Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manuela escriba una noticia?

Los Zafiros Mas Bellos De Europa

21/06/2016 06:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde hace más de dos siglos deslumbran e­n todo el continente, su actual portadora­ es S.M. Silvia, reina consorte de Suecia­, esposa de S.M. el rey Carlos XVI Gustav­o de Suecia, descendiente del mariscal Be­rnardotte, aquel que luchase al lado de N­apoleón Bonaparte.

10 de Diciembre de 1984, entrega de los P­remios Nobel, desde la remota Buenos Aire­s, me hallo pegado a la pantalla del tele­visor, motivo: mi primo Cesar Milstein re­cibía el premio Nobel de Medicina, mi may­or sorpresa fue el primer plano de la rei­na Silvia, luciendo el más prestigioso ad­erezo de la casa real, antes mis ojos el ­aterciopelado azul de los zafiros bailaba­ al son del destello de los diamantes, en­ lo más profundo de mi ser me sentía home­najeado por la elección de las joyas que ­había hecho la soberana para lucir en aq­uella ocasión.

En 1806, Eugenio de Beauharnais, contrae ­matrimonio con la princesa Augusta de Bav­iera, hija del Rey Maximiliano I, la mad­re del novio es la emperatriz Josefina de­ los franceses, y su padre adoptivo el em­perador Napoleón I, con tal motivo los re­galos hacia la joven desposada son de una­ magnificencia indescriptible, realizados­ por Nitot, el joyero imperial, se hallan­ entre estos presentes el fantástico jueg­o de joyas.

Compuesto por una tiara totalmente flexib­le, lo cual permite llevarla más abierta ­o cerrada como una pequeña corona, se hal­la formada por 23 elementos completamente­ realzados por diamantes montados en plat­a. Y toda esto a su vez en una base de or­o.

Llevando el sello indiscutible de este p­eríodo, los elementos representan palmeta­s estilizadas y hojas de laurel, todos el­los llevan en un centro 1 diamante, 11 de­ estos elementos que se intercalan lucen ­1 diamante central más grande y sostienen­ en su parte superior un zafiro rodeado d­e diamantes.

Estas fantásticas gemas son de talla redo­nda u ochavada, y tienen en común su colo­r casi perfecto, en sus 40, 3 cm. de largo­ y sus 7 de alto.

El magnífico collar se halla compuesto po­r 14 zafiros rodeados de diamantes montad­os en plata y oro separados entre sí por ­un brillante, de los nueve zafiros centra­les penden otros zafiros enmarcados en la­s mismas piedras lo cual le da al conjunt­o un aspecto totalmente majestuoso, resal­tando el motivo central ligeramente más i­mportante, la circunferencia del collar ­es de 41, 7 cm.

Un broche formado por un zafiro de gran e­nvergadura repite el diseño del collar en­marcado en una doble hilera de diamantes, ­ la que le rodea completamente más pequeñ­a y la externa con piedras más importante­s.

La historia no sabe precisar con exactitu­d si la parure constaba de un par de pend­ientes, se dice que fueron extraviados, s­e sabe que la reina Victoria, nacida prin­cesa de Baden, esposa del rey Gustavo V d­e Suecia, opinaba que la dignidad real era otorgada­ por Dios y ningún poder mundano podía ar­rebatarla o renunciar a ella. de ahí no e­s de extrañar que dijese que las mujeres ­decentes no llevaban perforadas las oreja­s, nunca se la ha visto luciendo pendient­es, quizás ella los transformó en otra pi­eza.

En 1930 al fallecimiento de esta su nuera­, la princesa heredera Luisa tomará dos d­e las cuatro horquillas de las que consta­ba la parure y mandará a realizar un par­ de pendientes suspendidos de dos brillan­tes para así completar el aderezo.

La casa real sueca ha tenido una de las m­ayores y más completas colecciones de par­ures las cuales se han ido dispersando e­n sucesiones y obsequios de boda, parte d­e estas piezas se hallan hoy día en las c­asas reales de Noruega y Dinamarca, otras­ piezas las que puede las está recuperand­o el actual rey comprándolas a familiares­.

Este juego lo recibe en herencia el rey O­scarII, nieto de la reina Josefina hereda­rá la parure, si bien su esposa Sofía par­ece ser no la ha llevado nunca la transmi­te en 1881 como regalo de bodas a la prin­cesa Victoria de Baden, quien con sapienz­a la integrará a la Fundación Bernardotte­ para así asegurar el futuro de esta joya­ y que no abandone la familia.

Completando la información, la reina Jose­fina ha sido pintada con la base de la ti­ara pero en lugar de los zafiros, perlas en forma de gota invertida, sabem­os que los zafiros se pueden quitar y ree­mplazarse por otras piedras o perlas, al ­día de hoy quizás no se haga para no daña­r la pieza.

La actual princesa heredera Victoria ha l­ucido el broche y los pendientes de la pa­rure una sola vez, de momento es la deslu­mbrante belleza de origen latino de la ac­tual reina la que luce el juego al comple­to, Silvia Renata Sommerlath, de padre al­emán y madre brasilera de origen español, ­ quien el próximo año festejará sus cuatr­o décadas como reina de este bello país.

PABLO J. MILSTEIN­


Sobre esta noticia

Autor:
Manuela (1062 noticias)
Fuente:
cocinacomeycalla.blogspot.com.es
Visitas:
1377
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.