Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

Veo gente

15
- +
20/05/2020 22:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pero no como la otra gente, mucha; pero mucha gente y todos salen con sus bolsos

Caminan por la carretera en una noche sin luna, sin estrellas. No hay nadie en la carretera, solo esa gente que camina con sus bolsos. Sueñan con llegar algún lugar pero miran sin ojos. No les atemoriza la oscuridad aunque la noche se torna más oscura a medida que avanzan casi sin destino.

Buscan un lugar donde apoyar sus bolsos, pero en la carretera solo se puede caminar, ni aún se puede retroceder porque la multitud es muy grande. Y el camino es hacia algún lugar aunque nadie sabe a ciencia cierta a donde conduce la carretera.

Atrás el mal, solo eso saben. En sus bolsos llevan esas cosas, las últimas que lograron sacar cuando dieron la voz de alarma, algunas cosas que quedaron por la mitad como ser un cepillo de dientes sin la pasta dental o una media de un color y otra impar. Solo saben que llevan sus mochilas como un sentimiento de pertenencia. Siquiera saben si algunas de esas cosas las volverán a usar o quedaran simplemente en sus bolsos.

Atrás quedó el mal, solo eso saben, aunque adelante la noche es negra, ya ni siquiera se divisa la carretera, es más. Siquiera saben si están caminando por una carretera.

Solo saben que por momentos alguien los empuja, alguno de la multitud que necesita espacio, y se comporta como un recién llegado.

Allí no existe jerarquías, ni antigüedad, ni privilegios, solo son los que caminan por la carretera. Nadie manda, no hay capitán. Solo la noche los conduce algún lugar y atrás quedó el gran mal. Nadie tiene riquezas, ni dinero ni posesiones, solo aquel bolso a medio completar, algunas fotos borrosas de algún ser querido. Y un sueño, un lugar que hubiesen querido visitar. Una playa. Algún lugar turístico nuevo por conocer. Ese deseo aún estaba en algunos aunque muy borroso. Pero no, era esta carretera sucia donde ya a esta altura de esa larga noche aparecían baches donde muchos tropezaban y caían.

Nadie alcanzaba a tocar el suelo, porque eran tantos que otros los empujaban y seguían caminando aunque a tientas. Todo el tiempo alguien los empujaba, no podían saber porque rodaban, pero siempre terminaban en la carretera.

A lo lejos, pero muy lejos se divisaba un cartel, aunque ninguno de ellos podía leerlo. Estaba escrito en todos los idiomas y parecía de bienvenida. El cartel decía: "Estos son los que quedaron sin camas, y sin respiradores, la noche de la gran matanza del covi-19".

 

Carlos Polleé

  


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (751 noticias)
Visitas:
160
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.