del sujeto de investigación pueden de hecho ser perjudiciales para el bienestar de los individuos, creando conceptos erróneos que afectan a los responsables de las políticas que tratan de dar sentido a los datos.

Sugerimos que, independientemente de la sofisticación de las herramientas empleadas en el análisis de los datos, si las definiciones empleadas son erróneas, los resultados del análisis de los datos serán engañosos.

El enfoque popular de crear una hipótesis y luego probarla por medio de varias herramientas sofisticadas no es diferente de la tortura de datos para probar el caso ? torturar los datos hasta que «confiesen».

Por ejemplo, un analista especula que un perro ladrando podría ser útil para verificar el fenómeno de los ciclos de auge y declive. Si un perro ladra cuatro veces, es un indicio de que se avecina un auge económico. Si ladra dos veces, es indicativo de un declive económico.

Mediante sofisticados métodos estadísticos y matemáticos, el analista logra probar la hipótesis. ¿Deberíamos tomarnos en serio estos resultados?

Aunque suene ridículo, el famoso economista Milton Friedman utilizó una analogía de cuerdas de guitarra para explicar los ciclos de auge y declive. Si se empuja el hilo con fuerza hacia abajo, es probable que suba con fuerza una vez que se elimine la presión hacia abajo. Basándose en esto, Friedman concluyó que a un fuerte declive económico le va a seguir un fuerte auge económico.1 Varios estudios que emplearon herramientas matemáticas sofisticadas apoyaron esta hipótesis, que va en contra de la teoría del ciclo económico de Mises, en la que un declive sigue a un auge previo.

Esto es lo que se puede conseguir una vez que la necesidad de establecer una teoría rigurosa se reemplaza con el marco (sugerido por Milton Friedman) de que todo vale siempre y cuando se pueda hacer coincidir la hipótesis con los datos. Sobre esto escribió Friedman,

El objetivo final de una ciencia positiva es el desarrollo de una teoría o hipótesis que produzca predicciones válidas y significativas (es decir, no truísticas) sobre los fenómenos que aún no se han observado.2

Además, según Friedman,

La pregunta relevante que hay que hacerse sobre los supuestos de una teoría no es si son descriptivamente realistas, ya que nunca lo son, sino si son lo suficientemente buenos para el propósito en cuestión. Y esta pregunta sólo puede ser respondida viendo si la teoría funciona, lo que significa si produce predicciones suficientemente precisas.3

A falta de un marco de trabajo bien pensado, la teoría de Friedman de un ciclo de auge y declive es tan ridícula como la teoría del ladrido del perro, y ningún marco de trabajo matemático sofisticado va a hacerla válida. Lo que le falta a la teoría de Friedman es una definición válida de un ciclo de auge y declive y lo que lo provoca.

Fuente.

1.Milton Friedman, «The 'Plucking Model' of Business Fluctuations Revisited», Economic Inquiry, 31 (1993): 171-77.

2.Milton Friedman, Essays in Positive Economics (Chicago: University of Chicago Press, 1953).

3.Friedman, ibid.


Sobre esta noticia

Autor:
Ecoliberal (2049 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
86
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Economistas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.